Tarta de chocolate, natillas, brazo de gitano, arroz con leche... La carta repostera incluye una interminable lista de delicias que permiten agasajar nuestro paladar en el momento deseado. Sin embargo, todas estas exquisiteces contienen azúcar, un ingrediente cada vez menos bienvenido. Aunque este tiene la función de suministrar energía a todas las células del organismo y del cerebro para que así puedan desempeñar sus funciones con normalidad, el consumo excesivo de azúcar acarrea consecuencias negativas para nuestra salud como la obesidad, la diabetes o las patologías cardiovasculares.

El alcance de las consecuencias derivadas de su consumo ha convertido este aderezo en el villano de la alimentación sana y equilibrada. El azúcar pasa por sus momentos más bajos de popularidad, pues así lo demuestran las insistentes recomendaciones de los nutricionistas y diversos organismos. Es el caso de la Organización Mundial de la Salud, que desde hace tiempo insta a los consumidores a reducir el consumo de azúcar libre -la que nosotros agregamos- por debajo del 10% de la ingesta calórica total diaria, e incluso anima a que intentemos bajarlo del 5%, puesto que conllevaría "beneficios adicionales para la salud".

La OMS recomienda bajar el consumo de azúcar por debajo del 10% de la ingesta calórica total diaria

Aunque en los lineales del supermercado hay otras alternativas para endulzar, las medidas más saludables consisten en reducir la cantidad de azúcar, sustituirlo por alimentos con sabor dulce o prescindir de este ingrediente en algunas preparaciones, sobre todo las reposteras. Sin embargo, esta recomendación no implica tener que renunciar a los infinitos placeres que nos proporcionan estas elaboraciones. He aquí algunas recetas dulces libres de azúcar, con las que disfrutarás del postre de manera muy saludable.

Brownie de chocolate

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Suave y esponjoso, este bizcocho, muy tradicional en Estados Unidos, constituye una auténtica delicia que podemos degustar como postre, en la merienda acompañado de un café o como bocado a media mañana.

Ingredientes:

  • 150 g de harina (mejor integral)
  • 125 g de chocolate negro sin azúcar
  • 3 huevos
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de cacao en polvo
  • 20 g de estevia
  • Aceite de oliva
  • Extracto de vainilla
  • Un puñado de nueces

Empezamos fundiendo el chocolate y la mantequilla en un cazo a fuego medio-bajo, para evitar que los ingredientes se peguen al fondo. Cuando esté listo, lo vertemos en un bol, le agregamos los huevos y batimos la mezcla bien para evitar la aparición de grumos. A continuación, incorporamos la harina previamente tamizada, la estevia y un chorro de aceite de oliva, después el cacao en polvo y finalmente las nueces picadas; removemos bien hasta que todos los ingredientes queden plenamente integrados. Para terminar, vertemos la masa en un molde untado de mantequilla y lo introducimos en el horno, el cual debe estar a 180 grados. En media hora aproximadamente estará listo. Si queremos obtener un sabor más suave, podemos decantarnos por el chocolate blanco.

Natillas

Las natillas es uno de los postres más tradicionales de nuestro recetario.
Las natillas es uno de los postres más tradicionales de nuestro recetario.

El origen de este delicioso postre lácteo no está del todo claro, aunque muchas teorías sitúan su nacimiento en las cocinas de los conventos europeos. Sea como fuere, las natillas son un clásico de nuestra gastronomía y un placer irrenunciable para muchos. Posiblemente, su éxito radica en su sencillez, su textura cremosa y su increíble sabor.

Ingredientes:

  • 30 g de harina de maíz
  • Medio litro de leche
  • 3 yemas de huevo
  • Galletas para decorar
  • Piel de limón
  • Canela en rama y molida
  • Estevia

En primer lugar, mezclamos en un bol las yemas de huevo, la estevia y la harina, y reservamos. A continuación, calentamos en una cazuela la leche junto a la piel del limón y la canela. Cuando rompa a hervir, agregamos poco a poco las yemas y la harina que teníamos reservadas, y removemos bien. Cocinamos la mezcla a fuego lento sin parar de remover hasta que haya adquirido el espesor y la contundencia deseados. Finalmente, vertemos la elaboración en moldes individuales, decoramos con una galleta y finalmente espolvoreamos un poco de canela. En caso de querer darle un toque diferente, podemos aromatizarlas con chocolate o café.

Tarta de manzana

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Esta tarta es una de las más populares de la gastronomía mundial y valedora de numerosas versiones, todas ellas deliciosas. Su delicado equilibrio entre matices dulces y ácidos, y su textura tierna y suave la convierten en el acompañante perfecto de un café o un chocolate.

Ingredientes:

  • 3 manzanas
  • 4 huevos
  • 200 g de harina
  • Edulcorante líquido
  • 30 g de mantequilla
  • 8 g de levadura
  • Una pizca de sal

Empezamos elaborando la masa de la tarta. Para ello, mezclamos la harina y la levadura en un bol. A continuación, añadimos los huevos y el edulcorante, y batimos bien hasta lograr una masa homogénea. Después, agregamos y mezclamos la mantequilla derretida, una pizca de sal y la mitad de las manzanas cortadas en trozos muy pequeños. Pintamos con mantequilla un molde apto para horno, extendemos las manzanas restantes cortadas en láminas y, finalmente, vertemos la masa sobre estas. Para terminar, introducimos el molde al horno previamente precalentado a 180ºC durante 45 minutos aproximadamente.