El yogur se reinventa: mismos ricos nutrientes pero menos azúcar
  1. Consumo
Nuevas datos de Reino Unido

El yogur se reinventa: mismos ricos nutrientes pero menos azúcar

Un estudio constata, tras analizar 893 productos de supermercados de Reino Unido, que se ha logrado una disminución general del 13% en el azúcar, sobre todos en los de frutas, los bebibles y los infantiles

Foto: Foto: Unsplash/@acongiux.
Foto: Unsplash/@acongiux.

Si tuvieras que enumerar una lista de alimentos saludables, probablemente elegirías las frutas, las verduras, el pescado, el aceite de oliva virgen y, cómo no, el yogur. De hecho, son ricos en nutrientes, altos en proteínas, tienen varios beneficios para la salud digestiva, fortalecen el sistema inmune, protegen contra la osteoporosis, benefician la salud cardiaca y a los huesos. Pero a veces no todo lo que reluce es oro, al menos hasta ahora.

No hace mucho que un yogur tenía el mismo azúcar que un refresco azucarado. Y saltaron las alertas. Lo demostraban investigadores de la Universidad de Surrey y de Leeds en un estudio publicado en 2016 en el 'BMJ Open' tras analizar 921 productos de cinco supermercados de Reino Unido. Los yogures fueron clasificados por categorías: natural, griego, de sabores, bebible, con bífifus, con frutas, órganico o postres lácteos.

Para ser clasificado como bajo en azúcar, el yogur tiene que tener menos de 5 g por cada 100 g

A excepción del yogur natural y el griego, la cantidad media de azúcar contenido en los productos de todas las categorías estaba por encima del límite que establece que un alimento es bajo en azúcar. De hecho, menos del 1% de los productos analizados se consideraron bajos en azúcar y ninguno de ellos pertenecía a la categoría infantil.

Según este estudio, los postres lácteos, como natillas y flanes, son los que contienen más azúcar, con una media de 16,4 gramos por cada 100 gramos de lácteo. Les siguen los destinados a los niños, los de sabores, con frutas y las categorías orgánicas. La media de azúcares iba de los 10,8g/100g en los yogures infantiles a los 13,1g/100g de los orgánicos. En contraste, los yogures griegos cuentan con una media de 5g/100g de azúcar.

Para poder ser clasificado como bajo en azúcar, el yogur tiene que tener menos de 5 g por cada 100 g. Sin embargo, solo el 9% de los analizados estaba por debajo del límite.

Cuatro años después

Foto: Unsplash/@marjanblan.
Foto: Unsplash/@marjanblan.

Han pasado cuatro años desde ese análisis y estamos de enhorabuena: una nueva investigación de la mano otra vez de investigadores de la Universidad de Leeds demuestra que los yogures han tenido un lavado de cara y el contenido en azúcar se ha reducido.

Antes es importante conocer las definiciones actuales de azúcar:

  • Azúcares: convencionalmente describe químicamente los monosacáridos (glucosa, fructosa, galactosa) y disacáridos (sacarosa, lactosa, maltosa). Los azúcares incluyen aquellos que ocurren naturalmente en alimentos y bebidas o que se agregan durante el procesamiento y la preparación.
  • Azúcares libres: "Todos los monosacáridos y disacáridos agregados a los alimentos por el fabricante, cocinero o consumidor, más azúcares presentes de forma natural en la miel, los zumos de frutas y los jarabes". Según esta definición, se excluyen los de las frutas y verduras enteras y la lactosa presente naturalmente en la leche y los productos lácteos.
  • Azúcares totales: actualmente se requiere para las etiquetas nutricionales del Reino Unido. Incluye los que se producen naturalmente en los alimentos y bebidas y los que se agregan durante el procesamiento y la preparación.
  • Azúcares añadidos: un término utilizado en EEUU que excluye los azúcares en las frutas y verduras en zumo o en puré que se incluyen en la definición adoptada por la OMS y el Reino Unido de azúcares libres. Jarabes y otros edulcorantes calóricos utilizados como edulcorantes en otros productos alimenticios. Los azúcares naturales, como los de las frutas o la leche, no son azúcares añadidos.
  • Lactosa: un disacárido de glucosa y galactosa. A menudo se le llama 'azúcar de la leche' porque el 100% de los azúcares totales en la leche son lactosa.

Las mayores reducciones

En la nueva investigación, publicada en 'Nutrients', los expertos examinaron la información de productos y nutrientes de 893 yogures disponibles en supermercados del Reino Unido y compararon todos los productos con una encuesta de referencia de 2016, la mencionada con anterioridad. Y los datos demuestran que hubo una disminución general del 13% en el contenido total de azúcar.

Aquellos con la mayor reducción de azúcar fueron los de los niños, los bebibles y los de contenidos de frutas. La cantidad de la misma en diferentes productos infantiles y orgánicos también ha disminuido desde 2016: 23% y 27%, respectivamente.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Los productos disponibles clasificados como 'bajos en azúcar', que contienen menos de 5 g por cada 100 g, aumentaron del 9% en 2016 al 15% en 2019.

Según los investigadores, “los datos destacan el posible efecto positivo de las medidas y recomendaciones de política pública, como el 'Informe de carbohidratos y salud' de SACN, un informe de Salud Pública de Inglaterra que incluyó aportaciones de la Universidad de Leeds, para mejorar el perfil de nutrientes de los alimentos comúnmente consumidos.

Si bien los resultados son prometedores de cara a los esfuerzos de Reino Unido para abordar la obesidad y alcanzar los objetivos de reducción de azúcar, los autores también advierten que el yogur todavía no es una opción sencilla para los consumidores que buscan alimentos saludables.

Por el buen camino

La autora principal del ensayo, Bernadette Moore, profesora asociada en la Escuela de Ciencia y Nutrición Alimentaria de Leeds, dijo: "En pocas palabras, reducir la ingesta de azúcar es la mejor manera de prevenir la obesidad y proteger nuestros dientes, especialmente para los niños pequeños, por lo que estos hallazgos son alentadores y ofrecen una buena visión de las tendencias actuales del mercado".

"Pero investigaciones recientes han demostrado una falta de conciencia común sobre la cantidad de azúcar que hay en nuestros alimentos. El yogur en particular tiene algo a lo que nos referimos como 'halo de salud', donde se subestima el contenido de azúcar de los que se consideran alimentos saludables”, insiste la doctora Moore.

"El yogur definitivamente puede tener beneficios para la salud, pero en última instancia, la composición final de nutrientes depende del tipo de leche utilizada y los ingredientes agregados durante la producción, que a menudo incluyen azúcares adicionales y otros edulcorantes", apostilla.

Alison Tedstone, jefa de Nutrición en la Public Health England (agencia ejecutiva del Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido), afirma: "Algunos yogures pueden aportar una gran cantidad de azúcar a las dietas de los niños, por lo que es prometedor que hayamos visto algún progreso en el sector, pero aún queda un largo camino por recorrer".

Nutrientes Azúcar Yogur
El redactor recomienda