La gastronomía española es una de las mejor valoradas en el mundo y atesora un gran prestigio en esas elaboraciones y productos que aúnan sabor y una cocina saludable. Todos ellos tienen un elemento en común: los ingredientes de calidad que se emplean. Jamón, queso, carnes, vinos, aceite de oliva… Son muchos los alimentos que destacan en el territorio nacional, pero si hay unos que realmente son un sinónimo de garantía y primer nivel son aquellos con el sello Denominación de Origen.

Los alimentos con esta marca garantizan un producto de calidad, producido con unas características propias y únicas en un ámbito geográfico delimitado que está protegido por España y la Unión Europea. Entre estos máximos exponentes de la gastronomía española hay algunos que destacan por ser muy famosos y reputados y en Alimente los recopilamos.

Vinos

Uno de los tipos de productos con denominación de origen más destacados en España son los vinos. Los tenemos en una amplia variedad en todo tipo de formatos y sabores y son algunos de los mejor valorados del mundo. Así, en esta familia encontramos vinos tan apreciados como los de Rioja, Rueda, Ribera del Duero, Jerez o el Albariño de las Rias Baixas, entre muchos otros tan recurrentes para acompañar aperitivos y comidas o el típico cava espumoso que se utiliza en multitud de celebraciones.

En España, según el estudio que realizó en 2017 la consultora Nielsen, Rioja es el más vendido, con una cuota de mercado del 33,1%. Tras estos, Ribera del Duero y Rueda ocupan el segundo y el tercer lugar con un 10,9 y un 10,5% de las ventas respectivamente. Los más exitosos, sin duda, del territorio nacional.

Barriles de vino.
Barriles de vino.

Carnes

Las carnes tienen un gran protagonismo en la gastronomía española. Sin ir más lejos, el producto estrella es el jamón, un alimento que en pocos lugares se puede encontrar con la calidad y los usos que aquí le damos. Los jamones que gozan de la denominación de origen son unos auténticos manjares apreciados por propios y extraños. Entre los serranos, aquellos que provienen de cerdos blancos, encontramos dos de esta marca: el de Trevélez y el de Teruel.

Es en los ibéricos en los que España brilla con esta raza exclusiva del país y con una carne más grasienta y jugosa gracias a ello. Aquí encontramos las denominaciones de origen Guijuelo (proveniente de Castillo y León), Dehesa de Extremadura (de la región homónima), Jabugo (de Huelva) y Los Pedroches (de Córdoba).

Más allá del jamón, otras carnes destacadas son la ternera de Ávila o la gallega, el cordero manchego, el lechazo de Castilla-León, el ternasco de Aragón, el pollo y capón del Prat o la carne de morucha de Salamanca. Todas estas son algunas de las más jugosas y de mejor calidad que se emplean en la gastronomía nacional.

Una ternera gallega.
Una ternera gallega.

Quesos

Si hay un tipo de alimento que forma parte del espectro gastronómico de España y se consume de multitud de maneras, ese es el queso. Lo comemos solo, como aperitivo, en montaditos, con una copa de vino, en salsas, en ensaladas, rallado… Y para ello, los que tienen denominación de origen son de los más destacados por las particularidades que poseen cada uno de ellos.

El máximo referente es el manchego, el más famoso del país y con un gran éxito en otras naciones. Prueba de ello son los datos emitidos por la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego sobre el año 2015, en el que se produjeron 14,5 millones de kg de dicho queso, siendo 5,8 destinados al interior y 8,7 millones al mercado exterior. Pero también hay otros tan apreciados como el cabrales de Asturias, un azul intenso que aporta sabor como pocos, el idiazábal del País Vasco, el tetilla de Galicia o la cremosa torta del Casar de Extremadura.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aceites de oliva

El oro líquido tan preciado en España y que acompaña a tantas comidas y recetas como parte de su elaboración y como un ingrediente fundamental de las mismas. El aceite de oliva virgen extra se encuentra entre los alimentos mejor valorados dentro y fuera del país. Entre estos encontramos una amplia variedad de denominaciones de origen a lo largo y ancho del territorio nacional, siendo Andalucía donde más hay. Antequera, Baena, Estepa, Lucena, Priego de Córdoba, Sierra de Cádiz o Montes de Granada son algunos de ellos. No obstante, también pueden encontrarse en Extremadura, Toledo, Guadalajara, La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y en las Islas Baleares.

Vino, jamón, aceite de oliva, queso... Los alimentos preferidos en nuestro país también lo son en el extranjero

De hecho, los aceites de oliva de la denominación Priego de Córdoba se encuentran entre los mejores del mundo, como el de la marca Almazaras de la Subbética, que ha logrado conquistar multitud de galardones internacionales y ocupa el puesto número dos en el ranking de World's Best Olive Oils.

Alimentos varios

Además de todos los tipos de alimentos citados anteriormente, hay otros muy famosos y variados que también conforman algunas de las mejores muestras de la gastronomía española. Entre estos encontramos ingredientes que utilizamos de manera común para condimentar y añadir sabor a determinados platos. Por ejemplo, el vinagre de Jerez, que se emplea a nivel culinario para marinar carnes, elaborar ensaladas o dar un matiz en el gusto al gazpacho. Y es que incluso se ha llegado a usar para crear productos cosméticos.

El pimentón de la Vera, procedente de la provincia de Cáceres, también es una de las especias españolas más típicas con su característico color rojo intenso y su aporte de sabor que puede ser dulce, agridulce o picante.