Originaria de la India, la berenjena fue introducida por los comerciantes árabes en nuestro país durante el siglo XIII. Hoy es una de las hortalizas más habituales de nuestro recetario, pues constituye la base de numerosos platos. Además, es una de las más ligeras e hipocalóricas que podemos encontrar. Según la Fundación de la Nutrición, en torno al 93% de su contenido es agua, apenas tiene grasas y es escueta en hidratos de carbono. También es rica en minerales, especialmente en magnesio, calcio, hierro y potasio, y en vitaminas A, B6 y C.

Hay más de una docena de variedades, siendo la jaspeada de Gandía, la larga morada y la de Almagro las más comunes en nuestro mercado. Se caracterizan por lucir un llamativo color morado, por tener una carne firme y fibrosa, y aportar un sabor ligeramente ácido. Precisamente este gusto constituye para muchos un motivo de exclusión en la cocina. Sin embargo, puede disminuirse dejando el vegetal en sal durante media hora antes de cocinarlo, agregándole zumo de limón o incluso metiéndolo en leche durante una hora.

En torno al 93% de su contenido es agua, apenas tiene grasas y es escueta en hidratos de carbono

Asímismo, las berenjenas son muy polivalentes en la cocina, pues admiten de buen grado un amplio elenco de preparaciones. Sin embargo, rellenas nos dan la oportunidad de disfrutar de una sinfonía de sabores, texturas y aromas que constituyen una sabrosa manera de homenajear a nuestro paladar.

De pollo y aceitunas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La carne de pollo es saludable, hipocalórica y tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B. Aporta un gusto suave que, combinado con las aceitunas y la berenjena, adquiere matices muy interesantes.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 100 g de queso
  • 50 g de aceitunas sin hueso
  • 2 muslos de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de harina
  • Medio vaso de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Cortamos las berenjenas por la mitad, las sazonamos con sal, las rociamos con un chorro de aceite de oliva y las horneamos durante 20 minutos a 180 grados. A continuación, pochamos la cebolla y los ajos en una sartén con aceite de oliva y un poco de sal. Después, agregamos el pollo -deshuesado y cortado en dados-, las aceitunas, la harina, la leche y también la carne asada de las berenjenas; salpimentamos y salteamos durante tres minutos aproximadamente. Para terminar, rellenamos las berenjenas, le agregamos el queso y gratinamos durante dos o tres minutos.

De cuscús y queso

Este relleno constituye una original alternativa a los clásicos de carne y verduras, pues le confiere un toque oriental y un gusto exótico. Además, el cuscús es rico en hidratos de carbono, por lo que aporta equilibrio nutricional a esta elaboración.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 60 g de cuscús precocido
  • 1 lata de tomate triturado
  • 2 cucharadas de cebollino picado
  • 100 g de queso de untar
  • 2 cucharadas de miel
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Cortamos las berenjenas por la mitad, las salpimentamos, le agregamos un chorro de aceite de oliva y las horneamos a 180 grados durante media hora. Mientras, sofreímos la cebolla, el ajo y el tomate triturado durante diez minutos aproximadamente. Cuando esté listo, le agregamos la miel, el cuscús y la carne asada de las berenjenas; mezclamos bien y lo cocinamos durante cinco minutos más. A continuación, mezclamos en un bol el queso cremoso con el cebollino y salpimentamos. Finalmente, extendemos el relleno sobre la base de las berenjenas y cubrimos con la pasta de queso y cebollino.

De champiñones

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Este hongo destaca por sus virtudes nutricionales y su escaso contenido calórico. Habitual durante todo el año, aporta a esta receta un sabor suave, un exquisito aroma silvestre y una textura ligera.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla
  • 150 g de champiñones
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para comenzar, cortamos las berenjenas por la mitad, extraemos la carne de su interior y la cocemos en una cazuela con agua y una pizca de sal durante 20 minutos. Mientras, hacemos el relleno sofriendo la cebolla, los ajos, los puerros y los champiñones en una sartén con aceite de oliva. Cuando estén pochados, le agregamos la carne de las berenjenas, una pizca de sal y dejamos que se cocinen. Finalmente, rellenamos las berenjenas, las cubrimos con queso rallado y las gratinamos en el horno durante cuatro o cinco minutos.

De espinacas

Estamos ante una elaboración que rebosa virtudes nutricionales, pues las espinacas aportan el 20% de la fibra alimentaria que necesitamos para mantener nuestra salud a punto. Introducida por los árabes en el siglo XI, esta verdura aporta cremosidad al relleno y un equilibrio de sabores.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla
  • 100 g de miga de pan
  • 150 g de espinacas
  • 2 yemas de huevo
  • 1/4 de litro de leche
  • 1 vaso de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de harina
  • Aceite virgen extra
  • Sal

Cortamos las berenjenas por la mitad, las rociamos con sal, las regamos con aceite de oliva y las horneamos durante 15 minutos. A continuación, pochamos la cebolla. Cuando esté lista, le agregamos las espinacas picadas, la miga de pan y, finalmente, la carne de las berenjenas. Luego incorporamos la yemas y removemos bien. Después, rellenamos las berenjenas y las cubrimos con la salsa de tomate. En el último momento, hacemos la salsa bechamel. Para ello, rehogamos dos cucharadas de harina en una cazuela con aceite de oliva. Cuando esté disuelta, agregamos la leche poco a poco y sin parar de remover, y salpimentamos. Concluimos cubriendo las berenjenas con la bechamel y gratinándolas en el horno durante cinco minutos.

De atún

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Esta propuesta de relleno aúna sabores marinos y camperos, permitiéndonos disfrutar de un plato rebosante de matices muy interesantes para el paladar.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 2 latas de atún
  • 2 huevos duros
  • 1/2 litro de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta negra

Cortamos las berenjenas por la mitad y las asamos en el horno durante 20 minutos. Mientras, hacemos la bechamel siguiendo las instrucciones de la receta anterior. A continuación, incorporamos la pulpa asada de la berenjena, los huevos duros picados y finalmente el atún. Para concluir, rellenamos las berenjenas y las gratinamos durante cinco minutos.