Los mejores consejos para ahorrar luz en la cocina
  1. Consumo
Nueva factura

Los mejores consejos para ahorrar luz en la cocina

Horno, campana, frigorífico, placa, vitrocerámica… Son muchos los electrodomésticos que utilizamos y ahora tenemos que tener más cuidado que nunca

Foto: Foto: AMC.
Foto: AMC.

Hora valle, hora llana y hora punta, tres franjas horarias que ahora muchos españoles tenemos grabadas a fuego en nuestra mente. La nueva tarifa de la luz, que ha entrado en vigor este 1 de junio, ha hecho que muchos tengamos que organizar nuestras tareas del hogar para que no nos dé un susto la factura a final de mes.

El sector de los electrodomésticos no deja de innovar para acercarse a los propósitos de eficiencia energética y ahorro de agua. Pero es cierto que no todo el mundo puede disponer de aparatos de última generación. Así que muchos se preguntarán: ¿cómo podemos ahorrar en estancias como la cocina, que está plagada de electrodomésticos? Alimente ha hablado con varios expertos para que nos ofrezcan algunos consejos útiles. ¡Apuntad!

"Escoger el modelo con la etiqueta A frente a la G reduce el consumo de luz en un 40%", destacan desde la Asociación de Mobiliario de Cocina

¿Cómo funciona la nueva tarifa?

La nueva factura, diseñada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, pretende que disminuya el consumo en lo que llaman 'hora punta' con el objetivo de fomentar el ahorro energético y la eficiencia. Para ello, se han establecido tres franjas horarias que funcionan a modo de semáforo:

  • Hora punta. Va desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde y desde las 6 de la tarde a las 10 de la noche de lunes a viernes (sin contar los festivos) y es el periodo más caro de todos. El color de esta franja sería rojo.
  • Hora llana. Tiene un precio menos caro que la hora punta y se establece desde las 8:00 de la mañana hasta las 10:00, desde las 14:00 a las 18:00 de la tarde y desde las 22:00 a 00:00 de la noche. El color de esta franja sería naranja.
  • Hora valle. Es el horario en el que menos cuesta la luz y comprende las horas nocturnas (de 00:00 horas a 8:00 de la mañana) y las 24 horas de los fines de semana y festivos. En el semáforo, esta franja se visualizaría de color verde.

La cocina, la estancia que más consume

La cocina es el lugar que más gasto energético genera en la casa. Por ello, grupos como la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) han lanzado algunos consejos sobre cómo utilizar esta estancia de cara a la nueva factura de la luz.

La disposición de los alimentos en el frigorífico es clave para ahorrar energía


Desde AMC señalan que es muy importante “comprender el nuevo etiquetado de los electrodomésticos, que permite distinguir fácilmente cuáles son más y menos eficientes”. Los electrodomésticos están clasificados en una escala de la A (la calificación más eficiente) a la G (peor valorados). “Escoger el modelo con la etiqueta A frente a la G reduce el consumo de luz en un 40%. Además de repercutir positivamente en el medioambiente y reducir el cambio climático, genera un ahorro significativo, ya que el consumidor puede llegar a ahorrar en un año de consumo hasta 60 euros en la lavadora, hasta 163 euros en el congelador, 163 euros en la secadora y hasta 170 euros en el frigorífico, electrodoméstico en el que el ahorro es más notable”, apuntan.

Frigorífico, la clave del ahorro

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuántas veces podemos abrir el frigorífico al día, sobre todo ahora que se ha implantado en gran parte de la sociedad el teletrabajo? Este electrodoméstico es el responsable de alrededor de un 30% de la factura total, por lo que es la clave para ahorrar. “Los frigoríficos con sistema no frost refrigeran o congelan los alimentos mediante el reparto homogéneo de aire frío, lo que evita la formación de escarcha. De este modo, generan frío más rápido y constante en el interior, empleando mucha menos energía y generando la consiguiente reducción en la factura de la luz”, aseguran desde AMC.

Los expertos en el sector de los electrodomésticos destacan algunos factores a tener en cuenta en el ahorro de energía. “La disposición de los alimentos en su interior favorece o perjudica la circulación de frío y comporta directamente un consumo racional o elevado de energía”, subrayan fuentes de Frecan. En este sentido, desde Whirlpool, reiteran la importancia de llevar a cabo una buena preservación de los alimentos, ya que, como indican, “es una de las formas más eficientes de ahorro, sobre todo a la hora de hacer la compra”.

Se deben limpiar regularmente los filtros de la campana, ya que si no el gasto también incrementa


Por su parte, desde Electrolux afirman que “con una temperatura interior de 5 °C en el frigorífico, y de -18 °C en el congelador es suficiente para conservar la mayoría de los alimentos y también ahorrar”. En esta línea, expertos de Fagor dicen que como el frigorífico está en uso permanente todo el día, es necesario aprovechar su espacio, por eso recomiendan que se opte “por temperaturas frías, pero estables; por cocinar menos y conservar más, y optimizar el tiempo”. Y recuerdan que, para un consumo más sostenible, se debe “utilizar el cajón de carne y pescado a 0 grados y el cajón que permite adaptar la humedad a las necesidades que tengas”.

