Inspirados en esa tendencia del pasado por la que sabios e intelectuales acudían en masa a bares y cafeterías para analizar, debatir y nutrirse de las mejores obras literarias de la historia, las librerías-cafeterías se han convertido en un tipo de local de gran afluencia en las grandes ciudades, donde los amantes de la lectura y la gastronomía dan rienda suelta a sus dos pasiones. Madrid es, sin duda alguna, el lugar adecuado para poner en práctica esta tendencia renovada. No cuesta imaginárselo: un espacio tranquilo e íntimo, repleto de cómodos sillones y aderezado con un café y un exquisito trozo de tarta. ¿Qué más se puede pedir? Solo queda escoger el libro que acompañará en esta aventura.

Ocho y Medio Librería

Librería Ocho y Medio.
Librería Ocho y Medio.

Martín de los Heros, 11

Uno de los locales de referencia en la capital y ubicado en un entorno donde la cultura es la principal protagonista, entre las salas de cine Golem, Renoir Princesa y Renoir Plaza de España. Con más de 15.000 volúmenes de todos los géneros y en más de cuatro idiomas, la librería-cafetería Ocho y Medio es el punto de encuentro de cinéfilos y amantes de la literatura. Un ambiente relajado y cómodo donde además se puede degustar no solo su especialidad culinaria, los tramezzini –unos sándwiches romanos con distintos tipos de relleno–, sino también tostadas, snacks o cruasanes cuyos nombres están inspirados en el mundo del cine.

El dinosaurio todavía estaba allí

Ave María, 8

En el barrio de Embajadores se encuentra una librería especializada en poesía, relato y novela negra. Un lugar donde además se organizan interesantes eventos culturales, cuyo objetivo es dar a conocer el talento de las pequeñas editoriales y los autores noveles. No obstante, en su interior también es posible disfrutar de la oferta culinaria de su gastrobar, que posee una carta de lo más interesante. Se trata de platos típicos de la cocina española pero con un toque de originalidad como, por ejemplo, el salmorejo de sandía y ajoblanco, las lentejas al curry con setas shiitake o la carrillera de ternera al chocolate. Además, todas las elaboraciones tienen nombre de obras literarias. La combinación perfecta.

La Ciudad Invisible

La Ciudad Invisible.
La Ciudad Invisible.

Costanilla de los Ángeles, 7

Lo que antes era una ferretería ahora se ha convertido en un “café acogedor, cálido y confortable donde puedes tomarte una copa con los amigos, comer o cenar, probar nuestras tapas del mundo o las tartas y batidos caseros, o incluso celebrar tu fiesta de cumpleaños o cualquier otra clase de reunión”, como sus propietarios describen en su página web oficial. La librería que también ocupa parte del local está especializada en guías de viaje, además de organizar reuniones para aventureros, debates, proyecciones de rutas por el mundo o actividades sociales. Cabe señalar como imprescindibles los zumos y batidos naturales, el brunch del domingo o sus entrantes, entre los que destacan los totopos de maíz, el kofta de ternera al estilo libanés o las arepitas de yuca.

Italiana Madrid

Corredera Baja de San Pablo, 10

Como su propio nombre indica, en este caso se trata de una librería-cafetería dedicada a los autores italianos de mayor renombre: Italo Calvino, Dante Alighieri, Niccolò Ammaniti… Si alguien quiere introducirse en sus letras, mejor que sea durante el desayuno o la merienda pues los dulces de Italiana Madrid son famosos en el barrio de Malasaña; sobre todo si hablamos de la tarta de zanahoria o de chocolate, las más solicitadas. Además de contar con una carta íntegramente italiana y un café al estilo tradicional, el ambiente invita a disfrutar de su compañía durante horas: mesitas individuales de madera, flores frescas, sillones antiguos y fotografías de época que se transforman en un viaje en el tiempo.

Swinton & Grant

Swinton & Grant.
Swinton & Grant.

Miguel Servet, 21

Una librería, una galería de arte y una cafetería, todo unido en el barrio de Lavapiés. Swinton & Grant es un proyecto cultural que busca fomentar la creatividad de cualquier colectivo. De ahí que entre sus paredes se puedan encontrar desde exposiciones de artistas diferentes, pasando por una extensa colección de novelas gráficas, hasta llegar a su bonita cafetería: Ciudadano Grant. Aquí triunfan los pinchos salados recién hechos, el café o las tartas caseras. Ingredientes que juntos conforman el placer de la gastronomía, la lectura y el arte urbano.

Tipos Infames

San Joaquín, 3

Y regresamos al barrio de Malasaña para degustar una combinación hasta ahora desconocida: la literatura alternativa y el vino. En un espacio diáfano dividido en dos plantas, los visitantes podrán acudir también a multitud de eventos literarios y artísticos. “No somos una enoteca ni presumimos de ser enólogos, pero nos gusta el vino y pensamos que marida perfectamente con la literatura. Así que solemos tener una carta que vamos variando cada cierto tiempo”, presumen en su página web oficial. Viña de Moya, El Pícaro, Atlantis Treidura, Viore o Libalis son algunas de las opciones disponibles.