Muchos comensales no entienden una mesa de Navidad sin la presencia de gambas y langostinos dispuestos con escrupulosa pulcritud sobre una bandeja. Y es que estos distinguidos crustáceos bigotudos confieren elegancia y un exquisito sabor marino a cualquier ágape navideño, lo que los convierte en una apuesta imbatible. Asados a la plancha con una pizca de sal gorda o cocidos son posiblemente las elaboraciones que más protagonizan y que están incuestionablemente ricas.

No obstante, estos frutos del mar también se llevan a las mil maravillas con salsas tradicionales de nuestro recetario como la mayonesa o la rosa, las cuales enaltecen su gusto. A propósito de estas fechas tan especiales, podemos tomar posiciones en la cocina y crear aderezos diferentes para potenciar el sabor de estos crustáceos, otorgarle otros matices o sorprender el paladar de nuestros convidados. Os proponemos algunas ideas que implican poco tiempo frente a los fogones y que, además, os darán la oportunidad de anticipar su elaboración, evitando el estrés que conllevan los menús navideños.

De whisky

Ingredientes:

  • 900 g de langostinos crudos
  • 1 tomate
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 200 ml de nata líquida
  • 1/2 vaso de whisky
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce o picante
  • Aceite de oliva y sal

Pelamos los langostinos y los reservamos. A continuación, salteamos las cáscaras y las cabezas de los crustáceos en una sartén con un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal; removemos y las presionamos periódicamente para que suelten el jugo más rápidamente. Cuando hayan tornado su color, colamos el jugo y lo reservamos. Después, pochamos las verduras picadas en juliana en una sartén con aceite de oliva. Cuando estén listas, añadimos el pimentón, el jugo de las cáscaras, el whisky y cocinamos hasta que el alcohol se haya evaporado. Luego extraemos la salsa de la sartén, la trituramos con la batidora y la devolvemos a la cazuela. Agregamos la nata y cocinamos durante diez minutos más. Pasado ese tiempo, incorporamos los langostinos y retiramos el recipiente del fuego.

Tártara

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 200 g de mayonesa
  • 25 g de alcaparras
  • 1 huevo cocido
  • 25 g de pepinillos
  • 1 cebolla
  • 10 g de mostaza
  • Cebollino

En primer lugar, picamos la cebolla, los pepinillos y las alcaparras en trozos pequeños, los incorporamos a la mayonesa y mezclamos bien. Después, echamos el huevo rallado, la mostaza y removemos hasta que los ingredientes están completamente integrados. Concluimos espolvoreando el cebollino picado.

De cava

Ingredientes:

  • 400 ml de cava
  • 350 ml de nata
  • 50 g de mantequilla
  • 300 ml de pescado
  • 1 cebolla
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Derretimos la mantequilla en una cazuela a fuego lento. Cuando esté disuelta, agregamos la cebolla picada y pochamos durante unos minutos. Después, vertemos el cava y reducimos -aproximadamente dos tercios- a fuego lento durante unos minutos. Incorporamos el caldo de pescado y la nata, removemos y cocemos hasta que la salsa quede reducida a la mitad. Cuando esté lista, la pasamos por el colador chino, salpimentamos y cocemos un par de minutos más.

De yogur y menta

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 1 yogur natural
  • 2 dientes de ajo
  • Zumo de medio limón
  • Aceite de oliva, sal y pimienta
  • 6 hojas de menta fresca

Juntamos el yogur natural con el ajo picado, el zumo de limón y un chorro de aceite de oliva; salpimentamos y mezclamos enérgicamente hasta que los ingredientes estén completamente integrados. A continuación, espolvoreamos las hojas de menta picadas y removemos hasta lograr una salsa con una textura homogénea y bien ligada.

Mayonesa de albahaca y tomate

Ingredientes:

  • 150 g de mayonesa
  • 10 hojas de albahaca
  • 5 tomates secos
  • 10 g de alcaparras
  • Pimienta
  • Zumo de limón

Trituramos con la batidora los tomates secos y la mayonesa. Cuando tengamos una pasta homogénea, incorporamos las alcaparras picadas y el zumo de limón; salpimentamos y batimos nuevamente. Para finalizar, espolvoreamos la albahaca picada.

Salsa holandesa

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes:

  • 200 g de mantequilla
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharada de vino blanco
  • Una pizca de sal

En primer lugar, fundimos la mantequilla a fuego lento en una cazuela; retiramos la espuma de la superficie y dejamos templar. Mientras tanto, batimos las yemas con una pizca de sal con las varillas. Cuando comiencen a subir, agregamos la mantequilla fundida y seguimos batiendo hasta lograr una crema fina. Para concluir, incluimos el vino blanco y una pizca de sal, removemos y servimos.

De vino blanco

Ingredientes:

  • 40 ml de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 60 ml de nata
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cebolla
  • Vinagre
  • Aceite de oliva

Pochamos la cebolla con el vinagre y una pizca de sal en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Transcurridos unos minutos, agregamos los ajos picados, la harina, el vino blanco, la nata y sal. Mezclamos bien y cocinamos durante 4 o 5 minutos.