Los orígenes más curiosos de algunas comidas populares
  1. Gastronomía y cocina
Buscando las raíces

Los orígenes más curiosos de algunas comidas populares

Algunos platos e ingredientes encuentran sus comienzos hace miles de años y a muchos kilómetros de los lugares en los que posteriormente acabarían asentándose como tradicionales o típicos.

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Todo tiene un comienzo, un origen, unas raíces. La comida también. Y algunos de los alimentos más comunes o típicos tienen curiosas historias tras de sí. Sin ir más lejos, tenemos ejemplos locales, como la tortilla de patatas española, o foráneos, como los nachos mexicanos o las hamburguesas americanas. ¿Sabes cómo surgieron todos ellos? Alimente recopila sus principios para que nunca más desconozcas de dónde vino cada una de estas elaboraciones e ingredientes.

Hamburguesas

Al pensar en hamburguesas, Estados Unidos es el país que siempre viene a la cabeza. No obstante, el origen de estas se encuentra a miles de kilómetros de este país. Como su nombre indica, proceden de Hamburgo, Alemania. Fueron unos marineros europeos procedentes de dicha ciudad los que las llevaron a América en el siglo XIX y por eso se las conocía como filete al estilo Hamburgo, según las diferentes versiones. El documento con la fecha más antigua en el que aparece esta elaboración es la carta del Delmonico’s Restaurant de Nueva York del año 1834.

Las tribus mongolas y turcas picaban y moldeaban la carne para comerla en sus largas travesías a caballo

Pero ¿de dónde surgió la inspiración para esta elaboración proveniente de Hamburgo? Según cuentan varios historiadores, su origen se remonta al siglo XIII y en las tribus mongolas y turcas que asolaban parte de Europa. Estas personas acostumbraban a pasar largas horas montando a caballo, al ser poblaciones nómadas. Necesitaban llevar encima provisiones para tratar de comer con una mano y rápidamente mientras iban a caballo. La solución fue mezclar carnes de diferentes tipos de ganado picadas y cortadas en tiras. La aplastaban y la moldeaban con la forma de un filete fino. Posteriormente, pasaban a colocarlas bajo la alforja del caballo que montaban y en la que pasaban largas horas al trote y al galope. La fricción y el calor generado por el desplazamiento sobre el animal provocaba que esta carne llegara a ponerse tierna. Tras esto, solo tenían que cogerla y comerla. Así se extendió el uso de la carne picada para conformar filetes en la zona de Europa. Y también lo hizo la receta del steak tartar que cogieron los rusos tras el paso de los mongoles por su tierra. Y es que el nombre de esta última elaboración es una clara referencia a estas tribus a los que se conocía como tártaros.

Hamburguesa
Hamburguesa

Nachos

Son uno de los aperitivos cada vez más extendidos y todo un referente de la cocina mexicana. Su origen se encuentra en la ciudad de Piedras Negras, en Coahuila, junto a la zona que hace frontera con Texas hacia el año 1943. Según la extendida leyenda, varias mujeres de soldados estadounidenses se encontraban en dicha localidad de México y llegaron al restaurante El Moderno. Querían comer, pero se encontraba cerrado. Fue entonces cuando Ignacio Anaya, el camarero al mando, preparó un plato con los restos que tenía: tortillas de trigo fritas, queso y jalapeños. Cuando le preguntaron por el nombre, respondió que eran los “especiales de Nacho”, en referencia a su nombre. Pronto serían conocidos como “nachos” a secas. La elaboración ganó fama y comenzó a extenderse por Texas y su país. El propio Anaya acabó abriendo su propio restaurante y su receta se incorporó en libros de cocina de la época.

Un plato de nachos.
Un plato de nachos.

Tortilla de patatas

Hay ciertos mitos y teorías en torno al origen de este plato. No en vano, no surgió aquí, sino que fue en Perú. Fueron los conquistadores españoles del siglo XV y XVI los que hallaron ese fruto de la tierra que allí se cultivaba y empleaba: la papa, el elemento clave de esta elaboración. También allí pudieron observar cómo los habitantes indígenas de la zona vendían en mercados tortillas elaboradas con huevo. No obstante, la combinación de ambos no comienza a verse en España hasta el siglo XVIII. Es hacia 1798 cuando José Tena Godoy y Malfeito ya describe lo que era un embrión de esta receta, la cual sería un pan de patata al que se le podría incorporar huevo y freírlo, como lo desveló el científico del CSIC, Javier López Linage en el libro de 2008 La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino.

Barbacoa

No es un alimento, sino una manera de cocinar. Su origen no está claro, pero la historia más extendida está relacionada con la llegada de los españoles al Caribe. En 1518 ya se menciona la palabra “barbacoa” en la Colección de documentos inéditos del Archivo de India, donde se daba a entender que podrían ser carnes cocidas bajo la tierra o sobre una estructura de madera. Dependía del dialecto del que proviniera el vocablo “barbacoa”, pero en ambos se daba a entender que era un método para cocinar la carne con el calor indirecto y que ya estaba arraigado en Latinoamérica cuando llegaron los españoles.

Una barbacoa muy surtida.
Una barbacoa muy surtida.

Tortilla Alimentos Gastronomía española
El redactor recomienda