La gastronomía italiana nos ha regalado a lo largo de la historia numerosas alegrías culinarias, pues ha prestado un sinfín de elaboraciones, muchas de las cuales ya forman parte del elenco de recetas tradicionales españolas. Entre todas ellas, destacan los canelones, pues son una de las preparaciones más diferentes, omnipresentes en las mesas españolas; y además muy polivalentes en la cocina, puesto que admiten un sinfín de recetas.

Asímismo, estos rulos de pasta rellenos y cubiertos generalmente con salsa bechamel constituyen una buena forma de introducir en la dieta otros alimentos que suelen tener menos éxito gustativo, como las verduras y los pescados, así como una manera diferente de degustar la pasta. Para quienes busquen perfeccionar las recetas clásicas de estos tubos, para los quieran saborear variantes diferentes o aportar un extra de sabor e innovación a la alimentación, proponemos estas tres recetas.

Canelones Rossini

Esta receta, cuyo nombre original es 'cannelloni alla Rossini', es una de las más tradicionales de Cataluña. Cuenta la historia que salió del ingenio del compositor Gioachino Rossini, el cual los elaboraba rellenos de pollo o carne, foie gras, trufas, champiñones y vino dulce, cubiertos con una crema de bechamel y queso parmesano rallado… y en ocasiones incluso trufa.

Ingredientes:

  • 14 láminas de canelones
  • 440 gramos de carne picada
  • 150 gramos de jamón picado
  • 1 cebolla
  • 1 taza de miga de pan
  • 1 taza de leche caliente
  • 1/2 de queso rallado
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Para la bechamel: 40 gramos de harina, la misma cantidad de mantequilla, 1 litro de leche y sal.

Modo de elaboración

En primer lugar, elaboramos el relleno de los canelones. Para ello, picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva y una pizca de sal. Cuando esta haya adquirido un tono dorado, agregamos la carne picada, la miga de pan previamente remojada en un vaso de leche caliente, el jamón picado, los huevos y el queso rallado. Finalmente, mezclamos bien y salpimentamos al gusto.

Ver esta publicación en Instagram

Canelones Rossini

Una publicación compartida de Jose (@jose_villalta_520) el

Una vez hecho el relleno, es el turno dela salsa bechamel. Comenzamos derritiendo la mantequilla en una sartén. Después agregamos la harina y la sal y removemos constantemente hasta lograr una pasta homogénea. A continuación, vertemos poco a poco la leche caliente y vamos removiendo periódicamente para evitar la aparición de grumos. La dejamos cocinar a fuego lento, sin cesar de remover, hasta lograr una crema homogénea, fina, ligada y con cierta consistencia.

Son una buena forma de introducir en la dieta alimentos con menor éxito gustativo, como verduras y pescados

Continuamos cociendo las placas de los canelones en olla con agua y sal durante unos 15 o 20 minutos. Transcurrido dicho tiempo, las extendemos sobre una bandeja de horno, ponemos un par de cucharadas de relleno sobre cada una y las enrollamos en forma de tubo. Finalmente, las cubrimos con la salsa bechamel, espolvoreamos el queso rallado y las introducimos en el horno durante 20 minutos aproximadamente.

Canelones de atún y queso

Estamos ante una propuesta muy socorrida, de fácil elaboración y con un toque diferente, pues fusiona el sabor marino con la delicadeza y la cremosidad que aporta el queso. Una elaboración repleta de matices diferentes que funciona muy bien como plato principal para la cena o como segunda opción para la comida.

Ingredientes

  • 12 placas de canelones
  • 100 gramos de atún en conserva
  • 150 gramos de queso de cabra fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Cilantro
  • Bechamel

Modo de preparación

Comenzamos cociendo las láminas de canelones durante el tiempo indicado por el fabricante en el paquete. A continuación, hacemos el relleno mezclando en un bol el atún, el queso de cabra y el cilantro con una pizca de sal. Después, colocamos dos cucharadas de relleno sobre cada placa de pasta y las enrollamos. Finalmente, las cubrimos con bechamel y las gratinamos a 250 ºC durante diez minutos aproximadamente. Si se quiere añadir un toque huertano y un extra de vitaminas, se pueden agregar espinacas, pues casan muy bien con estos ingredientes.

Canelones de marisco y pescado

Esta propuesta constituye una oda a los sabores marinos y a los gustos delicados. El elemento diferenciador es que carece de bechamel, lo que la convierte en una opción apta para los intolerantes a la lactosa o para quienes no tienen mucha predilección por las cremas.

Ingredientes

  • 16 placas de canelones
  • 500 gramos merluza sin piel ni espinas
  • 2 cebolletas
  • 600 gramos de gambas
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Limón al gusto
  • Perejil

Modo de elaboración

El primer paso consiste en cocer las placas de canelones durante el tiempo señalado en el envase. Cuando estén al dente, se sacan y se extienden sobre un paño limpio. A continuación, pochamos las cebolletas, el ajo y el puerro en aceite de oliva. Cuando los ingredientes hayan adquirido un tono dorado, agregamos la merluza previamente troceada en dados pequeños y las gambas. Para concluir, rellenamos las placas de canelones, las enrollamos, las regamos con aceite de oliva, sal y limón y finalmente espolvoreamos perejil. Si queremos aportarle un toque chispeante y ligeramente picante, podemos recurrir al tabasco.