Sabes lo que es la dieta ecointeligente: más sana y mejor para el medio ambiente
  1. Gastronomía y cocina
PREOCUPACIÓN MUNDIAL

Sabes lo que es la dieta ecointeligente: más sana y mejor para el medio ambiente

Busca fomentar un estilo de vida positivo para las personas y el planeta. Con ella se pretende reducir las emisiones de dióxido de carbono o el gasto de agua

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Al hablar de dieta no siempre hay que asociarlo a una gestión del consumo calórico para subir o bajar de peso, sino que se refiere a unos patrones alimenticios que pueden tener diferentes objetivos e intenciones e incluso e ir más allá de las cuestiones citadas. Un ejemplo de ello es la dieta ecointeligente, que se ha popularizado recientemente y cuyo objetivo es apostar por una alimentación sostenible para el medio ambiente a la vez que resulta saludable para los seres humanos.

No se trata de una dieta milagro que busque objetivos rápidos a corto plazo, sino que busca fomentar un estilo de vida positivo para las personas y el planeta. Con ella se pretende reducir las emisiones de dióxido de carbono, el gasto de agua o el desperdicio de comida, por poner algún ejemplo. Y ahora, expliquemos las claves de este tipo de alimentación.

Comer pensando en la salud del planeta

Decenas de expertos de diversos países del mundo han publicado un trabajo en la prestigiosa revista científica británica 'The Lancet' en este 2019, argumentando la necesidad de seguir dietas sostenibles. En él han establecido que “debido a que gran parte de la población mundial no está correctamente alimentada y muchos sistemas y procesos ambientales son empujados más allá de los límites seguros por la producción de alimentos, se necesita con urgencia una transformación global del sistema alimentario”.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La comisión que ha presentado este trabajo asegura que para lograr dicha transformación y sostenibilidad al tiempo que se asegura una dieta saludable, es necesario aumentar el consumo de alimentos sanos como vegetales, frutas, cereales de grano completo, legumbres y nueces, y reducir el de carnes rojas, azúcar y granos refinados como harinas o carbohidratos simples. Esto aportaría más beneficios a la salud mundial y aumentaría la probabilidad de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible para un planeta en buen estado.

Claves para seguir una dieta ecointeligente

De cara a seguir una alimentación saludable y sostenible para los humanos y el planeta, son varios los aspectos que hay que tener en cuenta:

Aumentar la ingesta de proteínas vegetales: los productos de origen animal, y especialmente la carne, implican una mayor emisión de gases de efecto invernadero para el planeta. Moderando el consumo de estos y aumentando el de proteínas vegetales (para garantizar un aporte nutricional adecuado y saludable), como las presentes en legumbres o frutos secos, se pueden disminuir dichas emisiones y combatir el cambio climático. Reducir además el consumo de carne roja fue una de las indicaciones que la Organización Mundial de la Salud ofreció tiempo atrás para mejorar la salud de la personas.

Consumir alimentos locales y de temporada: apostar por aquellos de producción local y acordes a cada época permite reducir las emisiones de dióxido de carbono a consecuencia del transporte y mantenimiento de aquellos que vienen de otras regiones lejanas. Al incentivar la compra de estos, se potencia la producción local, lo que contribuye a que pueda haber una mayor oferta de alimentos frescos, que son más sabrosos y naturales.

Apostar por los alimentos ecológicos: aquellos que son cultivados sin pesticidas ni químicos en su proceso de producción ayudan a proteger el medio ambiente.

"Se necesita de forma inmediata una transformación del sistema alimentario”

Elegir dónde se compra: al tener en cuenta factores como los anteriores conviene tener en cuenta el lugar donde se acude a comprar dichos productos. Los mercados locales, las tiendas cercanas y los productores de cada zona tendrán más alimentos de dicha área y sus proximidades. En los supermercados también es posible encontrar de estos, pero suele haber muchos otros que vienen de países lejanos y son menos sostenibles para el planeta por su huella ecológica (impacto en el medio ambiente).

Planificar las comidas para evitar residuos: cocinando siempre cantidades acordes para evitar que sobre comida se puede reducir el desperdicio de la misma. Además, las sobras se aprovecharán ya sea congelando determinadas preparaciones y alimentos o utilizando estos para elaborar otros platos con la cocina de aprovechamiento.

Dieta Legumbres Cereales
El redactor recomienda