¿Las algas son sanas? La OCU advierte de que contienen sustancias que pueden ser peligrosas
  1. Consumo
Exceso de yodo y cadmio

¿Las algas son sanas? La OCU advierte de que contienen sustancias que pueden ser peligrosas

Se aconseja vigilar el consumo de algas teniendo en cuenta, además, que la concentración de cadmio es particularmente elevada en las algas pardas, como el wakame, y en las rojas, como el alga nori

Foto: Wakame, un alga muy utilizado en japón. (Weddingraphy Studio / CC)
Wakame, un alga muy utilizado en japón. (Weddingraphy Studio / CC)

Muchos españoles disfrutan de forma habitual la gastronomía japonesa de forma habitual, y las algas son uno de los componentes de su plato estrella: el sushi. El alga es un alimento que tiene una fama de aportar supuestos beneficios para la salud e incluso para el medioambiente, ya que además de ser poco calóricas, depurativas, antiinflamatorias o antivíricas, también es un alimento sostenible debido a que su cultivo requiere poco espacio y no depende de fertilizantes ni pesticidas. Sin embargo, la OCU ha alertado que algunos de los minerales que contienen, en exceso, podrían llegar a ser peligrosos: es el caso del cadmio o el yodo.

El peligro del cadmio no es desconocido en España, ya que en la Navidad de 2019 se habló mucho del cadmio a raíz de la recomendación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria de no chupar las cabezas de gambas y langostinos, debido a que en esa parte se acumula el cadmio. Sin embargo no es la única fuente: también se debe tener cuidado con el cadmio que llega a nuestro organismo a través de las algas. En este sentido, la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria ya advirtió sobre los riesgos de consumir en exceso algas y suplementos de algas por su contenido significativo en cadmio.

Foto: Los hábitos de consumo determinan nuestra huella ecológica (EFE)

Peligros del Cadmio

El cadmio es un metal pesado que, en ingestas elevadas, puede producir náuseas, acumularse en el riñón y provocar fragilidad ósea. Además, está clasificado como cancerígeno por la Agencia de Investigación contra el cáncer, y está considerado como mutagénico y tóxico a nivel reproductivo. Este contaminante se encuentra ampliamente distribuido en el medioambiente como consecuencia de las actividades agrícolas e industriales desarrolladas por los seres humanos.

Niveles máximos por determinar

Cabe resaltar que la legislación europea establece niveles máximos de cadmio para algunos alimentos, entre ellos ciertos tipos de carne, pescado, legumbres, cereales, hortalizas, cacao, alimentos infantiles, pero en el caso de las algas, aún no existe un máximo legal. No obstante, la Unión Europea ya está considerando establecer límites legales para metales como cadmio, arsénico y plomo. Mientras tanto, se aconseja vigilar el consumo de algas teniendo en cuenta, además, que la concentración de cadmio es particularmente elevada en las algas pardas, como el wakame, y en las rojas, como el alga nori.

Foto: Fuente: iStock

Exceso de yodo

La AESAN informa de que las algas pardas y más concretamente de la variedad Kombu (Laminaria japonica, Saccharina japónica) contienen altas concentraciones de yodo y aunque es un elemento esencial para la síntesis de las hormonas tiroideas, el crecimiento, el desarrollo del sistema nervioso central, y, en general, para el buen funcionamiento del organismo, su ingesta en exceso también puede ser peligrosos.

El exceso de yodo puede suponer un problema para determinados grupos de población: niños, mujeres embarazadas o durante la lactancia, así como quienes tengan problemas tiroideos, pero cabe resaltar que para el resto de los consumidores, un ligero exceso en la ingesta recomendada no es problemático

El redactor recomienda