Los restaurantes en los que las máquinas cocinan todos los platos
  1. Gastronomía y cocina
LA TECNOLOGíA INVADE LA COCINA

Los restaurantes en los que las máquinas cocinan todos los platos

El gigante tecnológico Moley Robotics ha creado un robot capaz de cocinar con la destreza de un chef experto e incluso limpiar su puesto de trabajo. Un ejemplo del futuro que el sector de la restauración tiene ante sí

placeholder Foto: ¿El futuro ya está aquí? (iStock)
¿El futuro ya está aquí? (iStock)

La cocina robótica es ya una realidad. Y no hablamos de los electrodomésticos inteligentes que habitan en gran parte de los hogares del mundo, sino de máquinas con extremidades capaces de reproducir los movimientos de un cocinero. Según datos publicados por la International Federation of Robotics, ya en 2015 se vendieron más de 41.000 robots para tareas profesionales, entre las que destaca el sector alimentario. Una cifra que supera en un 25% las compras del año anterior y que suponen una facturación de 4.600 millones de dólares.

Es innegable el impacto que esta inclusión supone para la economía y la evolución de toda una industria; sin mencionar las ventajas que aporta en el puesto de trabajo: precisión, seguridad, rapidez, fiabilidad, higiene… Unas cualidades que relegan la mano de obra humana hasta un puesto mucho más creativo y estratégico, pero que a la vez desestabilizan el mercado laboral. ¿Qué futuro nos espera?

Del campo al plato

placeholder Equipo responsable del sistema OpenAG.
Equipo responsable del sistema OpenAG.

El ingeniero español Eduardo Castelló es una de las figuras más relevantes de la agricultura digital, gracias a un proyecto que combina elementos tan dispares como los robots en enjambre, la alimentación y el blockchain. Con el objetivo de responder una simple pregunta, “¿qué sucedería si pudiésemos democratizar el clima”?, este joven valenciano creó OpenAG, un invernadero robótico que permite generar un clima determinado para que los organismos crezcan sin el menor de los problemas.

Esta tecnología permite cultivar toda clase de frutas y verduras en los lugares más inhóspitos del planeta. Y no solo eso, también puede concretar la forma en la que dicha plantación se desarrolla, modificando el volumen de la recolección, el tiempo de crecimiento o el nivel de nutrientes. Es solo cuestión de tiempo que las tradicionales tierras de cultivo cedan el 'mando' a estos ordenadores expertos en alimentación, ajenos a los típicos problemas que ponen en peligro la cosecha. Nada de lluvias torrenciales, ni plagas de insectos, ni falta de agua; los productos siempre estarán a punto en la fecha señalada.

Son muchos los restaurantes con estrella Michelin que recurren a los servicios de esta tecnología

Y esto es solo el principio del recorrido. Otro de los avances que ya se han labrado un hueco dentro de la industria son las impresoras de comida, un curioso artilugio que ya ha triunfado en otros sectores y que comienza a despuntar en este. Sobre todo, a la hora de elaborar platos especiales destinados a clientes con alergias o intolerancias alimentarias. Tal es su nivel de proyección que para 2020 se espera un incremento en las ventas de hasta 6 millones de unidades, según un estudio realizado por la consultora Gartner. Solo basta con proveer la máquina de materia prima, programarla y esperar a que el plato aparezca por arte de magia: pizzas, hamburguesas, galletas, pasteles, dulces de chocolate... Lamentablemente, su alto coste reduce su marco de actuación a restaurantes y establecimientos de suma innovación.

En cambio, esto no ocurre con los cientos de robots que ya atienden a los comensales más exigentes en muchas partes del mundo. Y es que dicha tecnología ya funciona de cara al público adoptando el papel de los camareros, jefes de sala, pinches e incluso chefs estrella. Un ejemplo de ello es el prototipo creado por Moley Robotics, cuyo objetivo es abordar el mercado doméstico y liderar la industria del smart kitchen. Gracias a sus brazos articulados, es capaz de reproducir los movimientos, la velocidad y la sensibilidad para la preparación de recetas de un cocinero experto. ¿En qué restaurantes podemos ser testigos de su talento?

El empleado del mes

  • Spyce. Se trata del “primer restaurante del mundo que ofrece una cocina robótica que cocina comidas complejas", o al menos así lo definen sus fundadores. El local en cuestión no cuenta con ningún cocinero en la plantilla, todos los platos de la carta son preparados por unas enormes máquinas situadas al otro lado de la barra. Una ubicación que permite a todos los clientes observar el proceso en primera persona, lo que aporta una credibilidad y fascinación extras. El restaurante ha abierto sus puertas este mismo año en Boston, Estados Unidos, bajo la tutela del chef con estrella Michelin Daniel Boulud. La oferta culinaria rinde homenaje a la cocina tailandesa, japonesa, latina o mediterránea. Y todo en menos de tres minutos.
placeholder Camarero robótico del Dalu Robot Restaurant.
Camarero robótico del Dalu Robot Restaurant.
  • CaliBurguer. Esta famosa hamburguesería de Pasadena, California, contrató el pasado mes de marzo a un pinche de cocina metálico y totalmente comprometido con su trabajo. Su nombre es Flippy y disfruta de un turno a media jornada donde es el responsable del producto estrella de la carta. Con gracia y esmero, Flippy prepara la carne de hamburguesa según las peticiones del consumidor, que se ha mostrado encantado con el nuevo miembro del equipo. El secreto reside en un sistema de visión artificial que le ayuda a ver la parrilla y a reconocer los elementos y acciones adecuados para llevar a cabo la receta.
  • Creator. La startup del mismo nombre abrirá muy pronto las puertas de su propio restaurante en San Francisco, donde las hamburguesas serán preparadas de principio a fin por sus cocineros robots. Con el respaldo de Google Ventures, dichos empleados tienen la capacidad suficiente para cocinar y servir una hamburguesa cada 30 segundos. Además, esta puede personalizarse a través de una aplicación, ofreciendo al cliente una experiencia mucho accesible, rápida e interesante.
  • Dalu Robot Restaurant. Subidos a bordo de una bicicleta, así se mueven los camareros de este moderno restaurante de la ciudad de Jinan, en China. En este caso, los robots se encargan de llevar al cliente su pedido, además de ofrecer un espectáculo de animación de lo más entretenido. La recepción también está liderada por uno de estos simpáticos androides, que convierten la velada en una experiencia más propia del cine de ciencia ficción.
Restaurantes Tendencias de consumo
El redactor recomienda