Champiñones, cómo cocinarlos para que conserven todo el sabor
  1. Gastronomía y cocina
De la tierra al plato

Champiñones, cómo cocinarlos para que conserven todo el sabor

Es el tipo de hongo que más se consume en occidente. Un alimento que destaca por sus propiedades saludables y con el que, además, se pueden preparar multitud de elaboraciones variadas

Foto: Una sartén con champiñones laminados.
Una sartén con champiñones laminados.

Buenos, asequibles y saludables son tres adjetivos que describen a la perfección a los champiñones. Tienen un gusto muy característico con el que aportan sabor a multitud de platos en el papel de acompañantes, además de ser los protagonistas en determinadas elaboraciones que inundan con su exquisito aroma. También se encuentran en diversas variedades y tamaños, lo que les hace ser muy polivalentes en la cocina. Y todo ello siendo un alimento recomendado por la Fundación Española de la Nutrición gracias a sus increíbles propiedades: pocas calorías, mucha fibra, alta capacidad saciante y una buena fuente de todos los aminoácidos esenciales como pocos vegetales ofrecen.

Por ello, los champiñones se pueden introducir en la dieta de muchas maneras interesantes y originales. A continuación, Alimente recopila varias recetas con las que apreciar todo su sabor a través de elaboraciones muy diversas entre sí.

Sopa de champiñones

Sopa de champiñones.
Sopa de champiñones.

Una de las recetas con champiñones más fáciles y baratas de elaborar, pero que mejor permite apreciar su gran sabor. Un plato ideal para esos momentos en los que apetece algo ligero, cuando no queremos complicarnos en la cocina o como entrante para una ocasión especial. Además se puede tomar fría o caliente, según apetezca en cada época del año.

Los ingredientes para preparar esta sopa son:

  • 500 gramos de champiñones
  • 100 gramos de cebolla
  • Un diente de ajo (al gusto)
  • 40 ml de aceite de oliva o cuatro cucharadas
  • Sal
  • Pimienta
  • Un litro de agua o caldo de verduras

Los pasos a seguir son:

  • Pochar la cebolla y el ajo en una sartén con el aceite hasta que la primera quede tierna y translúcida, sin que llegue a quemarse.
  • Se añaden los champiñones laminados y limpios y se cocinan a fuego suave-medio durante 10 minutos.
  • Se vierte el litro de caldo de verduras o de agua y se cuece durante 15 minutos.
  • Tras esto, hay que triturar todo en la batidora añadiendo la sal y la pimienta hasta que la mezcla quede fina y sin grumos.
  • Una vez terminada solo hay que servirla. Como decoración opcional, se pueden añadir por encima varios champiñones laminados y salteados.

Champiñones en mantequilla

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Esta es una receta muy extendida en países anglosajones, donde incluso se puede encontrar preparada en lata. No obstante, cocinar los champiñones al momento ofrece un resultado mucho más suculento y, aún así, sigue siendo un plato muy rápido de elaborar. Y es que la mezcla de la mantequilla y los champiñones conforma una fusión sin igual que encaja muy bien como guarnición para platos combinados o para poner sobre el pan a modo de tostada.

Para hacer suficiente cantidad para dos personas es necesario:

  • 20 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de champiñones laminados
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil picado

Pasos:

  • Fundir la mantequilla en una sartén a fuego medio.
  • Verter la sal y la pimienta y añadir los champiñones lavados y troceados. Remover hasta que se doren.
  • Retirar y echar perejil por encima.
  • Servir sobre una rebanada de pan tostado o como guarnición.

Champiñones rellenos

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Este plato siempre sorprende por lo llamativo de su apariencia, la facilidad para comerlos y lo sabrosos que están. Básicamente son champiñones de mayor tamaño que se rellenan con jamón, beicon y queso y se hornean para adquirir una textura ejemplar. No obstante, se pueden realizar con el relleno que cada uno quiera, pudiendo utilizar incluso verduras como las espinacas u opciones vegetarianas como la soja texturizada o el tofu. Cada uno elige.

  • Para elaborarlos solo es necesario tener champiñones grandes y naturales y los ingredientes que vayan a conformar el relleno.
  • Primero se lavan los hongos, se les quita el tallo, se saltean durante un par de minutos a fuego medio/fuerte y se reservan.
  • Si se opta por el jamón y el beicon para el interior, por ejemplo, se sofríen estos en una sartén durante varios minutos.
  • Se cogen entonces las cabezas de los champiñones y se vierte dentro el relleno.
  • La receta se corona añadiendo por encima la cantidad de queso rallado que se desee y colocando los champiñones en una fuente de horno para calentarlos durante 5-10 minutos a 200 grados.

Al ajillo

Foto: iStock.
Foto: iStock.

En España, los platos al ajillo son todo un clásico y los champiñones no son una excepción. Estos sirven para acompañar carnes, pescados y hasta como cena ligera si se comen en solitario. Y siempre resulta fácil y muy apetitoso.

Ingredientes para una ración:

  • 500 gramos de champiñones
  • 6 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal
  • Guindillas (opcional)

Pasos para elaborarla:

  • Se pelan los ajos en láminas y se añaden a una sartén con aceite de oliva a fuego medio hasta que se doren. Si quieres que tenga un gusto picante, puedes añadir también un par de guindillas o cayenas.
  • Cuando comience a cambiar de color, se añaden los champiñones. Estos pueden estar troceados o enteros, en función del gusto de cada consumidor. Se remueven hasta que hayan quedado cocinados y tiernos.
  • Se salpimentan y se sirven.
Recetas Verduras
El redactor recomienda