Menú
La OCU ha analizado 17 turrones de chocolate en España (y hay malas noticias)
NINGUNO ES BUENO

La OCU ha analizado 17 turrones de chocolate en España (y hay malas noticias)

La Organización de Consumidores y Usuarios ha intentado arrojar luz a lo que muchos nos preguntamos en Navidad. ¿Cuál es el mejor turrón de chocolate? La respuesta: ninguno

Foto: El turrón de chocolate con arroz inflado es el favorito de muchas familias en Navidad (Freepik)
El turrón de chocolate con arroz inflado es el favorito de muchas familias en Navidad (Freepik)

Ya llega la Navidad y con ella los excesos. Que si polvorones, troncos de Navidad, roscones, turrones… Todo el mundo tenemos nuestro alimento favorito en estas fiestas y nos “pasamos un poquito” comiéndolo. Total, es una vez al año, ¿verdad? Y todos los años, ya sea para sentirnos menos culpables o para intentar cuidar un poquito nuestra salud, nos hacemos la misma pregunta. ¿Habrá un turrón de chocolate con arroz inflado medianamente sano?

La OCU ya hizo en su momento un estudio sobre cuál era el mejor turrón de Jijona, y este año le toca al más vendido cada Navidad, el turrón de chocolate clásico, el “Suchard” de toda la vida. Su textura mixta, crujiente gracias al arroz inflado y suave por su contenido en cacao que se derrite en la boca, hace las delicias de la familia todos los años. Por desgracia, de los diecisiete turrones crujientes analizados, ninguno se salva.

Foto: Los helados de supermercado más saludables para combatir el calor, según la OCU. (Unsplash/Pablo Marchán)

En el estudio se ha tenido en cuenta la información nutricional de la etiqueta de cada turrón de chocolate, los ingredientes, los aditivos, el precio y la cata realizada por pasteleros expertos. El principal problema que encontraron en el análisis es que muchos turrones no se diferenciaban de una tableta de chocolate común, eran delgados y su contenido en arroz inflado dejaba mucho que desear.

Solo hay un turrón de chocolate “pasable”

Otro de los problemas importantes que se encontró en este análisis fue la calidad de las grasas que contienen los turrones crujientes. Para que se trate de un “buen turrón” tiene que llevar exclusivamente grasa de manteca de cacao. Sin embargo, intentando abaratar los costes de producción, casi todos los turrones analizados, en mayor o menor medida, mezclan esta manteca con grasas vegetales de baja calidad organoléptica, como aceite de girasol, grasa de palma, o manteca de karité.

placeholder Todos los turrones del mercado menos dos suspenden en la calidad de su manteca de cacao (Silvia para Pixabay)
Todos los turrones del mercado menos dos suspenden en la calidad de su manteca de cacao (Silvia para Pixabay)

Al faltarle olor y sabor de chocolate debido a estas mezclas oleosas, todos los fabricantes añaden aromas artificiales, por lo que en este punto, ocho de los diecisiete turrones analizados suspenden de forma decepcionante. Solamente dos marcas son fieles a la esencia del turrón de chocolate clásico y no agregan grasas vegetales a su producto: el de El Corte Inglés y el turrón de chocolate de Picó.

Ambos turrones son lo que la OCU llama “compra ventajosa”, por su calidad y su precio. Sin embargo, ninguno de los dulces navideños analizados llega al nivel de “compra maestra”, ya que todos ellos contienen emulsionantes y texturizantes, como la lectitina o el E476, polirricinoleato de poliglicerol, ambos añadidos poco recomendables a nivel digestivo.

Estas Navidades, no hay turrón de chocolate con arroz inflado “bueno”

En cuanto a la degustación se refiere, fue realizada por pasteleros expertos. Si bien este aspecto puede ser algo subjetivo, ninguno de los turrones, excepto los dos arriba mencionados, pasó la prueba. Todos pecaban de falta del brillo característico del cacao, eran excesivamente dulces, la mezcla de arroz inflado no era homogénea y su textura en la boca no era perfecta. A pesar de todo ello, el turrón de chocolate seguirá siendo uno de los favoritos estas navidades, manteniéndose a un precio aceptable y accesible para muchas familias, a unos cinco euros el kilo en la mayoría de marcas blancas.

Ya llega la Navidad y con ella los excesos. Que si polvorones, troncos de Navidad, roscones, turrones… Todo el mundo tenemos nuestro alimento favorito en estas fiestas y nos “pasamos un poquito” comiéndolo. Total, es una vez al año, ¿verdad? Y todos los años, ya sea para sentirnos menos culpables o para intentar cuidar un poquito nuestra salud, nos hacemos la misma pregunta. ¿Habrá un turrón de chocolate con arroz inflado medianamente sano?

Alimentos
El redactor recomienda