En el mercado habitan más de dos centenares de variedades, aunque posiblemente las más consumidas y aclamadas sean la del piquillo, de Padrón, morrón, choricero y verde. Nos referimos a los pimientos, una de las hortalizas más comunes de nuestra despensa y omnipresente en nuestras mesas. Sabemos que son oriundos de América, aunque el proceso de integración en las cocinas de otros países no está del todo claro. La teoría más aceptada es la que sostiene que este vegetal fue introducido en España por Cristóbal Colón tras su segunda expedición al Nuevo Mundo y, desde aquí, se extendió a Asia, donde teníamos colonias, y a otros puntos del globo.

Sea como fuere, el pimiento es uno de los productos indispensables de la alabada dieta mediterránea. Recurrente en ensaladas, guisos y guarniciones, a los que aporta color y un sabor a huerta inconfundible; también protagoniza elaboraciones en solitario, principalmente rellenos. Esta es una preparación clásica y universal que admite una larga cohorte de ingredientes, tantos como la creatividad permita incorporar o gusten al comensal, la cual permite lograr resultados dispares y, así, disfrutar de gustos inéditos y sabrosos.

De salmón, gambas y champiñones

Ingredientes:

  • 12 pimientos del piquillo
  • 200 g de salmón
  • 220 g de gambas peladas
  • 150 g de champiñones
  • 1 cebolla
  • Harina
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Para la bechamel:

  • 3 vasos de leche
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • Sal

En el primer paso de la receta, elaboraremos la bechamel. Para ello, fundimos la mantequilla en una cazuela a fuego lento. Cuando se torne líquida, agregamos la harina y removemos constantemente hasta obtener una pasta carente de grumos. A continuación, vertemos poco a poco la mitad de la leche y continuamos moviendo con la varilla hasta que la crema adquiera un aspecto fino. Finalmente, echamos el resto de la leche -sin dejar de remover-, sazonamos con sal, cocemos a fuego suave durante 10 o 15 minutos y reservamos.

Continuamos rehogando la cebolla picada en brunoise en una sartén con aceite de oliva. Cuando esté tierna, incorporamos los champiñones laminados, el salmón troceado y la bechamel; salpimentamos, mezclamos bien y cocinamos durante unos minutos. Después, dejamos reposar durante una hora. Pasado este tiempo, introducimos una pequeña cantidad de masa en cada pimiento y los cerramos con un palillo. Finalmente, los pasamos por harina y huevo y los freímos en una sartén con aceite de oliva bien caliente.

De crema de tortilla

Ingredientes:

  • 12 pimientos del piquillo
  • 4 dientes de ajo
  • 3 huevos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 patatas
  • 1/2 cucharada de harina
  • 1/2 copa de vino blanco
  • Azúcar
  • Agua
  • Aceite de oliva, sal y perejil

Comenzamos haciendo la salsa de perejil que acompañará a los pimientos. Doramos los ajos picados en una sartén con aceite de oliva. Cuando estén listos, agregamos un par de cucharadas de harina, removemos y cocinamos durante unos minutos. A continuación, trituramos con la batidora las hojas de perejil con el agua hasta obtener una crema ligera. Después, la incorporamos a la sartén, mezclamos y cocemos durante cinco minutos.

En el siguiente paso, sazonamos con sal y azúcar -para restarle amargor- los pimientos, los pintamos con una pizca de aceite de oliva y los horneamos a 180 grados durante 15 minutos. Mientras tanto, pochamos la cebolla en una sartén con aceite. Cuando esté tierna, incluimos el pimiento verde picado, las patatas cortadas, sazonamos y pochamos durante unos minutos; escurrimos y reservamos. Luego, batimos los huevos en un bol, vertemos la mezcla en una sartén, la juntamos con las patatas escurridas y cocinamos. A continuación, trituramos la mezcla en la batidora, la introducimos en una manga pastelera y rellenamos los pimientos. Finalmente, colocamos los pimientos en una bandeja y los regamos con la salsa de perejil.

De morcilla

Foto: iStock.
Foto: iStock.


Ingredientes:

  • 8 pimientos del piquillo
  • 4 pimientos verdes fritos
  • 8 rebanadas de pan tostado
  • 1 morcilla
  • Leche
  • Miga de pan
  • 1/4 de salsa de tomate
  • Sal

Desmigamos la morcilla y la juntamos con la miga de pan humedecida en leche, sazonamos con sal y mezclamos hasta lograr una pasta consistente. A continuación, introducimos la mezcla en los pimientos y los asamos en el horno a 200 grados durante 10 o 15 minutos. Para concluir, extendemos los pimientos sobre las rebanadas de pan y regamos con la salsa de tomate.

De arroz y carne

Foto: iStock.
Foto: iStock.


Ingredientes:

  • 400 g de arroz
  • 300 g de carne picada de cerdo
  • 4 dientes de ajo
  • 50 g de piñones
  • 4 pimientos morrones
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • Agua
  • Aceite de oliva, sal y perejil

Pochamos la cebolla y los ajos en una sartén con aceite. Cuando estén hechos, agregamos el tomate cortado en dados y una pizca de sal, rehogamos durante unos minutos y reservamos. Aparte, cocinamos la carne picada salpimentada en una sartén con aceite de oliva. Después, incorporamos el arroz y los piñones; sazonamos con sal, rehogamos y lo juntamos con el sofrito que teníamos reservado. Finalmente, introducimos la mezcla en los pimientos, los envolvemos en papel de aluminio y los horneamos a 180 grados durante una hora.

De queso y nueces

Ingredientes:

  • 4 pimientos verdes
  • 200 g de queso gruyer
  • 200 gr de nueces picadas
  • 200 gr de queso crema
  • Pimienta negra

Juntamos los quesos y las nueces picadas en un bol, sazonamos con sal y mezclamos bien. Después, cortamos los pimientos verdes longitudinalmente, retiramos las semillas y sobre la base extendemos la mezcla de queso y nueces. Para terminar, los horneamos a 180 grados durante diez minutos, hasta que el queso esté completamente fundido.