Viena, bratwurst... ¿Qué tipos de salchichas hay y qué las diferencia?
  1. Consumo
SON RICAS EN COLESTEROL Y GRASAS

Viena, bratwurst... ¿Qué tipos de salchichas hay y qué las diferencia?

Se pueden encontrar en decenas de elaboraciones diferentes y por lo general contienen mucha grasa, colesterol y sal, aunque lo positivo es que son ricas en proteínas

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las salchichas son un tipo de alimento procesado elaborado con carne molida y sal, principalmente. Algunos tipos concretos pueden llevar otros ingredientes adicionales o un tipo de carne específica y es precisamente en estos dos puntos (además de en su forma de elaboración) donde encontramos sus mayores diferencias.

Enumerar todos los tipos de salchichas sería casi imposible, ya que existen decenas de ellas. Sin embargo, en este artículo vamos a conocer las más destacadas. Cuando hablemos de valores nutricionales, en todos los casos están extraídos de la Base de Datos Española de Composición de Alimentos y están expresados por cada 100 gramos de producto.

Diferentes tipos de salchicha

  • Salchicha frankfurt. Esta es la variedad más popular y más extendida por todo el mundo. Se prepara con carne de cerdo que posteriormente se envuelve en una tripa de oveja. Tienen un sabor ligeramente ahumado. Entre sus valores nutricionales podemos hablar de un contenido medio de 288 calorías, 13 gramos de proteína, 10 gramos de ácidos grasos saturados, 65 mg de colesterol, 15 ug de vitamina A, 900 mg de sodio y 170 mg de potasio.

La salchichas de tipo viena o frankfurt son las más populares en todo el mundo

  • Salchicha viena. La salchicha viena original se elabora con tripa de oveja y en su interior se puede usar carne de ternera y cerdo. Normalmente pesan en torno a 60 gramos, aunque pueden existir variedades que disminuyan o aumenten su peso en función de lo largas que sean. Es prácticamente igual que la frankfurt, al menos de aspecto, pero la diferencia radica en la carne utilizada. Si miramos los valores nutricionales, encontramos muchas similitudes con la salchicha frankfurt: 274 calorías, 10 gramos de proteínas, 9 gramos de ácidos grasos saturados, 52 mg de colesterol, 953 mg de sodio y 101 mg de potasio. Perdemos la vitamina A a cambio de reducir ligeramente el colesterol y el potasio y aumentar el sodio.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.
  • Salchicha bratwurst. Esta es la salchicha alemana clásica. La bratwurst se prepara con carne de tercera y de cerdo. La receta original exigía que se consumiese después de haber sido asada, aunque a nuestros días ha llegado con diferentes preparaciones.
  • Salchicha de Bolonia. La salchicha de Bolonia se hace originariamente con salchicha de cerdo picada y manteca de cerdo. Su aspecto y sabor es muy parecido a la mortadela italiana y se utiliza principalmente en Estados Unidos. Se suele consumir loncheada.
  • Salchicha butifarra. Aunque normalmente se elimina la palabra 'salchicha' de su denominación y la nombramos solo como butifarra, en realidad es otra variedad más. Se elabora con carne picada de cerdo, pimienta, sal y especias, que cambian según el lugar de preparación. Es muy habitual en las Islas Baleares y Cataluña, pero también se pueden encontrar otros tipos de butifarra en, por ejemplo, Murcia, Andalucía o incluso el Caribe. Podemos ver butifarras de diferentes colores (habitualmente adquieren una tonalidad rojiza o blanquecina) y con ingredientes como huevo. Una butifarra clásica tiene de media 240 calorías, 10 gramos de proteínas, 7 gramos de ácidos grasos saturados, 700 mg de sodio y 140 mg de potasio.
  • Salchicha de Zaratán. La salchicha de Zaratán es típica del pueblo vallisoletano que lleva el mismo nombre. Se realiza con carne magra de cerdo adobada que se pica, se adoba y se deja reposar antes de rellenar la tripa. Tiene un pequeño toque picante y aunque la clásica es roja, también se puede encontrar en color blanco.
  • Fuet. El fuet catalán no es otra cosa que una salchicha que ha seguido un proceso diferente. Se elabora habitualmente con carne de cerdo picada, grasa, sal, especias y aditivos. Su carne suele ser roja con cubos de grasa, mientras que su piel adquiere un tono blanquecino debido a los hongos que favorecen su maduración. Es muy calórica (475 calorías) y también aporta 20 gramos de proteína, 15 gramos de ácidos grasos saturados, 87 gramos de colesterol, 1.180 mg de sodio y 280 mg de potasio.
  • Otras variedades. Aquí hemos mencionado seis tipos de salchichas muy populares y también alguna curiosa. Pero el mundo de la salchicha ha evolucionado y se ha extendido tanto que hoy en día podemos encontrar decenas diferentes, modificadas tanto en tipo de carne (hay de pollo, pavo, incluso de tofu) como en color (blancas, rojas, negras…).
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuáles son los valores nutricionales de las salchichas?

Hemos visto ejemplos de valores nutricionales de tres de las salchichas mencionadas y podemos deducir que no son un alimento especialmente sano. De hecho, la OMS las ha incluido en el grupo de alimentos potencialmente cancerígenos.

Más allá de eso, vemos que contienen altos valores de sodio, un elemento que eleva la tensión arterial y del que no debemos abusar en nuestra dieta, especialmente si somos hipertensos. También nos aportan mucho colesterol y grasas saturadas, por lo que no debemos considerar a las salchichas un ingrediente diario si no queremos tener una mayor predisposición a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Además, no suelen aportar vitaminas (en algunos casos encontramos una baja proporción de vitamina A) y entre los minerales tienen un bajo contenido en potasio o calcio en algunas variedades, pero no pueden incluirse entre los alimentos ricos en ellos.

Como parte positiva, sí aportan una buena proporción de proteína, imprescindible para funciones básicas de las células de nuestro organismo y también para el desarrollo y el mantenimiento de la masa muscular.

Por tanto, aunque las salchichas nos dan mucho juego en nuestro plato, son fáciles de cocinar y en algunos casos es la forma de introducir carne en la dieta (por ejemplo, en los niños), tenemos que buscar otras alternativas o apostar por aquellas variedades más saludables y en ningún caso consumirlas diariamente.

Colesterol Carne Sal
El redactor recomienda