Los vinos espumosos son todo un clásico y una alternativa a tener en cuenta frente a los más tradicionales. El champán y el cava elevaron a los altares esta bebida que se caracteriza por un elemento en particular, las burbujas, y cuya denominación de origen en Francia y España les ha dotado de una exclusividad adicional. Esta cualidad única en el sector vinícola es el resultado de una segunda fermentación dentro de la botella. Al no encontrar salida alguna, el gas se disuelve en el vino hasta quedar completamente atrapado, formando entonces dichas burbujas.

Un proceso complejo que da lugar a una de las bebidas más elegantes y preciadas del mundo: el champán. Una sola botella de Dom Pérignon Rosé de David Lynch puede llegar a alcanzar los 11.000 dólares. Sin embargo, la calidad no siempre está reñida con el precio, al menos en el mercado de los espumosos. Y si no, que se lo digan al Veuve Monsigny Champagne Brut, de la casa Philizot et Fils, que recientemente se ha convertido en uno de los mejores champanes del mundo.

Una exquisitez por menos de 15 euros

Botella de Veuve Monsigny Champagne Brut.
Botella de Veuve Monsigny Champagne Brut.

En la última edición del International Wine and Spirits Challenge, un concurso anual de vinos que goza de gran prestigio mundial y en el que participan más de 80 países, el champán Veuve Monsigny Champagne Brut recibió la medalla de plata. Un reconocimiento más que merecido y que nace de un bouquet que evoca duraznos, manzanas horneadas o pan brioche. Una combinación de sabores que se ve incrementada por una acidez moderada y un cuerpo cremoso con años de añejamiento. Hasta aquí todo normal, pero ¿qué pasa cuando se dice que este vino espumoso cuesta exactamente 12,41 euros?

La famosa cadena de supermercados Aldi es la encargada de comercializarlo por todo Reino Unido y el ejemplo perfecto de que no debemos juzgar la calidad de un producto por su origen o apariencia. De hecho, esta ya es la tercera medalla internacional que el Veuve Monsigny Champagne Brut ha recibido este año, a pesar de su precio relativamente bajo. Tal ha sido la acogida del champán tras alzarse con el galardón que algunos de los mejores viñedos del mundo ya se han puesto en contacto con la compañía para expandir su cartera de vinos.

Uno de los mejores champanes del mundo, según el International Wine and Spirits Challenge, cuesta 12,41€

Y no es para menos, pues otras seis marcas relacionadas con el supermercado han recibido a lo largo de su historia el mismo premio. Sin mencionar las once botellas que han obtenido la medalla de bronce en esta edición. Una auténtica proeza que ofrece al comensal de a pie la posibilidad de degustar los mejores espumosos del mercado. ¿Qué otras opciones debemos tener en cuenta?

Vinos espumosos a precio de bolsillo

  • Exquisite Cremant du Jura. Empezamos la lista de recomendaciones con un chardonnay procedente de Francia, ganador de otra medalla de plata en el International Wine and Spirits Challenge y parte de la oferta de espumosos de los supermercados Aldi. Por solo 9 euros, el consumidor puede degustar un vino sofisticado con estimulantes notas cítricas frescas, una acidez perfecta y unas burbujas de lo más persistentes. Es apto para veganos y vegetarianos y se recomienda servir como aperitivo.

Disfrutar del mejor espumoso está al alcance de cualquiera.
Disfrutar del mejor espumoso está al alcance de cualquiera.

  • Gramona III Lustros. Para muchos, uno de los mejores cavas que hay en España, gracias a un carbónico fino y cremoso, de gran complejidad y finura, y un sabor poderoso que deja en evidencia la presencia de fruta escarchada. Su precio es de 24 euros y es ideal para acompañar platos exclusivos como el foie, el marisco o las carnes frías.

  • Mestres Reserva Royal. Disponible en tiendas especializadas por el estimable precio de 12 euros. Este cava de larga crianza, nacido de la unión de varias viñas con más de 15 años de antigüedad, destaca por la delicadeza de su aroma y unas notas de fruta blanca, flores y hierba recién cortada. Perfecto para aquellos que quieran introducirse en el mundo de los espumosos, pues en boca es amable y muy fácil de beber, y disfruta del equilibrio perfecto entre azúcar y acidez.

  • Vega Medien. Brut Ecológico. Se trata del primer cava ecológico de la Comunidad Valenciana, elaborado a partir de un cupaje al 50% de macabeo y chardonnay, y cuyo precio roza los 6 euros. Tras 15 meses de crianza en botella, este espumoso posee un aroma de fruta blanca y cítricos que va acompañado de una gran estructura. Se recomienda recurrir a él para acompañar platos con fruta, frutos secos o un buen pescado.

  • Pago de Tharsys Millesime Rosé. También hay hueco en la lista para los espumosos de color rosado, en especial si se trata de un ejemplar de referencia como este. Ganador de varios premios de carácter nacional e internacional, su sabor incluye notas florales y una delicadeza frutal que le convierten en una opción suave y armoniosa para el paladar. Su calidad merece un maridaje especial a base ahumados o un arroz tradicional. Y todo por el precio de 15 euros.

  • Mas Candí Tinc Set Ancestral. Acabamos con un vino ‘ancestral’. No es solo una forma de hablar, ya que esta botella de espumoso se elabora mediante una técnica de vinificación en la que solo hay una fermentación y donde no añaden azúcar ni levaduras. Un proceso que le otorga un gusto afrutado, seco, directo y de larga prolongación. ¿Tienes 8 euros? Pues hazte ya con una botella.