¿Sabías que solo en España hay cerca de 260.000 bares? Una cifra que rebasa con creces el número de establecimientos similares de todo Estados Unidos, según los datos publicados por una famosa consultora. Este estudio revela además la previsión de crecimiento de esta tendencia, ya que muchos españoles han encontrado en el sector de la hostelería una salida profesional estable. Por este motivo, en la actualidad hay abierto un bar por cada 175 habitantes, los mismos que siguen sintiendo devoción por el tapeo y la cerveza, pero que guardan un lugar especial en su dieta para productos mucho más saludables. Bajo esta premisa, ¿qué ciudad española ostenta también este curioso título?

León, la ciudad española con más bares

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El estudio ‘Benditos bares en datos’, elaborado por la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR) en 2017, descubrió el nombre de la ciudad española con más bares. Un honor que recae, sin lugar a dudas, sobre León, con más de 635 establecimientos, es decir, 5,03 bares por cada 1.000 personas. La capital de provincia, ubicada al noreste de la península ibérica, comparte podio con otras dos grandes urbes de Castilla y León: Salamanca, con 4,22, y Zamora, con 4,14. Mientras que el top 5 lo completan Ourense, con 4,06 bares por cada 1.000 habitantes, y Palencia, con 3,60.

"La población dispersa y en pequeños núcleos genera una estructura de bares más generosa: son muchos establecimientos pequeños, como puede suceder en el caso de Castilla y León, Asturias o seguramente también suceda en Galicia", asegura José María Rubio, presidente de la FEHR. Una tendencia que no se cumple, por ejemplo, en ciudades como Jaén, la provincia que menos tasa de bares tiene de todo el país, con 1,27 locales por cada 1.000 habitantes.

La población dispersa y en pequeños núcleos genera una estructura de bares más generosa

Eso sí, “en el terreno en el que no hay sorpresas es el número de bares totales. Son las dos mayores provincias, Madrid y Barcelona, las que ganan por goleada con 11.808 y 11.485, respectivamente. Ambas casi duplican a la tercera en el ranking: Valencia y sus 6.375 bares”, explican desde Coca-Cola España, principal colaborador del estudio. Teniendo en cuenta estos resultados, ¿qué locales destacan en León por su calidad, sabor y eficiencia?

Dónde comer en León

  • Casa Mando. Situado a las puertas del barrio Húmedo, Casa Mando es un lugar donde saborear lo mejor de la gastronomía leonesa. Su extensa carta incluye platos elaborados con productos naturales de temporada: verduras frescas de la huerta, lechazos de la tierra, pescados salvajes de Galicia y Asturias, embutidos de León… La combinación de estos y otros muchos ingredientes dejan a disposición del comensal manjares como la ensaladilla rusa con carpaccio de carabinero, el pisto casero con queso de cabra o la lengua curada con lascas de queso y aceite de pimentón.
Pulpo a la brasa en el restaurante Casa Mando.
Pulpo a la brasa en el restaurante Casa Mando.

  • El Besugo. Siguiendo la larga tradición de tapeo que todavía perdura en la ciudad y los más de 90 años de historia de este local leonés, resulta imprescindible probar el vermut que le dio la fama allá por la década de 1920. Una copa que debe ir acompañada de las especialidades de la casa: ancas de rana, croquetas, mollejas, besugo a la espalda o unos deliciosos garbanzos con bogavante. Todo ello aderezado con un ambiente que se ha mantenido constante con el paso del tiempo.
  • Mesón Restaurante Celso. Uno de los más antiguos del barrio Húmedo y opción predilecta si lo que te apetece es una jornada de comida casera, tapas y un amplio surtido de platos. Además, las raciones son abundantes y la relación calidad-precio suele sorprender a los comensales. Eso sí, no finalices tu visita sin probar uno de sus postres caseros, entre los que destacan el flan y el tocinillo de cielo.

  • Cocinados. La estrella Michelin que luce en su currículum es la mejor referencia para este restaurante leonés, ganador de otros muchos premios en el sector. La única oferta disponible se compone de un menú degustación que refleja a la perfección el respeto y la sensibilidad por la cocina de sus propietarios. Flor de calabacín con bacalao, merluza con verduras encurtidas y algas, queso de El Palacio con brevas o una excelente composición de presa ibérica, melocotón, foie y puré Robuchon son algunos de los platos que incluye el menú.

Una de las propuestas culinarias del restaurante Cocinados.
Una de las propuestas culinarias del restaurante Cocinados.

  • Sorrento. Este peculiar restaurante del centro de Léon se esconde en el sótano de una tienda de productos locales del mismo dueño. Sin embargo, su singularidad no acaba aquí pues se trata de un local que sirve únicamente cocido leonés, para algunos el mejor de toda la ciudad. La sopa va acompañada de los tradicionales garbanzos, repollo, morcilla, jalapeños y guindilla. Una mezcla curiosa y efectiva a partes iguales. ¿Y para acabar semejante experiencia? Su mousse de limón.

  • LAV. En el hotel Alfonso V encontramos un restaurante que apuesta por la cocina más actual. Abierto hace apenas un año, el cocinero Javier del Blanco ofrece a sus comensales un sinfín de platos repletos creatividad. No dejes de probar la oreja de cerdo caramelizada con endivia y reineta asada, la crema ligera de patata y maíz con foie, la merluza de pintxo con guiso de manitas de cerdo o su tocinillo de calabaza con merengue seco y helado de cerveza Guinness.