Miel, cerveza, pan, chocolate: no son veganos aunque creas lo contrario
  1. Consumo

Miel, cerveza, pan, chocolate: no son veganos aunque creas lo contrario

A simple vista parecen alimentos que no deberían ser conflictivos con una dieta vegana. Sin embargo, la radicalidad de sus principios no admite excepciones: la más mínima traza de animales

A simple vista parecen alimentos que no deberían ser conflictivos con una dieta vegana. Sin embargo, la radicalidad de sus principios no admite excepciones: la más mínima traza de animales en la obtención del producto o su explotación los convierte en prohibidos para la dieta. La lista menos obvia es sorprendente, porque incluye, por ejemplo, alternativas a los lácteos que de forma indirecta se obtienen añadiendo algunas proteínas que inevitablemente proceden de los animales. Es el caso de la crema que no procede de la leche de la vaca ni de otro bóvido, pero que en cambio contiene caseína, de origen animal.

Un caso llamativo es el de la cerveza y el vino. Debido a sus métodos de elaboración, aunque son fermentaciones de cereales y uvas, respectivamente, en el proceso se añaden agentes gelatinosos, como la cola de pez. Ocurre lo mismo con algunas comidas en principio aptas para veganos, como zumos que, sin embargo, contienen colorantes extraídos de insectos. Están excluidos también aquellos en los que se necesite la explotación de los animales por el medio que sea. Estos son algunos de ellos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más