Los quesos españoles siguen triunfando más allá de nuestras fronteras. El año pasado, el queso extremeño Mini Retorta, elaborado por Quesería Finca Pascualete en Trujillo, Cáceres, fue premiado en la ceremonia anual de los World Cheese Awards como el mejor queso de España. Un reconocimiento que además le catapultó a la sexta posición del ranking mundial. Este compartió podio con otros catorce quesos patrios, entre los que se encontraban el curado de cabra La Gloria, el Bolaños de oveja Lomo del Palo, el Gran Reserva El Pinsapo o el queso curado de Leche Cruda El Roano.

Pues bien, tras un año plagado de recompensas, un nuevo integrante llega a este exclusivo grupo. Hablamos del queso Maxorata de leche de cabra semicurado con pimentón, elaborado por Grupo Ganaderos de Fuerteventura.

El mejor queso de cabra del mundo

Queso Maroxata de leche de cabra semicurado con pimentón.
Queso Maroxata de leche de cabra semicurado con pimentón.

La última edición del World Championships Cheese, un certamen de referencia en el sector que se celebra cada dos años en Wisconsin, Estados Unidos, ha estado repleto de presencia española. El mejor queso de cabra del mundo ha sido seleccionado entre los más de 3.400 ejemplares que se presentaron a la competición, procedentes de 26 países y en 120 categorías. Y no es para menos. El queso Maxorata “es uno de los alimentos más valorados de la gastronomía canaria. Su prestigio viene avalado por la calidad de la materia prima empleada, la leche de cabra autóctona de Fuerteventura y el esmero en su elaboración, respetuosa con la tradición artesanal”, explican desde la plataforma Es Queso.

Desde el Grupo Ganaderos de Fuerteventura presumen también de que su producto estrella ha obtenido la Medalla de Oro en el Concurso Oficial Quesos Agrocanarias 2018 y la Medalla de Oro en el Salón Gourmet 2018. Un impresionante currículum que empezó a forjarse en el año 2012, cuando se alzó con el premio a mejor queso de cabra en el mismo certamen que ahora vuelve a alabar sus cualidades nutricionales.

Su prestigio viene avalado por la calidad de la materia prima empleada, la leche de cabra de Fuerteventura

Tal y como explican los responsables de este suculento manjar, el queso Maxorata posee un “olor característico de queso curado de cabra a temperatura ambiente, sabor desarrollado, cremoso, ligeramente dulce, picante y tostado, pasta compacta al corte, textura cremosa y corteza del color característico del pimentón”. Irresistible, ¿verdad? El secreto es la leche de cabra empleada para su elaboración, muy grasa y proteica, ajena a las enfermedades que acechan a las especies que se crían en la península y que en ocasiones alteran el sabor y la textura del producto. Por estos y otros muchos motivos, el queso Maxorata fue el primero de Canarias en conseguir la Denominación de Origen, el 16 de febrero de 1996, y la más antigua de quesos de cabra de España.

España sigue en racha

Queso Manchego Artesano Curado de Dehesa de Los Llanos.
Queso Manchego Artesano Curado de Dehesa de Los Llanos.

Sin embargo, la excelencia española no acaba aquí. Otros cinco quesos fueron premiados en el mismo certamen, siguiendo factores tan significativos como el tiempo de maduración, la cobertura, las notas de cata o los ingredientes que forman parte de la receta original. ¿Cuáles son los afortunados?

  • El queso Manchego Artesano Curado de Dehesa de Los Llanos recibió una merecida Medalla de Bronce en la categoría de Queso Artesano Manchego Media Curación, con una valoración final de 99,15 sobre 100. No obstante, esta no es la primera vez que los expertos del sector premian su sabor aromático, intenso y de final largo. En total, este queso con denominación de origen posee nueve galardones de diferentes concursos como los World Cheese Awards o los Premios Gran Selección celebrados en Castilla La Mancha. Además, es apto para alérgicos al huevo e intolerantes a la lactosa.

  • El segundo puesto en la categoría de quesos de leche de oveja con nueve meses o más de curación fue para el Señorío de Montelareina Gran Reserva, elaborado en Fresno de la Ribera, en Zamora. Con un característico aroma, intenso y complejo, y un sabor de toques frutales y caramelizados, esta variedad llama la atención por el equilibrio perfecto entre la sal, su acidez y el amargor, en ocasiones ligeramente picante. Eso sí, para aprovechar todo su potencial “es conveniente dejarlo a temperatura ambiente durante 45 minutos antes de ser degustado. De este modo, dejará que su aroma se desarrolle mucho mejor”, recomiendan desde Quesos Montelarreina.

Queso manchego Ojos del Guadiana Etiqueta Negra.
Queso manchego Ojos del Guadiana Etiqueta Negra.

  • En la categoría de quesos de más de nueve meses, el queso manchego Ojos del Guadiana Etiqueta Negra consiguió la medalla de bronce por primera vez en su historia. Se trata de uno de los quesos manchegos más premiados de los últimos años gracias, en parte, a la presencia predilecta de la leche cruda de oveja manchega, su principal seña de identidad.

  • Por su parte, el semicurado El Gran Cardenal ocupó el segundo puesto en su categoría. Procedente de Medina del Campo, en Valladolid, destaca por un proceso de maduración lento y secado de madera, “dando la vuelta uno a uno, los 365 días del año. Cuenta con un acabado diferenciado con la corteza estriada. Elaborados con una mezcla rica en leche de oveja, típica de la zona, donde se obtiene el 85% de la leche de oveja de toda España”, explican desde El Gran Cardenal.

  • Y la lista acaba con Flor de Dehesa, reconocido como el segundo mejor queso maduro de leche de oveja del mundo, elaborado por el grupo The Haciendas Company LTD. “Siguiendo con la costumbre culinaria de respeto al medio ambiente, este queso es único por su sabor como elemento natural. Limpio, equilibrado, intenso y con un dulce aroma a cereales que se funden en el paladar”, aseguran sus creadores. Ideal para gratinar, como maridaje con vinos blancos y tintos elegantes y aterciopelados.