La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha alertado sobre la presencia de leche no declarada en el etiquetado de unas rosquillas de la marca Dulcivapa. El aviso llegó por parte de las autoridades sanitarias de Castilla y León, después de un control oficial de mercado. El producto concreto afectado son las bolsas de rosquillas de dicha firma de 300 gramos, número de lote 059 y con fecha de consumo preferente 28.05.19.

Aecosan, agencia dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social recomienda como medida de precaución que aquellos consumidores alérgicos o intolerantes a la leche que tengan el producto en casa se abstengan de consumirlo. Para el resto de las personas comerlas no supondría ningún riesgo.

Comunidades en las que se encuentran

Estas rosquillas se han fabricado en Cataluña y han sido distribuidas por una empresa de Castilla y León a establecimientos de Castilla-La Mancha, Cantabria, Castilla y León, País Vasco y Madrid.

Facua ha aconsejado a los usuarios intolerantes o alérgicos a la proteína de la leche de vaca que no solo no las coman, sino que devuelvan las rosquillas al establecimiento en el que las compraron.