Menú
Los mejores sustitutos del café para mayores de 50 años, según Harvard
Cuatro alternativas

Los mejores sustitutos del café para mayores de 50 años, según Harvard

Para personas mayores a las que el café pueda provocar acidez, nerviosismo o insomnio, una doctora de Harvard recomienda cuatro alternativas que pueden ser más apropiadas

Foto: Una doctora de Harvard sugiere cuatro alternativas al café para mayores de 50 años. (iStock)
Una doctora de Harvard sugiere cuatro alternativas al café para mayores de 50 años. (iStock)

Tomar café con moderación puede proporcionar importantes beneficios para la salud. Hace años, desde la universidad estadounidense de Harvard aseguraban que tomar tres tazas diarias podía reducir el riesgo de posibles enfermedades cardiovasculares y neurológicas, así como de la diabetes de tipo 2, e incluso disminuir las posibilidades de suicidio gracias a sus efectos antidepresivos. Pero cada persona es un mundo, y especialmente a las de mayor edad puede que el café no les siente tan bien, por diversos motivos. Por ello, también desde Harvard proponen ahora cuatro posibles sustitutos para esta popular bebida.

A partir de los 50 años, hay personas que cuando toman café son más propensas a sentir acidez estomacal, nerviosismo e insomnio. Esto último se puede resolver evitando el café en horas tardías, aunque aun así su efecto puede durar varias horas. La doctora Nancy Oliveira, experta en nutrición que trabaja para un hospital universitario de la Escuela de Medicina de Harvard, recomienda cuatro alternativas a esta bebida, especialmente pensadas para mayores de 50 años que tengan ese tipo de problemas al tomarla.

Foto: Fuente: iStock.

En su introducción, Oliveira habla también del , el cual considera "el primo del café", y destaca que la mayoría de tipos de té tienen alrededor de la mitad de cafeína que el café, provocan menos acidez y tienen propiedades antioxidantes. De los cuatro de esta lista, dos son variedades de té.

Mate

El mate, también conocido como yerba mate y original de Sudamérica, tiene tanta cafeína o incluso más que el café, aunque quienes lo consumen tienden a sentirse menos nerviosos tras ingerirlo. Por si fuera poco, hay estudios que indican que el consumo de mate podría reducir el colesterol y ayudar a perder peso, aunque estas conclusiones no están 100% demostradas.

El mate tiene una cantidad de cafeína similar al café, pero produce menos nerviosismo

Eso sí, también hay estudios menos amigables con el mate, los cuales señalan que algunos de sus métodos de procesamiento, como secar sus hojas con humo, pueden propiciar la aparición de sustancias potencialmente cancerígenas como son los hidrocarburos aromáticos policíclicos. Para solucionar este problema, la doctora Oliveira recomienda consumir mate sin ahumar, que se prepara secando las hojas al aire, y que considera un método más seguro para la salud.

Té yaupon

A su favor tiene propiedades como el ácido clorogénico y antioxidantes, que ayudan a reducir inflamaciones y a aumentar la energía. Además, su teobromina es muy beneficiosa para incrementar el riego sanguíneo. El efecto de la teobromina es más lento que el de la cafeína, pero más duradero.

Foto: Foto: Unsplash/@claybanks.

Eso sí, al combinar teobromina y cafeína puede elevar demasiado el ritmo cardiaco en algunas personas, y puede provocar insomnio si se toma en las horas previas a ir a la cama.

Té matcha

Una taza de este tipo de té puede llegar a contener bastante más cafeína que el propio café, y muchísimo más que la mayoría de otras variedades de té, por lo que para algunas personas puede ser excesivo y aumentar demasiado el ritmo cardIaco. Entre sus ventajas podríamos destacar que, a diferencia del té verde, se cultiva a la sombra, lo cual evita que se oxide e incrementa su contenido de polifenoles.

Café de achicoria

Una de las alternativas con un sabor más parecido al café normal que encontraréis, aunque un poco menos amargo. Eso sí, en este caso estamos hablando de una bebida sin cafeína, así que no esperéis un chute de energía con su consumo. La doctora Oliveira sugiere mezclar café de achicoria con un poco de café tradicional, si queréis que tenga una ligera dosis de cafeína.

El café de achicoria tiene un sabor similar al café normal, pero no tiene cafeína

Según los estudios realizados, la achicoria tiene propiedades aniinflamatorias y su inulina, aunque aquí se encuentra en baja cantidad, puede favorecer la salud intestinal. Para los alérgicos al polen no se recomienda esta bebida, ya que la planta de la achicoria proviene de la misma familia que la ambrosía, y podría provocar alergias.

Tomar café con moderación puede proporcionar importantes beneficios para la salud. Hace años, desde la universidad estadounidense de Harvard aseguraban que tomar tres tazas diarias podía reducir el riesgo de posibles enfermedades cardiovasculares y neurológicas, así como de la diabetes de tipo 2, e incluso disminuir las posibilidades de suicidio gracias a sus efectos antidepresivos. Pero cada persona es un mundo, y especialmente a las de mayor edad puede que el café no les siente tan bien, por diversos motivos. Por ello, también desde Harvard proponen ahora cuatro posibles sustitutos para esta popular bebida.

Café
El redactor recomienda