Lo primero, no es de Jabugo, ni de bellota, ni ibérico, ni siquiera es serrano. Es un jamón cocido, una pata entera. Esto no le ha impedido al banquero Luther Deaton, presidente y CEO del Central Bank & Trust Co, adquirir esa deliciosa pata de cerdo por 1 millón de dólares, el equivalente a 912.050€, una auténtica fortuna. Esperemos, por su bien, que sea el mejor jamón del mundo.

Todo ha ocurrido en la Kentucky State Fair (la feria del estado de Kentucky, en Estados Unidos). En concreto, durante el 56th Annual Kentucky Country Ham Breakfast and Auction, una subasta con mucha historia. Se presentan a concurso muchos jamones y se subastan. Todos los ingresos obtenidos se destinan a obras benéficas, con lo que a fin de cuentas se trata de una 'donación encubierta'.

El jamón tenía un peso de 7,2 kg, lo que supone que cada una de las lonchas rondaba los 15.000$

En palabras del propio subastador, cuando la puja ya superaba los 900.000$, dijo: "No os detengáis a pensar ahora, hace tiempo que hemos dejado el sentido común atrás". Cinco minutos después, la puja alcanzaba el millón, redondo. Y no es la primera vez que a los multimillonarios filántropos estadounidenses amantes del jamón se les va tanto la 'pinza'. En la edición del año pasado, el propio Luther Deaton decidió unir esfuerzos junto con otro competidor y compartieron el jamón, alcanzando este el precio récord de 2,8 millones de dólares.

Entre las instituciones que aprovecharán la cuantiosa suma de dinero, según ha especificado la propia organización, se encuentran la Transylvania University, el University of Kentucky Markey Cancer Center, el University of Kentucky Gatton College of Business el St. Elizabeth's Hospital in Northern Kentucky, la University of Kentucky Athletics Program y el UK HealthCare.

En declaraciones a Atlas Obscura, el 'autor del jamón', Blake Penn, director de Penn's Hams (la empresa productora), comentaba: "Creo que son algo así como 15.000$ cada loncha". Un precio absolutamente desorbitado. El proceso de selección por el que ha pasado este jamón (salado, ahumado y curado de 4 a 6 meses) de 7,2 kilos es de lo más duro que hay. Se evalúan distintos aspectos clave de todos los jamones que participan: simetría, forma, color y aroma. Después, a los que más probabilidades tienen de ganar se les introduce una sonda hasta el hueso para comprobar su olor interno y después se mete una rodaja en un microondas para que el juez lo cate. Es cierto que Penn's Hams es toda una institución en Estados Unidos, habiendo sido ganador de este torneo en 1984, 1999 y 2019.