La comarca natural de la Alcarria, ubicada en las provincias de Guadalajara y Cuenca, produce desde hace años una miel exquisita, famosa en todo el mundo por su sutileza y aroma extraordinarios; cualidades que recuerdan a las plantas aromáticas silvestres que crecen en su lugar de origen. No es de extrañar que dicho producto luzca también con orgullo el símbolo de la denominación de origen protegida, que asegura su ilustre procedencia y máxima calidad según el criterio del Consejo Regulador. Por estos y otros muchos motivos, este manjar de aire español ha sido galardonado en la última edición de los Good Taste 2018, considerados los Oscar del sector de la alimentación.

Una miel estrella

Miel de lavanda Nectarius, triunfadora en el Good Taste 2018.
Miel de lavanda Nectarius, triunfadora en el Good Taste 2018.

El certamen, organizado por la reconocida asociación británica The Guild Fine Food, creada para fomentar la excelencia de los productos gourmet, goza de un gran prestigio dentro del sector. ¿El motivo? Su preciada independencia, que permite a los más de 500 jueces involucrados valorar el sabor, la calidad o la textura de los alimentos. Convirtiéndose en un referente de confianza para los amantes del buen comer.

A lo largo de 65 días, críticos gastronómicos, periodistas, restauradores, jefes de compra y algunos de los chefs más reconocidos del panorama actual evaluaron las 12.634 muestras que han formado parte de la última edición del concurso y que siguen un proceso de puntuación muy concreto. Los productos considerados 'simplemente deliciosos' reciben una estrella, mientras que los 'excepcionales' obtienen dos. Sin embargo, todos los participantes aspiran a conseguir tres estrellas, que dejan en evidencia la 'exquisitez' de su producto.

La miel ecológica Nectarius ha sido una de las grandes vencedoras

Un merecido reconocimiento del que ahora disfruta la miel ecológica Nectarius, con Denominación de Origen Miel de la Alcarria y elaborada en la localidad de Cifuentes. “Una bonita miel de oro, amarilla, transparente y con un ligero aroma fragante de flores y colmenas. Sugiere aromas de flor de naranjo, uva moscatel, flores silvestres y caña mezcladas en armonía para crear una miel suave, deliciosa e inusual”, tal y como la han descrito los jueces del concurso.

“Ha sido un verdadero honor obtener dos estrellas con nuestra miel de lavanda, junto con una miel de Hungría y otra de Francia, teniendo en cuenta que, además, es la máxima puntuación en esta variedad, donde no hay productos calificados con tres estrellas”, explica Javier Marigil, apicultor y responsable de Nectarius. Un auténtico honor si tenemos en cuenta que es la primera vez que la firma participa en esta categoría y que le servirá para mantener su excelencia no solo en España, sino también más allá de nuestras fronteras.

Otros de los productos patrios galardonados en el Good Taste 2018 son las anchoas del Cantábrico en aceite de Conservas Montebuciero, el vinagre Gran Reserva Transparente Full Moon de Pago Baldíos San Carlos, el jamón ibérico de bellota de Cárnicas Ibéricas Mozarbez o el café Kenia Gicherori AA Plus del Grupo Dromedario, entre otros, todos ellos con tres estrellas.

Miel de la Alcarria de lavanda

Este no es el primer premio de la miel ecológica Nectarius.
Este no es el primer premio de la miel ecológica Nectarius.

Esta variedad de miel ha sido la afortunada en alzarse con el gran premio y que, bajo el nombre de origen Nectarios, se sitúa ya como una de las mejores del mundo. “La miel de la Alcarria es exclusivamente de néctar floral y su consistencia puede ser fluida, viscosa o cristalizada. La cristalización, que es el cambio natural del estado físico de la miel, es la garantía de su autenticidad y está estrechamente relacionada con su origen botánico, que en nuestro caso produce una cristalización fina, de aspecto cremoso y suave al paladar”, explican desde la Fundación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Miel de la Alcarria.

“El tratamiento calórico al que se somete a las mieles para su envasado, en la miel de la Alcarria no supera los 45ºC, permitiendo así que conserve todas sus propiedades a disposición del consumidor. No se permite la pasteurización ya que este proceso altera notablemente las propiedades físico-químicas y organolépticas de la miel, es decir, las citadas propiedades y los aromas y sabores característicos de la misma”, añaden. Estas cualidades se suman así a las impuestas por la propia firma Nectarius.

La localización geográfica de los colmenares, la proximidad de los mismos a la sala de extracción, el proceso de extracción manual y en frío para preservar todas las propiedades organolépticas y medicinales, y el sistema de trazabilidad que garantiza su origen y seguridad alimentaria son algunos de los factores que han convertido la miel ecológica de lavanda en un producto único en su especie. “Nos esforzamos cada día para vivir en armonía con la naturaleza, por lo que el cuidado y atención de nuestro producto está basado en las antiguas tradiciones de nuestra tierra y de nuestros antepasados. Esa sensibilidad hace que los olores, los sabores, los colores de nuestra tierra, extremadamente generosa, se transforme, a través de nuestro sistema, en el producto de nuestra filosofía”, sentencia Javier Marigil.