Estos días fríos, en los que salir de casa da tanta pereza, las comidas caseras los fines de semana son la mejor opción para disfrutar de la familia y amigos con un plato calentito y reconfortante que haga las delicias de cualquier invitado. ¿Quieres un éxito asegurado? Apuesta por el arroz.

Pero entre los ricos -y numerosos- platos que se puede hacer con arroz, hay uno que destaca por encima de todos, arroz con bogavante, una receta tradicional que siempre levanta aplausos allá donde va. Tal vez pienses que es una elaboración difícil o tengas miedo de ‘estropear’ un ingrediente tan especial como el bogavante pero te damos los trucos, claves y consejos para asegurarte el éxito. ¡Hora de ponerse el delantal!

Tres tipos de preparación

Lo primero que tienes que tener claro es si lo vas a querer seco, meloso o caldoso, porque puede hacerse de las tres maneras. Tú lo ves desde fuera y tienes claro cuál es cuál, pero a la hora de la verdad tienes que ajustar muy bien la proporción de arroz y de caldo. Te damos unas pistas:

  • Arroz seco: Para elaborarlo, debes añadir el doble de agua o caldo (y un poco más, el truco de las madres) que de arroz. Es importante no moverlo durante la cocción: así evitas que suelte almidón y consigues que quede bien sueltecito.
  • Arroz caldoso: aquí nos interesa utilizar un arroz especial que nos asegure un caldo consistente, capaz de absorber gran cantidad de líquido y que aguante bien toda la cocción sin romperse. Utilizaremos cuatro medidas de caldo por una de arroz, y prestaremos especial atención al sofrito y a la intensidad de los ingredientes con los que elaboraremos el 'fumet'.
  • Arroz meloso: es ese arroz de textura untuosa que nos recuerda al risotto. Es importante elegir un arroz especial, rico en almidón, que nos ayude a conseguir ese punto cremoso que tanto nos gusta. Para un meloso, la proporción es de 2,5 medidas de caldo por una de arroz.

¿Lo tienes todo claro? Pues, ahora, solo te falta la receta. Verás cómo es muy sencilla de elaborar y lograrás que todos en casa se chupen los dedos.


Receta de arroz con bogavante

Ingredientes

  • 300 g de Arroz SOS Especial Caldosos y Melosos
  • 1 bogavante de 600 g
  • 200 g de gambones
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 4 tomates
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ñora
  • 2 puerros
  • 1,2 litros de caldo de pescado
  • 1 copa de brandy
  • ½ copa de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 2 dientes de ajo
  • Unas ramas de perejil rizado

Elaboración

  1. Comenzamos nuestro plato rallando los tomates utilizando un rallador. Reservamos mientras ponemos la ñora a hidratar en un vaso de agua. Una vez esté blanda, retiramos la carne del pimiento con cuidado.
  2. Llega el momento del bogavante. Cortamos por la mitad a lo largo y reservamos. Calentamos una cucharada de aceite en una cacerola. Doramos los ajos y añadimos el bogavante, asegurándonos de que la carne quede bien sellada. Añadimos una copa de brandy y dejamos que se evapore el alcohol.
  3. Retiramos el bogavante. Una vez esté frío, limpiamos la carne y reservamos.
  4. En la misma cacerola utilizada, añadimos dos cucharadas de aceite, la parte blanca de los puerros picada finamente y pochamos. Añadimos a continuación los pimientos picados, el tomate y la carne de la ñora. Sofreímos todo lentamente.
  5. Cuando todo esté pochado, trituramos con una batidora de mano hasta que tengamos un puré suave.
  6. ¡Toca añadir el arroz! Recuerda sofreírlo un par de minutos.
  7. Volcamos el caldo caliente junto a media copa de vino blanco, y movemos. Cocemos a fuego medio-suave durante 15/17 minutos.
  8. Añadimos los gambones limpios y troceados junto al bogavante y dejamos que coja el sabor del arroz. Retiramos del fuego.
  9. Picamos lo más finamente posible dos dientes de ajo y perejil. Añadimos una cucharada de aceite y movemos bien. Vuélcalo sobre la cacerola con arroz ayudándote de una cuchara.
  10. ¡Y ya está listo para servir!

Consejos de experto

¿Quieres preparar el arroz con bogavante perfecto? Hemos hablado con Joaquín Felipe, chef del restaurante Dogma, para que nos dé unos cuantos consejos.

  • Para que te quede lleno de sabor, es muy importante que el caldo de pescado con que lo elabores tenga intensidad. Si utilizas pescado de roca, te dará muchos matices. Y debes dejarlo reducir: no se trata de que quede espeso, pero sí que tenga consistencia.
  • También debes mimar el sofrito: dedica tiempo a que se hagan bien las verduritas, pues detrás de un buen arroz hay siempre un cocinero que ha tenido paciencia para hacer el sofrito.
  • Elige un bogavante fresco, no congelado, y no te pases con la cocción. Es preferible que quede poco hecho, pues se irá haciendo con el calor residual.
  • Hablando de calor residual, si utilizas cazuela de barro ten mucho cuidado, pues mantiene la temperatura mucho tiempo y el arroz se sigue haciendo. Para evitar que se te pase, retíralo del fuego un poco antes y deja que finalice la cocción aparte.

Principales Tags