Con el paso del tiempo y la llegada de nuevas técnicas al ámbito de la repostería, los dulces se han convertido para muchos en una de las recetas más complicadas de abordar. No solo por la exigencia y exactitud que requieren sus elaboraciones, sino por las expectativas que siempre despiertan en el comensal. Todo el mundo llega al postre con ganas de degustar un suculento manjar que dé cierre a una estupenda velada. Sin embargo, no siempre es necesario recurrir a dulces superelaborados para deleitar al paladar, también existe una extensa cartera de propuestas basadas en la tradición y en la sencillez, presentes en confiterías y supermercados, y que cualquiera de nosotros puede preparar en su propia casa. ¿Estáis preparados para poneros el delantal y convertiros en un auténtico experto del dulce?

Ensaimadas mallorquinas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 600 g de harina de fuerza
  • 200 g de azúcar
  • 125 g de manteca de cerdo
  • 3 huevos
  • 20 g de levadura fresca
  • 150 ml de agua ligeramente tibia

Para empezar, ponemos en un cuenco el azúcar, los huevos y una cucharada de manteca. Al mismo tiempo, unimos el agua con la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior. Después, incluimos la harina poco a poco y trabajamos la masa, que deberá quedar muy elástica. Una vez hecha, se recomienda dejarla reposar toda la noche en un lugar cerrado hasta que doble su volumen.

Cuando lo hayamos conseguido, cortamos los trozos de masa según el número de ensaimadas que queramos hacer y las dejamos reposar otros 45 minutos. Untamos la superficie en la que vayamos a trabajar con aceite, pues el siguiente paso es aplanar la masa con un rodillo y así evitamos que se pegue. A continuación, esparcimos el resto de la manteca por encima de las ensaimadas ya lisas y las estiramos para que queden muy finas, casi transparentes. Luego enrollamos la masa a lo largo, formando un cilindro, y formamos sobre la bandeja del horno la típica forma de espiral de las ensaimadas.

Las dejamos crudas dentro del horno apagado hasta que doblen su volumen, es entonces cuando encenderemos el horno a 160ºC durante unos 20 minutos. En el momento en el que estén hechas, solo queda espolvorear el azúcar glas por encima.

Brazo de gitano

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 200 g de crema pastelera
  • Azúcar glas

Batimos las yemas de los huevos con la mitad del azúcar hasta que estén espumosas. Montamos las claras a punto de nieve y cuando estén casi montadas, añadimos el resto del azúcar y seguimos con el proceso. Una vez adquirida la textura deseada, incluimos las yemas. Por otro lado, mezclamos la harina y la levadura, y las incorporamos a la masa anterior. Para el horneado, forramos la bandeja con papel de hornear y extendemos la masa por encima. Comenzamos con el cocinado, que durará alrededor de 10 o 12 minutos, hasta que el bizcocho esté hecho, a una temperatura de 160ºC o 170ºC.

Cuando haya acabado el horneado, dejamos que se enfríe y lo cubrimos con la crema pastelera, para después enrollarlo sobre sí mismo con mucho cuidado para que no se rompa. Finalmente, espolvoreamos azúcar glas por encima.

Palmeritas de hojaldre

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre fresco
  • 200 g de azúcar

Antes de comenzar la receta, precalentamos el horno a 200ºC por arriba y por abajo. Después, escogemos una superficie para trabajar, colocamos papel de hornear y espolvoreamos por encima gran parte del azúcar. Sacamos el hojaldre, lo desenrollamos, lo colocamos sobre la superficie y volvemos a espolvorear azúcar sobre él, que quedará integrado en la masa gracias a un rodillo. Hacemos una marca en el centro de la masa, cogemos un extremo del hojaldre y lo llevamos hasta dicha marca. Repetimos este paso con el otro extremo para conseguir el primer plegado.

Volvemos a espolvorear azúcar y hacemos de nuevo un doblez llevando los extremos que faltan hacia el centro, formando un rectángulo alargado. Añadimos más azúcar y pasamos el rodillo para que se introduzca en la masa. Ahora, con un cuchillo afilado, cortamos rodajitas con la medida aproximada de un dedo. Hacemos la forma de las palmeritas y las introducimos en el horno, a una temperatura de 200ºC durante 10 o 12 minutos. Cuando queden dos minutos de horneado, les damos la vuelta con cuidado. Después, las sacamos y dejamos que se enfríen en una rejilla.

Napolitanas de chocolate

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre fresco
  • 1 tableta de chocolate
  • 1 huevo batido
  • Fideos de chocolate

Precalentamos el horno a 200ºC. A continuación, estiramos el hojaldre sobre una superficie limpia, lisa y con harina espolvoreada por encima. Una vez esté colocado, lo cortamos verticalmente en tres o cuatro secciones. Ponemos cuatro piezas de chocolate -compuestas por dos ondas- en cada columna y separadas entre sí. Después, las envolvemos con otra capa de hojaldre y hacemos presión con los dedos para unir todos los ingredientes. Cortamos las napolitanas, dejando un dedo de espacio entre el chocolate y el extremo de la masa, pues al calentarse el chocolate se expande.

Antes de introducirlas en el horno, batimos un huevo y pintamos el cierre del hojaldre para sellarlo. Las colocamos en la bandeja con papel de hornear, con el cierre hacia abajo y las pintamos de nuevo con el huevo batido. Luego se espolvorean los fideos de chocolate. Para finalizar, horneamos las napolitanas a 200ºC durante 10 o 15 minutos, hasta que el hojaldre adquiera un tono dorado. ¡Muy importante! Cuando salgan del horno, debemos dejar que respiren sobre una rejilla, si no se ablandarán.