No comer sano comienza a ser bastante difícil. Ya sea en el trabajo o en casa, cada vez encontramos más empresas que tienen como bandera ofrecernos comida sana en cualquier lugar o circunstancia. Además, si confeccionan sus menús con un equipo de nutricionistas a sus espaldas, el negocio se vuelve una idea redonda, sobre todo para los que van apurados de tiempo o, simplemente, no han sido bendecidos con el don de la cocina, aunque es cierto que todo se aprende. Así es la propuesta que propone Menudiet, una empresa de catering que entrega las recetas cocinadas y envasadas en táperes con raciones individuales para que no volvamos a desperdiciar la comida. Además, dichas tarteras han sido especialmente diseñadas para calentar la comida en el microondas.

Una idea muy tentadora que ya ha convencido a muchos comensales. En general, el perfil de personas que acuden a esta alternativa es muy variopinto. En él encontramos desde trabajadores sin tiempo para cocinar hasta recién emancipados con poca pericia en los fogones como para llevar una alimentación equilibrada en su día a día: “Son tanto hombres como mujeres de entre 26 y 50 años, residentes en grandes urbes y ocupados (con empleo y poco tiempo para cocinar), de renta media o tirando a alta y generalmente preocupados por su alimentación y su salud”, explica Cynthia Rodríguez, fundadora de Menudiet, a Alimente.

Imagen cedida por MenuDiet.
Imagen cedida por MenuDiet.

Por otro lado, Menudiet también se está convirtiendo en la tabla de salvación de aquellos que padecen algún problema de salud asociado a la alimentación. Otro perfil de cliente es el que necesita resolver las comidas de un familiar como, por ejemplo, "hijos de ancianos dependientes que no pueden cocinar o incluso padres de hijos que han salido a estudiar fuera de sus lugares de residencia”, añade Rodríguez. Así, esta empresa, cuya andadura empezó hace casi una década, ha llegado para dar respuesta a las necesidades de comida sana de la sociedad actual, donde muchas personas disponen de todo menos de tiempo: “Cuando nacimos en el año 2010 todavía había mucho desconocimiento sobre este tipo de platos preparados de alta calidad, por lo que no existía una alta demanda en el mercado. Sin embargo, en los últimos años hemos experimentado un crecimiento superior al 50% interanual”.

¿Cómo funciona?

Ahorrar tiempo, no desperdiciar comida ni dinero y, sobre todo, mejorar nuestra salud gracias a unos menús sanos y equilibrados, estas son las virtudes de Menudiet. Para aprovecharlo al máximo, nos permite personalizar el menú semanal o comprar los platos preparados a la carta. Y todo ello ayudándonos a reducir el sobrepeso y la obesidad, a controlar la tensión arterial, reducir el colesterol y los triglicéridos, mejorar los niveles de ácido úrico y disminuir el riesgo cardiovascular, según aseguran en su portal oficial.

No en vano, lo más interesante es que ofrecen menús especialmente concebidos para las diferentes etapas de la vida y necesidades dietéticas de cada usuario. Por lo tanto, es posible escoger un menú especial para ancianos, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, diabéticos, deportistas o incluso personas que están a dieta.

Es posible optar por un menú especial para ancianos, embarazadas, diabéticos o incluso deportistas

En Menudiet no se contentan con ofrecer una alternativa saludable, sino que tienen pruebas ello: “Si hay algo que distingue a MenuDiet de otros proyectos similares es que no solo decimos que nuestros planes alimenticios son saludables, sino que lo demostramos a través de una aplicación web a través de la cual nuestros clientes pueden ver cómo mejora su salud según van consumiendo nuestros menús semanales", explican. Aunque el servicio está disponible a domicilio en cualquier parte de España, esta empresa también dispone de una tienda en Madrid donde los clientes que así lo deseen pueden acercarse a recoger sus comidas.

¿No será demasiado plástico?

Imagen cedida por MenuDiet.
Imagen cedida por MenuDiet.

Es cierto que también la salud del planeta es importante y es posible que algunos consumidores planteen objeciones al uso indiscriminado de plástico de usar y tirar. Al respecto, también están trabajando para encontrar soluciones: “Nuestro equipo de I+D y de calidad está en búsqueda activa de alternativas más ecológicas para reemplazar el uso de plásticos, sin descuidar que estas ofrezcan las mismas garantías de seguridad alimentaria que los táperes aptos para consumo alimentario que utilizamos en la actualidad”, cuenta Rodríguez a este medio.

Empieza a ser habitual que, como ya ocurre en algunas cadenas de supermercados, se permita a los clientes acudir con sus propios envases en secciones como la carnicería, la charcutería, la pescadería y la frutería. Sin embargo, esta opción todavía no parece factible para Menudiet: “Por legislación sanitaria no podemos ofrecer nuestra comida en recipientes que traigan los clientes a nuestro centro, pero sí que obsequiamos con saldo a los que reutilizan las bolsas isotérmicas en las que se llevan sus táperes y siempre animamos a nuestros clientes a que los depositen en el contenedor amarillo para promover el reciclaje y minimizar el impacto del uso del plástico”, concluye su fundadora.