Menú
El precio del chocolate vegano: más salud, menos sabor y una textura diferente
  1. Consumo
Encuesta mundial

El precio del chocolate vegano: más salud, menos sabor y una textura diferente

Carece de las exquisitas propiedades del producto original, pero cada vez cuenta con más adeptos, especialmente entre los menores de 44 años. ¿La razón? El interés por una dieta sana y variada (el medioambiente importa menos)

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El chocolate es un alimento cargado de connotaciones hedonistas, aunque sus cada vez más estudiados (y probados) efectos saludables sirven de argumento a muchas personas para comerlo habitualmente sin ningún tipo de remordimiento.

Suiza lidera el consumo mundial de chocolate, con cerca de 10 kilos por cabeza y año, seguido de Alemania (7,9 kilos) e Irlanda (7,5 kilos). Los españoles (2 kilos) nos quedamos muy lejos de nuestros vecinos del norte, pero duplicamos la cantidad de los portugueses (1,1 kilos).

Foto: Foto: Unsplash/@joannakosinska.

Ahora bien, la hegemonía helvética podría tener sus días contados debido a la fuerte demanda de chocolate por parte de India, Emiratos Árabes o China, pero también a la pérdida de producción de cacao por motivos medioambientales, entre otras variables, que proyectan una sombra de ‘chocopocalipsis’ en 2050, como expone un artículo publicado en 'The Conversation'.

Tendencia plant-based

En esas predicciones falta una tendencia de los últimos años: el aumento de personas veganas, vegetarianas o flexitarianas, que rechazan el consumo de parte o de todos los alimentos de origen animal, y entre ellos el chocolate es un candidato. Sin embargo, dado lo difícil (y no siempre necesario) que es renunciar al placer de meterse en la boca un pedazo de este dulce, la industria ha creado soluciones vegetales. Pero ¿son satisfactorias?.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La compañía Barry Callebaut, nacida en 1996 de la unión de la belga Callebaut y la francesa Cacao Barry y uno de los grandes fabricantes mundiales de chocolate y productos de cacao para las empresas, ha llevado a cabo una encuesta sobre 3.207 personas de Francia, Reino Unido, Polonia, Alemania, Italia, España, Estados Unidos y Australia, para conocer sus gustos y hábitos de consumo de dulces, panadería, helados y bebidas elaborados con chocolates vegetales.

El 43% de los encuestados más jóvenes dicen que estarían dispuestos a pagar más por este tipo de productos y el 70% quiere que haya más sabores

Entre los resultados, destaca el aumento de personas que se suman a esta tendencia. Un estudio de 2020 en Europa Occidental encontró que el 25% de los encuestados tomaba chocolates vegetales, una cifra que en 2021 ha subido hasta el 65%, aunque escala hasta el 74% en la franja de 18 a 44 años (los millennials y la generación Z) y baja hasta el 43% entre los mayores de 45 años.

Los datos se replican en España y el 43% de los encuestados de las generaciones más jóvenes dicen que estarían dispuestos a pagar más por este tipo de productos, y el 70% quiere que haya más sabores y texturas de chocolate con leche vegetal.

Los encuestados aseguran que durante el último año han consumido más chocolates veganos y más de la mitad dicen que en el futuro van a tomar aún más.

¿Qué interés nos mueve?

En el mundo de la alimentación, el interés por la salud y el medioambiente es creciente, y este tipo de chocolate no es una excepción. Según la encuesta de Barry Callebaut, la salud (43%) es la razón principal, seguida muy de cerca por el sabor (41%) y aportar variedad a la dieta y/o probar algo nuevo (34%), por delante de otras cuestiones como la preocupación por el cambio climático y el bienestar animal. Solo el 12% justifica el consumo por problemas de alergias alimentarias.

Foto: Foto de archivo. (EFE)

La mayoría (76%) acepta que el sabor va a cambiar (en comparación con los productos que tienen ingredientes de origen animal).

¿Todo es perfecto? No. Las barreras para no consumir estos productos vegetales son las diferencias de sabor, el precio demasiado alto (25%) y el desconocimiento (19%).

A pesar de esa aura de naturalidad que rodea a los alimentos vegetales, no hay que infravalorar el peso que tiene el marketing y, por tanto, la fuerza del ‘apellido’ bajo el que se presenta el chocolate. Así, la encuesta encuentra que ‘plant-based’ es un reclamo mucho más efectivo y atractivo que si se usa vegano, vegetariano, sin lactosa o sin lácteos (estos dos últimos adjetivos solo captan la atención del 16% de consumidores).

En resumen, la cuestión no es tanto el nombre con el que se presente o el motivo que empuja hacia esa elección, sino la demostración de que los gustos del consumidor cada vez son más sensibles a las nuevas corrientes relacionadas con lo natural.

El chocolate es un alimento cargado de connotaciones hedonistas, aunque sus cada vez más estudiados (y probados) efectos saludables sirven de argumento a muchas personas para comerlo habitualmente sin ningún tipo de remordimiento.

Alimentos Tendencias de consumo
El redactor recomienda