Campanas extractoras, otro elemento a tener en cuenta

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La campana es otro de los elementos de la cocina en los que hay que fijarse. Desde Electrolux aconsejan limpiar regularmente los filtros de la campana, ya que si no se hace “la aspiración es menos efectiva y por lo tanto se necesita mayor velocidad para eliminar los humos y, en consecuencia, el gasto también incrementa”.

Expertos de Fagor remarcan la importancia de la iluminación led: “Puede resultar clave mantener una extracción constante durante el proceso de cocción. Además, utiliza el nivel extracción adecuado para la necesidad de cada plato, es decir, velocidad baja para sopa y velocidad alta para freír”, afirman. Desde AMC recuerdan que este tipo de luz es “la más respetuosa con el medioambiente y sobresale por su bajo consumo energético, que conlleva un ahorro de casi un 80% en comparación con la iluminación tradicional, además de una altísima durabilidad de hasta 25 años”.

Con la placa de inducción se alcanza entre un 30% y un 40% de ahorro energético

Fuentes de Frecan añaden a la importancia de la iluminación, “las soluciones de recirculación”. Por su parte, Whirlpool destaca los sensores inteligentes, que “detectan y adaptan de forma intuitiva cualquier olor, humo o vapor, ajustándolo automáticamente para optimizar su rendimiento y su consumo energético”.

Cómo ahorrar usando el horno y la placa de inducción

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Ahora que pasamos más tiempo en casa, el consumo de alimentos cocinados en el horno ha aumentado. Aunque los hornos antiguos generan muchos gasto, actualmente se venden modelos más eficientes. “Los modelos actuales disponen de accesorios que mejoran su eficiencia, como las sondas térmicas inalámbricas, que cuentan con un indicador que informa de cuándo está lista nuestra receta al medir la temperatura del alimento, evitando así abrir y cerrar el horno, con la consiguiente pérdida de calor, y el aumento necesario en su consumo para volver a calentarse”, detallan desde AMC.

Los expertos aconsejan utilizar las horas valle, poner ciclos ECO y mantener los filtros limpios


Los expertos de Electrolux nos animan a practicar el batch cooking, ya que “los fines de semana son horario valle y es un momento perfecto para aprovechar las 24 horas del sábado y el domingo para planificar los platos de la semana”, aseguran. Por su parte, desde Fagor proponen la cocción al vapor, que definen como “más rica y sana”. Además, “no obligas al horno a tener que llegar a temperaturas muy altas en poco tiempo y se aprovecha su cavidad y bandejas múltiples para hacer varios platos a la vez y luego preservar en frigorífico o congelador”, añaden. Por último, la elección de termostatos electrónicos y no mecánicos es la recomendación clave de Frecan.

Si existen un consejo en el que están de acuerdo todos los expertos es con la idea de elegir la placa de inducción, porque aunque el precio es más alto, “a la larga es la opción más económica y sostenible”, como explican desde AMC. Este modelo puede alcanzar entre un 30% y un 40% de ahorro energético, “ya que se calientan a una velocidad dos veces superior a las placas vitrocerámicas convencionales y gastan menos”, recalcan desde AMC.

Sacar partido a la lavadora

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las últimas novedades en este electrodoméstico hacen que sean silenciosos (algunos motores apenas llegan a los 50 decibelios), un punto a favor ahora que la nueva ley fomenta el uso de los electrodomésticos en horario nocturno.

“Con los nuevos avances tecnológicos también es posible ajustar la duración del ciclo según nuestras necesidades e incluso disponer de programas rápidos de apenas 12 minutos e incluso podemos controlar cada minuto del ciclo de lavado y ajustar automáticamente la cantidad de agua y energía”, subrayan desde AMC.

El lavavajillas representa un ahorro de un 9% frente al lavado a mano


Los programas ECO son los más recomendados. Si no tenemos electrodomésticos de última generación, podemos recurrir a otros consejos como:

  • Utilizar las horas valle
  • Poner ciclos ECO que son más largos, pero gastan menos.
  • Carga acorde al peso que tiene especificado la lavadora, ni sobrecargar ni mucho menos dejarla a media carga.
  • Mantener filtros limpios, tener un correcto mantenimiento.
  • Utilizar temperaturas de lavado más bajas, evitando desgaste y ahorrando energía.

Lavavajillas, para ahorrar agua

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Según datos de AMC, al lavar a mano el gasto diario de agua alcanza los 88,8 litros, de los que 52 son de agua caliente, mientras que un lavavajillas consume 54,2 litros diarios, de los cuales 24,6 son de agua caliente (sin contar con las opciones que utilizan solo 19 litros por lavado). La conclusión es que el lavavajillas representa un ahorro de un 9% frente al lavado a mano.

Por otro lado, los programas ECO nos pueden hacer ahorrar hasta un 20% en el consumo eléctrico, además de un 16% de agua, aunque también hay programas de lavado rápido para una limpieza perfecta en menos de una hora.

Si optamos por modelos con sistemas de secado natural, ahorraremos incluso más. Estos sistemas consisten en que la puerta se abre automáticamente al finalizar el programa de lavado y la vajilla se seca perfectamente empleando corrientes de aire naturales.

Alimentos Normativa
El redactor recomienda