El 2018, que acabamos de despedir, ha dejado para la posteridad toda una suerte de técnicas culinarias, superalimentos y tendencias que han marcado un antes y un después en nuestra concepción de la cocina. Hablamos de la irrupción de las carnes vegetales, el trashcooking, las bebidas healthy, los sabores florales, el comercio electrónico o los edulcorantes alternativos como la stevia, la panela o la miel de dátil. Sin embargo, tras aprovechar todos sus beneficios, es el momento de ceder el relevo a una nueva generación, que ya se prepara para hacer su presentación este mes de enero.

Una de las novedades que llega con más fuerza y que ya comenzó a emerger durante este año es la llamada cuarta comida. Este es el nombre que reciben los snacks saludables que ingerimos después de hacer ejercicio físico o a media mañana, con el objetivo de mantener la energía en una sociedad que actualmente se caracteriza por vivir a un ritmo frenético. ¿Qué otras tendencias marcarán la gastronomía en el 2019?

Alimentos y bebidas de conveniencia

Como hemos visto anteriormente, este año vendrá acompañado de una nueva generación de alimentos y bebidas pensada exclusivamente para satisfacer las necesidades de los consumidores, que cada vez disponen de menos tiempo para preparar comidas saludables y suculentas. Por ello, este tipo de productos irán amparados por servicios de entrega más rápidos y procesos de elaboración mínimos, eso sí, dando una prioridad especial a los ingredientes sostenibles, naturales y beneficiosos.

Ingredientes desconocidos (por ahora)

La cadena de hoteles de lujo InterContinental® Hotels & Resorts ha contado con la colaboración de algunos de los chefs más importantes del mundo para determinar qué alimentos triunfarán el año que viene en el mercado. Ingredientes desconocidos por la inmensa mayoría pero que, al igual que otros muchos superalimentos, pronto tendrán un hueco en la despensa. Hablamos de la endrina, las puntas de picea o el cornejo. Por ejemplo, este último es un fruto con el que se fabrica mermelada, mientras que las puntas de picea son brotes verdes y comestibles.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Estos productos resultan populares porque son relativamente desconocidos por las generaciones más jóvenes, que se sorprenden ante lo que la naturaleza nos llega a ofrecer. Incluso los comensales de mayor edad que a veces reconocen estos ingredientes no suelen haberlos visto sobre un plato desde hace muchos años”, explica el chef Eberhard Lange.

Al rico polvo

Aunque parezca cosa de ciencia ficción, son muchos los alimentos que actualmente están disponibles en forma de sobres o cajas de polvo. El matcha, la maca, el cacao, el kale o el jengibre son los más conocidos, sin embargo, otros ingredientes se están sumando a esta tendencia que tiene como objetivo elaborar batidos, sopas y cremas mucho más saludables. De hecho, en los últimos meses, las búsquedas en internet sobre este producto han aumentado hasta un 144%, un ascenso que promete asentarse en 2019.

Comer con los cinco sentidos

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El informe Mintel Global Food & Drink Trends asegura que la vista es un sentido fundamental para disfrutar por completo de una experiencia gastronómica, sobre todo para la generación millennial. En 2019, los consumidores buscarán experiencias sensoriales que involucren a los cincos sentidos. Para agasajar a este sector de la población, los restaurantes darán mayor importancia al aroma, la textura o los colores de sus elaboraciones. El cliente ya no quiere disfrutar solo de un menú rico y sabroso, quiere que le sorprendan y que el acto de comer se convierta en algo único e impresionante.

Grasas saludables

Durante muchos años, las grasas -sin importar el tipo- han causado una fobia desmedida entre los consumidores. Una mentalidad que, según la cadena de supermercados norteamericana Whole Foods Market, cambiará en los próximos meses. Las grasas saludables por fin serán reconocidas y perseguidas en el mercado, dejando de lado aquellas que perjudican seriamente nuestra salud. Y es que la grasa debe representar entre un 30% y 35% de las calorías totales diarias, solo hay que saber escoger las adecuadas. El aceite de oliva, las semillas, el pescado o la mantequilla, el ghee y la de coco triunfan entre los entendidos; son solo algunos ejemplos.

Sabores del Pacífico

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La cocina italiana o la asiática han sido durante muchos años la elección predilecta para los amantes de la gastronomía internacional. Al menos hasta ahora. Los alimentos que se cultivan en los países próximos al océano Pacífico llegarán para quedarse, proporcionando una nueva cartera de recetas donde el pescado y las frutas exóticas acaparan todo el protagonismo. La salchicha de cerdo filipina, la pitahaya o la yaca son algunos ejemplos de lo que nos espera.

Adiós a las granjas y las fábricas

“La tecnología se romperá en 2019 en los procesos de producción de alimentos. A través de la impresión en 3D o el cultivo de células madre, la tendencia será la producción de carne y productos lácteos en laboratorios”, explica el medio 'Technocio' con relación a los datos publicados en el informe de Mintel Global Food & Drink Trends. El motivo es la conciencia social, ecológica y medioambiental de los consumidores. El único problema es que se trata de una práctica que requiere fuertes inversiones económicas. Afortunadamente, el apoyo de la sociedad a este tipo de productos impulsará su introducción en el mercado este 2019.