Menú
Trucos para congelar el pescado y el marisco ahora y que estén frescos para Navidad
¡COMO RECIÉN COMPRADOS!

Trucos para congelar el pescado y el marisco ahora y que estén frescos para Navidad

Se deben seguir una serie de recomendaciones previas, puesto que se pueden cometer errores que den al traste con su correcta conservación en el congelador de casa

Foto: Trucos para congelar el pescado y el marisco ahora y que estén frescos para Navidad. (iStock)
Trucos para congelar el pescado y el marisco ahora y que estén frescos para Navidad. (iStock)

Ahora que se acerca la Navidad y ante la subida desorbitada de los precios debido a factores como la inflación o al engrose de importes a medida que se aproximan las fiestas más señaladas, mucha gente prefiere comprar el pescado y el marisco con antelación y congelarlo. Un plan nada descabellado teniendo en cuenta que tanto el pescado como el marisco son dos de los productos más consumidos en esta época del año. Por lo que un poco de planificación no viene nada mal.

Además, sabiendo que el periodo de congelación recomendable para tipo de alimentos es, como mínimo, de tres meses, la idea es todo un acierto. No obstante, para congelar pescado y/o marisco se deben seguir una serie de recomendaciones previas, puesto que se pueden cometer errores que den al traste con su correcta conservación en el congelador de casa, como, por ejemplo, no congelarlo inmediatamente después de haberlo comprado.

Foto: Foto: iStock.

En cualquier caso, antes de congelarlo, lo primero que se debe hacer es lavar el pescado con agua fría, eliminando los restos de sangre, escamas, vísceras o suciedad. Después, hay que dejar escurrir y secar el pescado para luego guardarlo en un recipiente (ya sea un táper, un bote, una bolsa de congelación, papel de aluminio o film) eliminando todo el aire para evitar que la humedad entre en contacto con el producto.

Descongélalo 24 horas

Una vez envasado, se guarda el pescado y el marisco en la zona más fría del congelador, es decir, en el primer cajón. Hecho esto, hay que subir la potencia máxima del congelador durante una hora para que el resto de los alimentos que están congelados no se estropeen al entrar en contacto con el pescado y/o marisco que están a temperatura ambiente. Pasada esa hora, se vuelve a ajustar a la potencia normal, es decir, entre los 18 y los 25 grados bajo cero.

Cuando se aproxime el día señalado, habrá que descongelar el pescado y el marisco, pero para que no se estropee y sepa como recién comprado en la pescadería, los expertos recomiendan sacar las piezas que se vayan a preparar un día antes de cocinarlo. Después, habrá que dejarlo en la nevera durante 24 horas, y no a temperatura ambiente, como suele creer la mayoría de la gente. Pasado este día, el pescado y marisco estará listo para cocinar y consumir sin que haya perdido su sabor y frescura.

Comprar el pescado y el marisco con antelación a Navidad y congelarlo es todo un acierto

En cuanto a la forma más sana de cocinarlos, se puede optar por hacerlo cocido o hervido, pero para que no quede soso se pueden añadir especias o acompañar con guarnición. Otra opción es cocinarlo al horno, evitando así que se genere demasiada grasa, dándole un toque tostado muy rico. Por último, se puede preparar a la brasa o a la plancha, que le da un toque muy sabroso.

Ahora que se acerca la Navidad y ante la subida desorbitada de los precios debido a factores como la inflación o al engrose de importes a medida que se aproximan las fiestas más señaladas, mucha gente prefiere comprar el pescado y el marisco con antelación y congelarlo. Un plan nada descabellado teniendo en cuenta que tanto el pescado como el marisco son dos de los productos más consumidos en esta época del año. Por lo que un poco de planificación no viene nada mal.

Alimentos
El redactor recomienda