A medida que van trascurriendo los años y vamos sumando historia, alteramos inevitablemente nuestros hábitos y costumbres ya no solo como individuos, sino como sociedad. En tan solo un lustro, según el informe Kantar Worldpanel, hemos cambiado el tradicional menú -primero, segundo y postre- por platos para compartir (un 3,1% más) y menús de un único plato (un 1% más). Sin embargo, a pesar de esta tendencia a la rapidez, la preocupación por una dieta saludable no disminuye.

Las cifras reflejan una búsqueda de hábitos saludables con un aumento en el consumo y gasto de verduras como aguacates (25,7% más) y coles (12,3%), pescados como el salmón o el bacalao (un 13% y 11% respectivamente) y fruta como plátanos (5,8%). Asimismo, el informe Kantar también revela que cuatro de cada diez hogares han comprado algún producto bio/eco en el último año y el 74% afirma seguir dietas sanas.

Por ello, las grandes marcas trabajan para ofrecer a sus clientes un mayor número de productos frescos y naturales donde se garantice el cuidado de los alimentos desde sus inicios, lo que repercuten, al final, en el sabor final. ¿Cómo? Apoyándose en la trazabilidad, es decir, controlando todo el proceso desde el origen, como los datos del proveedor, tratamientos llevados a cabo, forma de cultivo o cuidado de los animales... Así se conoce el origen de las materias primas y se controla cada paso del proceso.

Nos gusta el producto local

El informe también refleja que el 69% de los españoles prefiere productos locales y estaría dispuesto a pagar más por ellos. La vuelta al origen, a los comercios locales y supermercados de barrio dan una mayor confianza en cuanto a la frescura de los alimentos se refiere. Grandes superficies como Carrefour apuestan también por ello, para que sus pasillos también estén llenos de productos que apoyen a los pequeños productores.

Carrefour trabaja con un gran número de agricultores, pescadores y ganaderos apasionados por sus productos, el sabor natural y el respeto al medioambiente que conforman un proyecto cuyo objetivo primordial es ofrecer alimentos frescos y naturales. Un ejemplo de ello son los mejillones de las rías gallegas procedentes de la empresa Mares de Galicia, ubicada en la ciudad de Marín, a la entrada de la ría de Pontevedra. Esta empresa familiar con medio siglo de historia y tres generaciones, trabaja con Carrefour desde hace más de diez años.

Enrique Montes, gerente de Mares de Galicia, afirma que quieren hacer llegar al consumidor la esencia de Galicia, respetando los ciclos naturales de la especie y asegurando su trazabilidad hasta que llega al punto de venta. Para ello, cogen la semilla del mejillón de las rocas y las colocan en las cuerdas de la batea que permanecen sumergidas para que se alimente de forma natural de las sustancia marinas, hasta que alcance el tamaño óptimo para su recolección. Luego, depuran el mejillón en agua del mar, sin ningún tipo de aditivo o producto químico, durante 12 horas, otorgándole un sabor 100% del mar, natural y sostenible. Esto permite, además, que el producto conserve sus propiedades nutricionales intactas.

"Las naranjas se recolectan en el estado óptimo de maduración. Llegan del campo a la tienda en un plazo máximo de 72 horas"

Las naranjas de mesa de los valencianos Grupo Cañamás Hermanos son otro ejemplo. Esta empresa familiar con una clara inspiración agrícola tiene dos máximas: la satisfacción del cliente asegurando un alimento de la máxima calidad, a través de una producción mayoritariamente propia en el arco del Mediterráneo, priorizando la zona del Levantes; y la minimización del impacto medioambiental, conservando la biodiversidad y haciendo un uso razonable de los recursos naturales mediante la utilización del riego por goteo, uso racional de la fertilización y el fomento de la lucha biológica frente a las plagas con un insectario propio.

Francisco Peiró Cañamás, director de Operaciones del grupo, asegura que las naranjas “son dulces y jugosas porque se recolectan en el estado óptimo de maduración y no tienen tratamiento post-cosecha. Llegan del campo a la tienda en un plazo máximo de 72 horas”.

Los proveedores locales juegan un papel fundamental para garantizar la naturaleza y frescura de los productos de Carrefour denominados Calidad y Origen. Los supermercados han convertido su sección de frescos en pequeños mercados donde la trazabilidad de los alimentos se encuentra perfectamente controlada, basada en cinco pilares: sabor, autenticidad, seguridad alimentaria, respeto al medioambiente y calidad-precio. Los clientes saben que se están llevando lo mejor de cada parte de España.

Principales Tags