Abren en Madrid los primeros bares de España especializados en açai
  1. Gastronomía y cocina
AUTOSERVICIO DE SUPERALIMENTO

Abren en Madrid los primeros bares de España especializados en açai

Un nuevo alimento ha aterrizado en la capital traído desde Brasil. En el barrio de Salamanca y en Malasaña podemos probarlo de diferentes maneras

Foto: Para disfrutar del açai.
Para disfrutar del açai.

Belleza Açai Bar son los primeros locales de España que se dedican, única y exclusivamente, a la venta de açai. Para quien ande algo perdido en la materia, se trata del fruto de una palmera que crece en la selva del Amazonas, en Brasil. Su aspecto es similar al de un arándano grande, de color morado oscuro y se suele consumir en polvo. Gracias a sus múltiples propiedades vitamínicas, la gran cantidad de minerales que contiene (hierro, potasio, zinc y magnesio) y su alto contenido en taninos (sustancia que nuestro cuerpo aprovecha para convertir en antioxidantes) está considerado, por muchos, como un superalimento. Lo cierto es que ha sido consumido por las tribus indígenas desde hace siglos, pero sus propiedades se han dado a conocer a nivel mundial hace poco tiempo.

Con la masiva atención a lo que comemos en los últimos años y en pleno tornado de lo ecológico y saludable, el mercado ha crecido exponencialmente en el último lustro en todo el mundo. En España saltó a la palestra gracias a empresas como Beleeza, la startup nacional que lo empezó a comercializar dentro de nuestras fronteras a mediados de 2017. Lo trae directamente de Brasil, con la peculiaridad de que para que no pierda propiedades por el camino pasa por un proceso previo de liofilización que lo transforma en polvo. Empezó vendiéndolo por internet y en tiendas especializadas, en dos formatos: orgánico y como complemento vitamínico. El éxito de la iniciativa caló tanto entre los consumidores que hace dos meses abrieron su primer local de venta al público en Madrid.

placeholder Açai Bar.
Açai Bar.

Ubicado en pleno barrio de Salamanca en un recogido local chiquitito, la casa funciona sirviendo todo tipo de recetas protagonizadas por este fruto y servidas exclusivamente en bol, lo que convierte la experiencia en un festival de platos cucos que se devoran solo con mirarlos. Y, sí, también son carne de cañón para fotografiarlos y estar a la última en Instagram.

placeholder Tan apetecibles (y fotografiables).
Tan apetecibles (y fotografiables).

El cliente tiene dos alternativas, puede comprar el producto directamente allí y llevárselo a casa para combinarlo con lo que prefiera, o bien confeccionar su propio bol y degustarlo en el local. Para ello hay que seguir una serie de pasos: en primer lugar tendrá que elegir entre dos bases (de yogur desnatado con açai o de crema de plátano, fresas y açai); luego, agregar un combinado de frutas (el de plátano y fresa es el que más triunfa, aunque también se puede incluir kiwi o arándanos), una granola (clásica o de chocolate) y los toppings (miel, canela y coco). Si prefiere dejarse llevar, puede probar alguna de las cinco opciones prediseñadas que recoge su carta. Dos buenos ejemplos son Amazonas Bowl (con base de açai, plátano y fresa; un combinado de frutas formado por kiwi y fresas, una granola clásica y coco rallado) y Fortaleza Bowl (yogur desnatado y açai; plátano, fresas y una granola de chocolate con miel), dos propuestas fiables para empezar el día con energía.

placeholder Açai Bar.
Açai Bar.

Además de los boles, siempre experimenta con el producto intentando dar con nuevas recetas, como las Açai Balls, unas bolitas de açai y chocolate que funcionan como tentempié.

El éxito de este primer local les ha llevado a abrir un segundo establecimiento, esta vez en pleno Malasaña. Beleeza es una expresión que viene a decir que 'todo fluye, todo está bien', así que dejemos que fluya y que el açai discurra por las calles de Madrid.

Dirección: Velázquez 120. Tel 91 561 92 35. Fernando VI 21

Horario: de 10:30 a 19.30 h de lunes a viernes. Fines de semana: en Velázquez, de 10:30 a 14:30 h y en Malasaña de 10:30 a 19.30

Precio medio: 10 €.

Venta
El redactor recomienda