Vousse, la mousse de chocolate más rara que vas a probar
  1. Consumo
APROVECHAMIENTO

Vousse, la mousse de chocolate más rara que vas a probar

Comidas sabrosas y saludables a partir de los excedentes de otras industrias: un futuro inminente que ya es una realidad en el caso de los residuos del producto líquido de las frutas

Foto: Vousse. (iStock)
Vousse. (iStock)

La alimentación sostenible del futuro se encuentra a la vuelta de la esquina. De hecho, quienes todavía alberguen dudas al respecto seguramente reconsiderarán su postura cuando sepan que ya existe una mousse de chocolate creada a partir de residuos procedente de zumos naturales. Sí, esos mismos desechos que todos tiramos a la basura tras su preparación. Esta hazaña alimentaria corresponde a un grupo de diez investigadores procedentes de tres universidades de países tan dispares como Finlandia, España e Israel. Pero no, todavía no corráis a buscarla al supermercado, pues está en fase de estudio, aunque su incursión en la industria promete y mucho.

Todos ellos han aunado sus talentos para desarrollar Vousse, una mousse vegetal que ha sido galardonada con el premio al mejor producto lácteo sostenible y saludable. Aunque no lo tenía nada fácil, dada la calidad de los proyectos contrincantes, este singular postre consiguió proclamarse ganador en el proyecto FOODIO. Una peculiar liza en la que se enfrentaron cuatro propuestas muy innovadoras, que llevaron a cabo 40 estudiantes europeos en el marco del programa EIT Food.

Nuevas soluciones

Pero vayamos por partes, pues es probable que no sepáis muy bien en qué consiste FOODIO o, lo que es lo mismo, Food Solutions Master Class. En concreto, hablamos de un reto de aprendizaje multidisciplinar dirigido a estudiantes de máster y doctorados, que trabajan conjuntamente con profesores, investigadores y profesionales. “FOODIO está concebido para educar en un entorno internacional, conectar negocios y academia, y estimular la creación de nuevas soluciones de alimentos para la innovación futura”, informan desde su portal oficial.

Los restos de estas materias primas poseen importantes propiedades bioactivas

Así, en virtud de este certamen, los creadores de Vousse recibieron un premio de 2.000 euros. Sin duda alguna, para conceder dicho galardón se han tenido en cuenta aspectos tan beneficiosos para la salud como que el producto resultante es una "fuente de fibra" e incluye "azúcar reducido". En definitiva, estamos ante una mousse de chocolate apta para veganos y elaborada a partir de los residuos de la industria alimentaria.

Próxima parada: los supermercados de Finlandia

¿Y qué futuro le aguarda a este peculiar bocado? Pues en principio más pruebas de laboratorio en Finlandia, que es el país donde, si se cumplen los mejores augurios, Vousse acabará siendo comercializada en un plazo aproximado de un año. Lo cierto es que ganar no fue fácil, pues Vousse tuvo enfrente duros rivales, los cuales vemos a continuación:

  • Ni-sauce. Los estudiantes elaboraron una salsa de cocina saludable a partir de los residuos alimentarios del aceite de oliva.
  • Crispiliscious. Unos bocadillos crujientes y saludables con fibra de manzana y harina de semilla de calabaza.
  • Cheezy Roll. Queso a la parrilla sostenible con alto contenido en fibra.
  • Vousse. El ganador, que ha sido capaz de demostrar que la alimentación y la sostenilidad pueden ir de la mano.

Reciclaje integral

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sin embargo, no es la primera vez que vemos una propuesta semejante, pues en los últimos años asistimos a un claro empeño por aprovechar materias descartadas y dotarlas de una segunda vida. Una auténtica economía circular donde nada acaba en el cubo de la basura. De hecho, según los expertos, estos restos de materias primas poseen importantes propiedades bioactivas, que no tienen nada que envidiar a las que presenta el alimento en su estado natural. Así, ya podemos ver ejemplos claros de aprovechamiento en el sector de la uva. En concreto, gracias a esta tendencia encontramos los siguientes productos en el mercado:

  • Aceites de uva. “El aceite de semilla de uva es suave, no tiene olor y se utiliza frecuentemente para realizar marinados. Admite más temperatura que el aceite de oliva sin llegar a quemarse, algo que aporta muchas posibilidades a la hora de cocinar determinados alimentos”, detallan en Bodegas Gran Feudo.
  • Harina de orujo de uva. “La harina de pepita de uva es el subproducto de la extracción del aceite de la pepita de uva. Este es muy apreciado por su aporte de antioxidantes, fibra, proteínas y minerales. Además, la harina de pepita de uva no contiene gluten ni lactosa”, explican en la web oficial de Borges. Tiene grandes posibilidades como harina de repostería.

Un reto para el consumidor

Lo cierto es que cada vez existen más empresas volcadas en reciclar excedentes y concederles una segunda oportunidad. Sin embargo, cabe hacernos una última pregunta: ¿aceptarán los consumidores productos elaborados con ingredientes destinados al cubo de la basura? Al parecer, la respuesta es afirmativa, a la luz de los datos que se desprenden de un estudio elaborado en 2017 por la Universidad Drexel, en Estados Unidos. Así, no hay problema siempre que se comercialicen adecuadamente. Sin duda alguna, estamos ante un cambio de paradigma.

Industria alimentaria Chocolate Zumos Azúcar
El redactor recomienda