Dónde comprar las mejores tartas y postres caseros en Madrid
  1. Gastronomía y cocina
en la variedad está el buen gusto

Dónde comprar las mejores tartas y postres caseros en Madrid

La capital ofrece numerosas opciones cuando se habla de dulces. Si quieres probar algunos de los mejores, estate atento a nuestras recomendaciones

Foto: Foto: Sweet Brothers.
Foto: Sweet Brothers.

Cuando hablamos sobre dulces, tartas y bollos siempre preferimos que sean caseros. Ya que vas a saltarte la dieta y darle una alegría al cuerpo, que al menos sea algo que merezca la pena. Entre tanta variedad es difícil escoger qué postres debes elegir. Seguramente si vas a Guadalajara, tendrás claro que debes probar los bizcochos borrachos de la confitería Hernando 17, en Granada al pueblo de Santa Fe a por sus piononos, a Zamora a por sus cañas rellenas de crema o a Tierrastur en Oviedo, Gijón o Avilés a deleitarte con sus tarta de frixuelos, pero qué opción escoger cuando estás en Madrid, es bastante más dificil.

Sentirte tentado si eres un amante de los postres es bastante fácil. Hay cientos de sitios que ofrecen muchos tipos de dulces que puedes probar. Está claro que es muy difícil elegir cuáles son las mejores, pero hemos intentado poner las más ricas. Deja de pensar que hay que celebrar algo para comerte una porción de pastel, date un homenaje en cualquier momento y haz que tu paladar disfrute al máximo.

Foto: Mousse de chocolate.

Carrot cake

Madrid tiene muchas posibilidades y numerosos sitios en los que la puedes probar. Cada uno tiene su toque diferente, pero nuestra preferida se encuentra en la calle Hortaleza, 33 (muy cerquita de Gran Vía), en la tienda Sweet Brothers. Estos hermanos abrieron su propio negocio hace un par de años descubriendo así su verdadera vocación.

La mayor parte de las tartas de queso son prefabricadas y su sabor dista mucho del que debería ser

No te preocupes si tienes alguna intolerancia. Las hacen para diabéticos, sin huevos, frutos secos o sin lácteos. Un montón de oportunidades de poder tomar algo que verdaderamente te gusta.

Tarta de zanahoria. (Sweet Brothers)
Tarta de zanahoria. (Sweet Brothers)

Podéis encontrar su tarta de zanahoria (para los que nunca la hayan probado y tengan prejuicios, no sabe a la hortaliza) en una pequeñita tienda con un par de mesitas. También puedes encargar porciones para llevar. Su carta de tartas, a día de hoy, la componen 50 variedades (si pasáis por aquí, otras que también están muy buenas son la de la abuela, la red velvet o la tres leches) y les encanta innovar y ofrecer diferentes texturas, sabores y colores. "Siempre estamos creando. Elaboramos todas de forma artesanal a diario y con ingredientes de primera", explica a Alimente.

Cheesecake de Oreo

Está claro que todo lo que lleve esta dulce galleta negra se ha puesto de moda. Hay helados, mousses, bizcochos... pero nuestra preferida es esta. En La Cocina de mi Vecina (C/ Corredera Alta de San Pablo, 15) también tienen multitud de variedad de pasteles, brownies y tartas de fondant. Cada una de ellas es única, puedes encargarlas también y elegir el sabor o la temática y forma.

Foto: La Cocina de mi Vecina.
Foto: La Cocina de mi Vecina.

Está hecha de suave queso crema y Oreo sobre una base fina de galleta. Su textura es muy cremosa y aunque parezca que es demasiado dulce, tiene el punto perfecto. También cuentan con una parecida, la de Kinder, hecha de bizcocho de chocolate relleno de chocolate blanco y avellanas cubierto con chocolate con leche. Una bomba que te llevará a los cielos.

Pastel de queso

Si te pones a pensar, seguramente cuando comes fuera, una de las opciones que más te ofrecen como postre es la tarta de queso. En muchos sitos es casera, pero la mayoría ofrece una prefabricada que dista muchos de los sabores que deberíamos localizar en este tipo de pastel. El paso del tiempo ha dado lugar a innumerables versiones que no han hecho sino encumbrar aún más su popularidad.

