Salen a la luz más productos con óxido de etileno: Decathlon retira cápsulas y barritas
  1. Consumo
De la marca Aptonia

Salen a la luz más productos con óxido de etileno: Decathlon retira cápsulas y barritas

La cadena de material deportivo pide a los consumidores que hayan adquirido estos productos que no los consuman y los devuelvan a sus tiendas

placeholder Foto: Compra de un suplemento alimenticio. (iStock)
Compra de un suplemento alimenticio. (iStock)

Cinco productos de la marca Aptonia, comercializados por Decathlon, contienen residuos de óxido de etileno en una concentración superior al límite máximo legal. Se trata de las barritas de sabor a naranja Vitamins + Minerals en envase de 30 unidades, con lote L 21.140 y L21.189; las cápsulas de electrolitos Salts Caps en envase de 100 unidades, con lote L 21.182; las barritas con sabor a limón Electrolytes Tablets Ecosize en envases dobles de 20 unidades, con lote L 21.166; las barritas de sabor a fresa Electrolytes Tablets en envases dobles de 20 unidades, con lote L 21.188; y las barritas de sabor a limón Electrolytes Tablets en envases dobles de 10 unidades, con lote L 21.167.

"Los productos afectados se han retirado del mercado, sin embargo, algunos de estos productos se vendieron antes de esta retirada, entre el 19 de junio y el 12 de agosto de 2021, ambos inclusive", explica la cadena de material deportivo en un comunicado. "Si tienes cualquiera de estos lotes, te pedimos que no los consumas y que los devuelvas a la recepción de tu tienda más cercana, para que te los cambien o te devuelvan el dinero (aunque el producto esté incompleto)", añade.

Estos suplementos alimenticios se suman a una amplía lista de productos con trazas de óxido de etileno, una sustancia clasificada como mutagénica, carcinogénica y tóxica para la reproducción, según el Reglamento (CE) nº 1272/2008. Todo comenzó el pasado 22 de junio, con un aviso de la Red de Alerta Europea (RRASFF, por sus siglas en inglés), pero no se supo a qué productos afectaba la alerta hasta que los primeros fabricantes afectados lo hicieron público, un mes después en el mejor de los casos.

Mars fue la primera compañía que difundió la lista completa de los helados de sus marcas que no debían consumirse. La segunda empresa en pronunciarse fue Froneri/Nestlé, que habilitó un buscador en su web para comprobar si los lotes adquiridos por los usuarios estaban afectados. Les siguieron Carrefour, que compartió los 29 helados de su marca propia que estaban procediendo a retirar; y La Fageda, que distribuía cuatro lotes de flan de vainilla no contaminados, pero que fueron retirados del mercado. La compañía recuerda que El motivo de la retirada se debe a la alerta alimentaria que recientemente hemos recibido fabricantes alimentarios vinculada a la presencia no deseada de óxido de etileno en niveles superiores a los legalmente permitidos, en una serie de aditivos alimentarios.

"Desde que recibimos la alerta y de acuerdo con nuestra política de calidad y seguridad alimentaria, nuestra actitud ha sido de máxima proactividad para determinar el alcance de la incidencia y hemos constatado que únicamente ha resultado afectada una partida de goma garrofín (E -410), ingrediente que utilizamos en nuestros flanes. El resultado de las analíticas que hemos encargado a laboratorios externos acreditados han dado negativo al no detectar la presencia de óxido de etileno en los productos marca “La Fageda“", comenta la compañía.

La concentración de la sustancia es mínima

El óxido de etileno no está autorizado como producto fitosanitario en Europa, pero sí en otros países, donde se utiliza para la desinfección de hierbas y especias. Ello explica que se hayan detectado residuos de esta sustancia en algunas muestras de aditivo E410, también llamado goma de garrofín o algarroba, un estabilizante muy común en la industria alimentaria. Teniendo en cuenta que los restos de óxido de etileno se han detectado en aditivos, que representan una proporción pequeña del producto final, la exposición a esta sustancia es muy reducida.

Además, conviene aclarar que no todos los productos que contienen el aditivo E410 están contaminados, sino que la alerta afecta sólo a los lotes que se han ordenado retirar. Según la AESAN, los niveles de óxido de etileno en los helados son muy bajos y están por debajo del límite legal de 0,02 mg/kg, con lo cual se descarta la existencia de un riesgo agudo para la salud. El organismo, dependiente del Ministerio de Consumo, tampoco tiene constancia de ningún perjuicio causado por los productos afectados.

Seguridad alimentaria