Menú
¿Un bolígrafo hecho de cerveza y también compostable? Sí, existe
Novedad

¿Un bolígrafo hecho de cerveza y también compostable? Sí, existe

Scribeer, la fábrica de cerveza artesanal cero emisiones y cero residuos, aprovecha el bagazo para crear un material biodegradable para fabricar todo tipo de objetos, entre ellos, esta novedosa pluma

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Scribeer lanza el primer bolígrafo compostable del mundo hecho de cerveza con el que pretenden reescribir el futuro de las industrias, un futuro con huella de carbono cero.

Scribeer lleva la sostenibilidad a un nuevo nivel, una auténtica revolución para los amantes de la escritura y de la cerveza, que ahora pueden disfrutar de ambos placeres al tiempo que cuidan del medio ambiente.

En Scribeer transforman el bagazo de cerveza, subproducto resultante del proceso productivo de la cerveza, que por primera vez se trata y transforma en el lugar que se genera, en un revolucionario material compostable con el que se puede fabricar cualquier objeto en sustitución de otros materiales nocivos para el medio ambiente.

placeholder Foto: Scribeer
Foto: Scribeer

Cuentan con las instalaciones más sostenibles de la industria cervecera, generan más energía de la que consumen y además lo hacen de la manera más sostenible.

Por primera vez en la industria alguien se preocupa no solo del origen de las materias primas, sino también del final de, las mismas. Cero emisiones, Cero residuos y mejor aún Upcycling de los mismos en un producto que elimina dos problemas de golpe: por un lado, eliminan el residuo generado durante el proceso productivo de cerveza y por otro el terrible impacto ambiental que generan los bolígrafos de plástico cuando se desechan.

Los bolígrafos de hoy generalmente están hechos de una mezcla de materiales; plásticos como nylon, poliéster y polipropileno; acero y otros productos químicos, lo que los hace inadecuados para el reciclaje y permanecen intactos durante miles de años.

Con cada cerveza producida en Scribeer hacen un bolígrafo compostable y reutilizable al poder cambiar el cartucho una vez agotado.

Scribeer lanza el primer bolígrafo compostable del mundo hecho de cerveza con el que pretenden reescribir el futuro de las industrias, un futuro con huella de carbono cero.

Cerveza
El redactor recomienda