Foto: Tarta de queso de La Bientirada, lista para degustar.

Nuestra preferida se encuentra en el restaurante Vivares de la calle Hortaleza, 52. Un establecimiento que ofrece un menú de comida casera y en el que indudablemente hay que elegir como postre su pastel de queso. Es cremoso, dulce y sin necesidad de mermeladas y 'toppings' que la hagan perder su esencia.

Pastel de queso. (Vivares)
Pastel de queso. (Vivares)

Cupcake de Baileys o de Snickers

El mundo de las magdalenas va aparte. Hay infinidad de sabores, coberturas, adornos y elegir en este caso sí que es muy difícil. Muchos conocerán a Alma Obregón por las tres temporadas que presentó 'Cupcake Maniacs' en el canal Divinity. Sus barritas, dónuts, batidos, cookies, tortitas y cupcakes saludables son ideales para desayunar, merendar o cualquier ocasión que se te ocurra. Cuenta con dos libros de recetas ('Repostería sana para ser feliz' y 'Dulces maravillosos') en los que puedes descubrir cómo realiza este dulce trabajo.

Las tartas de La Romana parecen prefabricadas, pero esto dista mucho de la realidad

Si vas a dar un rodeo por el centro y no concibes no pasar por la calle Fuencarral, debes hacer una para obligatoria en Cookies & Dreams by Alma. Se encuentra en una de las esquinas de la plaza y puedes encontrar desde algunos hechos de Nutella pasando por los de Guinness con chococolate hasta de dulce de leche.

Foto: Facebook.
Foto: Facebook.

Nuestros preferidos son dos: el de Baileys (que viene con una pequeña pipeta rellena del licor) o el de la marca de la chocolatina Snickers, que va decorada también con un trozo y en el que su interior aguarda una sorpresa.

De frambuesas

Muchos pensarán que ahora no es tiempo de helados o tartas heladas. Pero si pasas por La Romana (donde lo hacen todo de manera artesanal y con ingredientes de temporada), te acabarás dando cuenta de que la época del año da igual.

En esta franquicia italiana (que conocimos directamente en Roma) que tiene varios establecimientos (paseo de la Habana, 27; calle San Bernando, 96 o calle de Rosario Pino, 6), nuestro pastel preferido es la croscantina ai lamponi (tarta de frambuesas).

Foto: La Romana.
Foto: La Romana.

Son tan perfectas que parecen ser prefabricadas, pero eso dista mucho de la realidad. Este postre helado de masa quebrada con miel, relleno de crema helada, mermelada de frambuesas ecológicas y piñones tostados y espolvoreado con azúcar glas, es delicioso. En su web aseguran que probarla nos conducirá rápidamente a la infancia, cuando tu abuela "horneaba un pastel poco antes del almuerzo del domingo; la que te llevabas como merienda a la escuela o la que se comía y disfrutaba cuando el estómago gruñía".

La opción vegana

Delish Vegan Doughnuts (calle del Cristo, 3) se ha convertido en todo un referente en la capital. Es un local acogedor donde lo hacen todo artesanal, de ahí su éxito entre los que pasean por la zona de Conde Duque. Su especialidad son los dónuts, pero no son como los que te imaginas. Sin ingredientes de origen animal y hechos a mano, la demanda es tan alta que se agotan a diario. Además, su gran tamaño te sorprenderá.

Foto: Facebook.
Foto: Facebook.

Las colas los fines de semana dan la vuelta a la esquina y hay que ir temprano para no quedarte sin ellos. Nuestras favoritas son las berlinas rellenas de crema, pero allí puedes encontras desde el peanut butter fudge hasta el de oreo, limón, fresa o canela. Lo que está claro es que aunque no seas vegano, debes probarlos. Son una delicia. Eso sí, corre o no tendrás ni opción de probarlos.

Alimentación Tarta Pasteles Comida Azúcar
El redactor recomienda