Pocas cosas de la vida producen más ternura que la sonrisa de un niño, y la mayoría de los bonitos recuerdos que marcan nuestra existencia sucedieron, seguramente, alrededor de una buena mesa con alimentos. ¿Que qué tiene que ver una cosa con la otra? Muy sencillo, Chefs&Kids, un evento solidario que tuvo lugar el pasado 21 de mayo en Marbella y que transmitió los valores de la gastronomía a los más pequeños.

El encuentro funcionó tan bien que ya tiene fecha marcada para su segunda edición: el 20 de mayo de 2018. ¿Y cómo fue aquello? Pues una fiesta, en realidad, porque varios chefs con estrella Michelin se dejaron llevar por su Peter Pan interior y, junto a los más pequeños, disfrutaron de una jornada matutina repleta de divertidos talleres en los que, aquí sí, se jugó (y mucho) con la comida. El proyecto lo organiza la agencia de comunicación y eventos Avalon, en colaboración con el Ayuntamiento de Marbella, la Diputación de Málaga y la ONG Aldeas Infantiles SOS, y con el patrocinio de la Fundación Emilio Moro y el grupo Fiat España.

"Creo que lo mejor que puede tener el mundo de la gastronomía es poder ayudar a los demás y compartir nuestra experiencia"

Los destinatarios de la iniciativa fueron 100 niños procedentes de varios colegios de la ciudad malagueña y del centro de día que Aldeas Infantiles gestiona en la zona, quienes disfrutaron de esta mañana lúdico festiva con 24 cocineros 'estrellados'. No sabríamos decir quién lo pasó mejor, a juzgar por las imágenes publicadas del momento, con los reyes de los fogones embadurnándose en salsas de tomate o plancton y con los enanos muy metidos en su papel de jefes de cocina.

Paco Morales (Restaurante Noor 1*) se mostró "entusiasmado por poder colaborar con la causa y poder transmitir algo de luz a los niños a través de mi amor por la cocina"; lo mismo que Paco Pérez (Miramar 2*): "Me hacía muchísima ilusión formar parte de esto. Creo que lo mejor que puede tener el hecho de que el mundo de la gastronomía se haya mediatizado tanto son estas cosas, poder ayudar a los demás y compartir nuestra experiencia. Siento la necesidad de devolver a la vida lo bien que me ha tratado y poder ayudar a los niños es lo más bonito que me podían proponer", comenta pletórico. No se queda atrás Dani García (Dani García Restaurante 2*), quien da las gracias a todos los que han colaborado para que Chefs&Kids sea posible y defiende con fuerza la misma línea de pensamiento de Pérez: "Somos unos privilegiados y tenemos que aprovechar la visibilidad de nuestra profesión para ayudar a los demás y devolver a la sociedad todo lo que ella ha hecho por nosotros".

Los chefs que participaron.
Los chefs que participaron.

Pero no son los únicos que estuvieron allí: José Carlos García, Diego Gallegos, Diego del Río, Juan José Carmona, Mauricio Giovanini, Martín Berasategui, Eneko Atxa, Ángel León, Paolo Casagrande, Diego Guerrero, Fina Puigdevall, Paco Roncero, Mario Sandoval, Óscar Velasco, Francisco Paniego, Kiko Moya, Jesús Sánchez, Erlantz Gorostiza, Benito Gómez, Miguel Ángel López y Ricardo Sanz también se pusieron manos a la masa.

El broche final llegó por la noche, con la cena de gala benéfica, que se despachó en las lujosas instalaciones del hotel Los Monteros (5* Gran Lujo) y consistió en un menú degustación elaborado por los chefs más reputados de Málaga, en el que cada cocinero elaboró un plato diferente. La recaudación final fue a parar a Aldeas Infantiles SOS, presente en 135 países, con ocho aldeas y 22 centros de día en España y con un total de 23.633 niños y jóvenes atendidos en nuestro país.

Los organizadores se muestran entusiasmados por el éxito cosechado, con más de 200 comensales que depositaron su granito de arena (la cena valió 350 euros). "Fue maravilloso. Todo el mundo ha puesto lo mejor de sí mismo en este proyecto y la ciudad de Marbella se ha volcado con él", explica Pilar Candil, representante de la agencia Avalon. Y si la segunda edición ya está en marcha es gracias a todos ellos, personas que además de ser unos currantes en sus puestos de trabajo, dedican horas de su tiempo para ayudar a los demás. Larga vida a Chef&Kids. Porque con la comida sí se juega.