El Amazon de las hortalizas: agricultores contra los grandes supermercados
  1. Consumo
Tendencias consumo

El Amazon de las hortalizas: agricultores contra los grandes supermercados

Las grandes cadenas apostaron por los productos de proximidad y temporada, pero el covid puede frustrar sus planes. El auge de la compra online guardaba un as: la eliminación del intermediario

Foto: La huerta en el súper.
La huerta en el súper.

Hace ya dos años que las grandes superficies apostaron por productos frescos de proximidad y temporada: un nicho para las grandes cadenas como consecuencia de las demandas del consumidor, cada vez más concienzados sobre la calidad y la sostenibilidad de un mercado autóctono. Un esfuerzo por ofrecer en cada zona de España los productos de la región: en unos años no era idéntica la sección de frutas de Mercadona en todas sus tiendas. En Alicante por ejemplo, podía ser distinta a la de Cantabria. Carrefour y otras grandes cadenas apostaron por lo mismo.

Era una gran estrategia, pero el covid podría frustrar en gran medida sus planes. Produjo un aumento de la compra 'on-line' y también que varias start-ups que llevaban años trabajando en eliminar a los intermediarios hayan encontrado su momento perfecto. Las apps estaban ahí: plataformas que conectaban directamente al consumidor con los agricultores sin pasar por el canal de distribución clásico. Ahora se disparan ¿Y si no fuera necesaria la cadena de distribución?.

La diferencia es la siguiente: a través de una aplicación el consumidor elige los productos que desean comprar directamente del agricultor

Son los compases de una confrontación que puede acabar en guerra. La diferencia es la siguiente: a través de una aplicación el consumidor elige los productos que desean comprar directamente del agricultor. Lo explican a Alimente Pablo Quintero y Pablo Kaperotxipi, del proyecto Kulto que aunque lleva ya algunos años es ahora cuando están despegando.

Mismo precio

La primera cuestión ¿El precio para el consumidor es distinto? Apenas, uno de los puntos débiles de cara al público, pero hay más, la idea se basa en una eficiencia y una distribución de los márgenes más justo. Según explica Quintero: "Cambiamos el flujo de dinero, de una gran superficie a una persona, a un pequeño empresario, que es el agricultor y con eso generamos riqueza en su negocio y en el entorno rural".

Recolección de tomates.
Recolección de tomates.

Aquí la diferencia es que el agricultor que es el que produce el valor obtiene un margen mucho mayor que el que le ofrecen las grandes superficies y se utiliza un sistema que recuerda al de Amazon cuando revolucionó la venta de libros ¿Por qué ir a una librería si te lo pueden llevar a casa? Pablo Quintero y Pablo Kaperotxipi sostienen que su proyecto -hay otros en España- tiene más aristas. Una de ellas es la eficiencia, A fin de cuentas para que una hortaliza llegue al consumidor es necesario una distribución, solo que en este caso se elimina el punto físico.

Aunque en los lineales de los supermercados cada vez hay más productos de agricultores locales los márgenes son infinitamente superiores para ellos

Además, desde Proyecto Kulto esgrimen que la estrategia de las grandes superficies es incompleta. Es verdad que en sus tiendas cada vez hay más productos de agricultores locales. Sin embargo, los márgenes son muy superiores para los supermecados. Además, el producto no es el mismo por la propia logística y almacenamiento de existencias. Es decir, los tomates de una zona cercana se compran en grandes cantidades, se almacenan y no siempre están en su punto óptimo. Mientras que en una venta directa se garantiza que sí están en su mejor momento y el productor obtiene un mayor margen. Es un nicho sin duda feroz, porque la percepción del consumidor es que el producto es el mismo.

Cadena Amazon

Alimente inquiere a los responsables de Kulto sobre algunas de sus contradicciones, a fin de cuentas, esas hortalizas también tienen una cadena de distribución. Pablo matiza: "Utilizamos transportes ya existentes y coordinamos para los envíos, y el volumen es menor que el empleado por las grandes superficies". ¿Son mejores las hortalizas del campo sin intermediarios? desde Kulto especifican que al no tratarse de grandes compras no es necesario almacenarlos que a la larga empeora sus características.

Persiste una duda de leyes básicas de comercio: los consumidores necesitan ver los productos y comprobar con sus ojos su apariencia

A pesar de que estas empresas llevaban años con aplicaciones, el boom ha sido sin duda el Covid: "Se ha acelerado claro pero la propuesta no es oportunista existá de anrtes y se basaba en principios muy claros, uno de ellos para le consumidor y el otro para el agricultor". Persiste una duda de leyes básicas de comercio: los consumidores necesitan ver los productos y comprobar su estado. Existe una barrera en ese concepto que no ocurre por ejemplo con las bebidas alcohólicas como el vino, el sector que más ha crecido en venta on line. Un vino no se puede inspeccionar en una tienda, unos tomates o unos pimientos sí.

Almacenaje en grandes superficies de hortalizas.
Almacenaje en grandes superficies de hortalizas.

"Ellos intentan meterse en la distribución de frescos de cercanía y locales, pero para ellos es imposible ponerles una cara o un nombre a ese productor. Lo que hace Poyecto Kulto es que es el propio productor el que se da a conocer con sus productos en la plataforma para aque el consumidor elija y eso es un modelo que no puede ser replicable por una gran superficie". La pregunta es inmediata ¿el hecho de conocer a los productores hace que la calidad sea mejor y que el precio sea más competitvo que el de un supermercado?

Responsabilidad ecológica

Pablo responde a Alimente: "Tienes la seguridad de que es un producto ecológico, y otra de las características es la calidad del producto" -se explica- "No es lo mismo que el producto pase de unas recolecta de la huerta a la caja, a que se haga cuando el punto de madurez ya no tiene nada que ver con el óptimo. Luego pasan además muchísimas semanas en cámaras de refrigeración". El hecho de que sea ecológico no implica, sin embargo, una mayor calidad, pero según defienden, añade un punto de responsabilidad medioambiental.

Ambos argumentan que en el caso de las grandes superficies "tiene que pasar por una red de distribución muy amplia y eso tiene además un impacto medioambiental también porque reduce la emisión de Co2 del transportepor ejemplo". Por otra parte, los supermercados y organizaciones como Asedas -Asociación Española de distribución de alimentos- ya han implementado esa huerta de proximidad.

Los responsables de Kulto son tajantes: "La cuestión de la calidad es indiscutible porque el momento de recolección no es equiparable ni de lejos a los de los supermercados que necesitan otra infraestructura para generar esa cadena de valor, por otra parte la trazabilidad es más clara porque con Kulto se sabe exactamente de donde proviene". Aún así hay supermercados que han incluido códigos en sus productos para que se pueda conocer a través del móvil pero según Pablo Kaperotxipi en este caso se conoce además la forma en la que se ha producido no sólo el origen.

Hortalizas
El redactor recomienda