Según datos de la Dirección General de Tráfico, se espera que estas navidades más de 18,3 millones de vehículos emprendan el camino de regreso a casa, con el objetivo de celebrar las fiestas en compañía de sus seres queridos. Además, la mayoría de desplazamientos suelen incluir un alto en el camino para reponer fuerzas, siendo los restaurantes de carretera el destino más frecuentado. Lamentablemente, este tipo de establecimientos no suelen generar una opinión demasiado positiva entre los comensales.

Sin embargo, dejando los prejuicios a un lado, son muchos los restaurantes de carretera que ofrecen comida de primerísima calidad y un servicio a la altura de aquellos que lucen estrellas Michelin. Así lo han querido demostrar los responsables de Convey Transport, una plataforma dedicada al envío y el transporte de mercancías, a través de una guía que selecciona los mejores 50 restaurantes de carretera de España, según sus asociados. ¿Quién mejor para recomendar un buen local que aquellos que pasan su vida sobre ruedas y comen siempre fuera de casa? Y es que, según los camioneros que han elaborado esta lista, “si hay camiones en la puerta de un restaurante, se come bien y barato”. Dicha distinción se basa en criterios tan variados como la relación calidad-precio o el estado del aparcamiento, Bajo esta premisa, ¿cuáles son los mejores restaurantes de nuestras carreteras?

La Venta de Meco

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Calle la Venta, 31 A-2 salida 38, Meco, Madrid

Situado en un tramo de la A2 que comunica Alcalá de Henares y Guadalajara, este restaurante es un lugar ideal para reponer fuerzas tras una larga jornada de viaje. Tal y como aseguran los dueños del local, la cocina castellana es la principal protagonista de la carta. Además, disponen de una gran terraza, un amplio aparcamiento y una oferta culinaria compuesta principalmente por productos frescos y de primera calidad. Además de los clásicos bocadillos, no dejéis pasar la oportunidad de probar sus gambas al ajillo, el arroz con bogavante o la fabada con chorizo.

Hostal Restaurante El Volante

Avenida Levante, 46 (Salida 89 Autovía), Chinchilla de Monte-Aragón, Albacete

Siendo a fiel a la cultura culinaria de su tierra, este restaurante tiene como plato estrella el gazpacho manchego que, a diferencia de la receta veraniega que todos conocemos, se trata de un guiso caldoso con carne. Con más de 50 años a sus espaldas, El Volante se ha convertido en uno de los lugares predilectos de los amantes de la carretera, entre los que se encuentra su propio fundador, Eugenio Egido, camionero de profesión. El ajoarriero, la carne a la brasa de leña o el atascaburras son otras elaboraciones que no debéis pasar por alto.

Venta El Jilguero

Foto: iStock.
Foto: iStock.

A-2234, Medina-Sidonia, Cádiz

Esta típica venta de carretera también tiene con su propia especialidad: los desayunos andaluces, compuestos por pan cateto y manteca. Aunque al mediodía ofrecen igualmente toda una suerte de platos, entre los que destacan el rabo de toro, las frituras o la tapa de venado. Además, para completar el círculo, venden productos de la tierra como la manteca colorá, las chacinas o el aceite de oliva. Para aprovechar el buen tiempo de la zona incluye una pequeña terraza cubierta, pero también cuenta con una barra y un segundo comedor.

Restaurant Can Campanyá

Carrer Indústria, 68, Castellbisbal, Barcelona

Viajamos ahora hasta Barcelona para visitar este restaurante familiar, famoso por incluir en la carta platos tradicionales elaborados con productos ecológicos y de proximidad. La crema catalana de foie y azúcar quemado, el carpaccio de cigalas con aceite de boletus y trufa, el meloso de ternera guisado o el calamar del Mediterráneo a la plancha son solo algunos ejemplos de ello. Además reside en un marco incomparable, una casa de campo restaurada que data del año 1600.

Restaurant Casanova

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Avinguda de Valencia, 4, Torreblanca, Castellón

Un espacio cálido y acogedor, con un toque moderno que no pasa desapercibido, es el telón de fondo de un local que recurre a ingredientes de la tierra y marinados para elaborar los “mejores caldos de la región”. También destacan sus arroces, en especial el arroz de senyoret, la fideuá negra y el meloso de secreto y pluma ibérica con foie y boletus. Aunque su selección de tapas no tiene nada que envidiarles. Y sino que se lo pregunten a aquellos que han degustado la sepia sucia caramelizada, las patatas canallas o los mejillones a la marinera.

Restaurante Asador Palencia La Encina

Calle Casañé, 2, Palencia

Un espacio de lo más agradable para descansar y disfrutar de la gastronomía castellana. Y no solo eso, también cuenta entre sus filas con “la mejor cocinera de tortilla de patatas de toda España”, tal y como presumen en su página web oficial. El horno de leña y adobe es uno de los protagonistas del local, pues gracias a él los comensales pueden degustar la especialidad de la casa: lechazo churro del cerrato. La morcilla de Palencia con pimientos de Torquemada, los cangrejos y la menestra de verduras también brillan con luz propia.

El Álamo

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lugar Rapalcuarto, s/n, Serantes, Asturias

Y finalizamos este recorrido en Asturias, más concretamente en un restaurante con más de 20 años de historia. La auténtica cocina tradicional, basada en productos del Cantábrico, que todavía atesoran incluye platos tan suculentos como las fabes con almejas, el entrecot al cabrales, las zarzuelas de pescados y mariscos o las croquetas de setas. Además, posee una amplia bodega compuesta por más de cincuenta botellas de la mejor calidad. Y para poner el broche de oro al viaje, no dudéis en probar la tarta de queso o la tarta de Covadonga, muy típica de la zona.