Los mejores sorbetes para que el verano sea muy refrescante
  1. Gastronomía y cocina
BÉBETE LA FRUTA CON ESTAS RECETAS

Los mejores sorbetes para que el verano sea muy refrescante

Si tienes fruta en el frigorífico, ya puedes preparar un sorbete para alegrarte durante las horas más 'crueles' del día. Te damos unas recetas para transformar este ingrediente en una bebida anticalor

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El verano se nota en el mantel y, sobre todo, en las copas. No en vano, esa necesidad acuciante de hidratarnos da paso a sorbetes y granizados con los que conquistar el paladar, al tiempo que rebajamos la temperatura. La mayoría de estas refrescantes bebidas tienen como máximas protagonistas a frutas como la sandía, la piña, el melón y, cómo no, los imprescindibles limones. Lo cierto es que casi todo vale para elaborar nuestro sorprendente, pero siempre refrescante, sorbete casero.

He aquí algunas recetas que seguro resultan perfectas para agasajar a los invitados o darnos un capricho sin más compañía que la de una buena música y la brisa del mar.

Sorbete de piña

La piña es una fuente de fibra y altamente digestiva, gracias a una enzima llamada bromelaína. Por este motivo, siempre es una buena idea coronar una comida con este rico brebaje. Sobre todo, si se trata de un copioso banquete.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Ingredientes:

  • Una piña entera
  • Zumo de ½ limón
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Ron

Para empezar, pelamos la piña y desprendemos el tronco central. A continuación, introducimos este tronco en la batidora, le agregamos zumo de limón, unas cuatro cucharadas de azúcar o cualquier endulzante que nos parezca oportuno -estevia, panela, azúcar de coco o xilitol son algunas opciones- y un poco de ron. Este último a discreción del consumidor, que puede incluso omitir el paso. Todo ello mezclado en la batidora nos servirá para obtener una cremosa textura.

Los sorbetes y los granizados son una interesante manera de disfrutar de la fruta y de aprovechar piezas que presentan golpes

Posteriormente añadimos los huevos. Como suele ser habitual en estos menesteres, primero separamos las claras de las yemas y las montamos al punto de nieve.

Una vez firmes, las incorporamos a la crema de piña y realizamos la mezcla. En cuanto quede homogénea, lo metemos todo en el congelador durante unas horas. Tras la espera, toca servirlo en copas decoradas con algún trozo de piña o cualquier otra fruta que maride bien.

Sorbete de sandía

La naturaleza, en su inmensa sabiduría, nos obsequia con una fruta muy hidratante cuando el calor resulta sofocante. Además, dado que la sandía abunda en nuestras latitudes, se convierte en la candidata perfecta para un sorbete. Esta fruta tan veraniega contiene L-citrulina, que al metabolizarse genera un aminoácido llamado arginina, con beneficios para el corazón, el aparato circulatorio y el sistema inmunitario.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Ingredientes:

  • 800 gramos de sandía
  • 80 gramos de agua
  • 70 gramos de azúcar (o su sustituto)
  • ½ limón

En primer lugar, ponemos un cazo al fuego con agua y azúcar. Una vez más, podemos sustituirla por estevia o cualquier otro endulzante y aunque no obtendremos un almíbar consistente, no perderá ni un ápice de su rico sabor. Iremos removiendo hasta que se disuelva y comience a hervir, durante unos dos minutos aproximadamente. Después lo retiraremos del fuego y esperaremos a que se enfríe.

Trituramos la sandía con zumo de limón y una pizca de sal. A continuación, añadimos el almíbar y mezclamos todo muy bien. Una vez concluido este paso, vertemos la mezcla en un recipiente y lo metemos en el congelador. Debemos tener la precaución de remover el contenido, al menos, dos veces cada media hora al principio del proceso de congelación, para evitar que se cristalice. Pasadas unas horas, podemos servirlo en unas copas y decorarlo con hojitas de menta.

Sorbete de melón

Otra fruta indiscutiblemente veraniega es el melón. Además, gracias a su ingesta nos defendemos mejor de las enfermedades provocadas por infecciones, virus y bacterias, pues es rica en vitamina C y manganeso.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • Medio melón (de más o menos un kilo)
  • Un limón
  • 180 gr. de azúcar
  • 250 ml. de agua

En primer lugar, y como ya hemos explicado en recetas anteriores, preparamos el almíbar. Después, limpiamos el melón, le quitamos la piel y lo cortamos en pequeños dados que posteriormente trituraremos.

A continuación, se le añade el zumo de limón y reservamos la piel para utilizarla más adelante. Una vez hecho, removemos la mezcla resultante, incorporamos el almíbar al melón licuado y unimos todos los ingredientes. Finalmente, introducimos la mezcla en el congelador y, tras aguardar unas horas, podremos degustarlo.

Sorbete de melocotón

Esta fruta de temporada está pidiendo a gritos que elaboremos un sorbete con ella. Lo cierto es que si la incorporamos a nuestra dieta nos aportará la cantidad necesaria de potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, zinc, yodo y selenio. La opción ideal para un trago sano y refrescante de verano.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 4 o 5 melocotones
  • 1 limón
  • 50 gramos de azúcar (o el endulzante que escojamos)
  • 150 ml de agua mineral
  • 1/4 de litro de yogur natural griego
  • 2 galletas
  • 2 cucharadas de almendras
  • Hojitas de menta

Primero pelamos los melocotones, los partimos, desprendemos el hueso y los troceamos. Luego preparamos el almíbar con el agua, el zumo de limón y el azúcar, y lo dejamos cocer durante 10 minutos. Después mezclamos los melocotones con el almíbar, los vertemos en una fuente metálica y lo depositamos en el congelador.

Sin embargo, cada 30 minutos es recomendable que regresemos para batir la mezcla. Trituramos de nuevo y congelamos. Como último paso, ponemos el yogur en unas copas, colocamos por encima una bola de nuestro rico sorbete y lo servimos decorado con galletas, almendras picadas y unas hojitas de menta. Un resultado de revista.

Bebidas Fruta
El redactor recomienda