La tecnología se abre paso en todos los aspectos de nuestra vida y la gastronomía no es una excepción. Las facilidades que esta nos proporciona hacen del acto de cocinar una auténtica aventura. Y si no que se lo digan a aquellos que ya poseen robots de cocina, licuadoras inteligentes y hornos con los que comunicarse vía wifi a través de una aplicación móvil. Ya es hora de desterrar los clásicos utensilios para dar la bienvenida a toda una suerte de gadgets que mejorarán vuestra experiencia en la cocina. ¡Tomad nota, os encantarán!

Hacer sushi ahora será mucho más fácil.
Hacer sushi ahora será mucho más fácil.

Como es bien sabido, el sushi se ha convertido en uno de los manjares más populares y solicitados del momento. Motivo por el que muchos apasionados deciden ponerse el delantal y preparar su propia remesa. Sin embargo, el método de elaboración requiere cierta maña y destreza. Al menos hasta ahora, pues son muchas las marcas que han sacado al mercado pequeños dispositivos para hacer de forma sencilla los clásicos rollitos de sushi. Se acabó amasar con cuidado el arroz cocido, comprar la esterilla de bambú y enrollar las láminas de alga nori. Con este gadget basta con poner los ingredientes y después cortar las piezas.

Cuidado con las intoxicaciones

Los huevos son uno de los alimentos más consumidos del planeta, debido a su versatilidad y sus múltiples propiedades para la salud. No obstante, también es uno de los más sensibles al paso del tiempo, poniendo en riesgo su calidad y toxicidad. La humedad y la temperatura son dos de los factores que influyen en la proliferación de hongos. El problema es que resulta imposible conocer su estado antes de abrirlo, momento en el que desprende un desagradable olor si ya está pasado. Gracias a los chicos de Egg Minder, esta situación tiene los días contados. Este curioso gadget posee la capacidad de avisar si los huevos de la nevera son demasiado viejos. Además, notifica cuántos quedan disponibles, para también reponer existencias.

HapiFork, un método muy efectivo para comer más lento.
HapiFork, un método muy efectivo para comer más lento.

Son muchas las personas que se preocupan durante todo el año de mantener la línea. Uno de los actos que pone en jaque dicho propósito es comer demasiado rápido pues hace que la digestión sea más lenta y pesada, provoca acidez y reflujo, y dificulta la asimilación de los distintos nutrientes, aumentando las probabilidades de padecer una intoxicación. Para evitarlo, se ha creado el tenedor HapiFork, que hace un seguimiento exhaustivo de nuestros hábitos alimenticios como, por ejemplo, el intervalo de tiempo que dejamos entre bocado y bocado, el número de veces que nos llevamos el tenedor a la boca o cuánto tardamos en comer. Toda esta información se envía después por Bluetooth al teléfono móvil, recopilando así todos los datos.

Comodidad ante todo

Abrir botes de cristal es una de las tareas más laboriosas y frustrantes de cuantas conforman el mundo de la gastronomía. Al menos para esas personas que no disfrutan de una fuerza sobrehumana. Si lo que buscáis es un gadget tan original como útil, podéis optar por un abridor automático que se coloca sobre la tapa y cuyas pinzas de gran tamaño dejan al descubierto los alimentos en conserva. Todo ello en apenas unos segundos y sin el más mínimo esfuerzo.

La tecnología ya ha conquistado la cocina a través de un gran número de gadgets y electrodomésticos

Siguiendo con la comodidad que algunos pinches llevan por bandera, también es posible encontrar cucharas que remueven automáticamente los guisos y estofados para evitar que se peguen. Solo hay que engancharla a la olla en cuestión y encenderla para que comience a dar vueltas sin parar.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Algunas de las recetas más sabrosas y contundentes del recetario español requieren mucho tiempo y dedicación, dos elementos que en pleno siglo XXI muchas personas no pueden cubrir. Para todos ellos, el mercado está repleto de ollas que se pueden programar y manejar desde el smartphone. Y no solo eso, también incluyen la opción de modificar la temperatura, encenderlas o apagarlas, pudiendo así preparar una receta para chuparse los dedos a kilómetros de distancia.

Cero pesticidas

A principios de año apareció una de las primeras freidoras sin aceite inteligentes. Además de dar su punto a infinidad de ingredientes, favorece la reducción del consumo de grasa y colesterol -según los expertos esta rebaja puede alcanzar el 80%-, genera menos olor y es mucho más limpia que las freidoras convencionales. Sin olvidar que el gasto en aceite también es más comedido. No obstante, la característica que la hace única es la cámara que lleva incorporada y que permite al usuario conocer el estado de la comida a distancia.

Como hemos visto anteriormente, la tecnología más puntera ha irrumpido con fuerza en el ámbito de la cocina. La inteligencia artificial es una de ellas, ayudándonos a comer mucho más sano, entre otras funciones. Este es el objetivo del Instituto de Investigaciones sobre Tecnología Industrial (ITRI), que ha creado un dispositivo portátil que detecta los residuos de pesticidas de las frutas y verduras, y se lo hace saber al usuario a través de unos indicadores de luz. Para que su efectividad sea máxima, reconoce ocho de los diez principales pesticidas utilizados en China o Estados Unidos. Solo hay que sumergir los alimentos en agua de lavado y esperar a que aparezca una luz roja, verde o amarilla.