El invierno y el frío ya no son una excusa para disfrutar de las terrazas, pues actualmente es posible encontrarlas llenas hasta en enero. Tanto para desayunar como para almorzar, cenar o tomar el aperitivo. Estufas, cubiertas o mantas valen para atraer a los clientes. En Alimente queremos recopilar aquellas que no podéis perderos en Barcelona, sobre todo si lo que estáis buscando es tomar algo o disfrutar de la mejor gastronomía mientras estáis de terraceo.

Orio

La gastronomía vasca gana protagonismo en la ciudad de Barcelona gracias a este establecimiento moderno, de diseño y con mucho estilo. Los pintxos están a la orden del día para disfrutarlos en sus mesas, en la barra o en la terraza exterior, que está preparada para los días más fríos del invierno. Así, este se convierte en un espacio ideal para acudir a tomar el aperitivo, el clásico vermut con un par de tapas o bien como afterwork al acabar la jornada laboral. Además, las ostras y los mariscos son algunas de sus especialidades, aunque también hay lugar para una carta más contundente para volver a casa totalmente saciado.

Dirección: Carrer de Ferran, 38

Tapas 24

Las tapas son un clásico de España y en este establecimiento, ubicado en el centro de Barcelona, tienen claro cómo homenajear esta tradición. Para ello apuestan por servir tapas de toda la vida y otras más novedosas, que han sido diseñadas por el chef Carles Abellán, haciendo uso de productos de calidad. Todo ello con precios moderados y una terraza donde degustarlas al estilo de toda la vida: con calma y apreciando su sabor. En invierno esta zona sigue en activo, contando con unas estufas que ofrecen calor para combatir el frío. Un lugar al que acudir para un aperitivo, una comida o una cena a base de raciones y tapas que tienen la esencia más castiza pero con un punto contemporáneo.

Dirección: Calle Diputació, 269

Surf House Barcelona

Con un estilo moderno y playero, ubicado en el barrio costero de la Barceloneta, Surf House Barcelona es un espacio que se inspira en la vida californiana para crear un ambiente único. Sus propietarios apuestan por la comida rápida pero saludable, ideal para aquellas personas que buscan relajarse en una agradable terraza frente al mar. Desayunos, batidos, hamburguesas, pokes, nachos, cócteles... Una oferta para cualquier momento del día. Y por si esto fuera poco, también es posible disfrutar de eventos y actividades especiales como las meriendas locas, las noches de vino, el yoga en la arena, las clases para aprender a coger olas o el brunch + paddle surf, entre muchas otras.

Dirección: Carrer de l'Almirall Aixada, 22

Hotel Pulitzer

La terraza del hotel Pulitzer en Barcelona.
La terraza del hotel Pulitzer en Barcelona.

Este hotel, que se encuentra en un lugar tan céntrico y emblemático junto a la Plaza Catalunya, cuenta con una terraza a la que podemos subir para relajarnos y disfrutar de la comida que ofrecen en un espacio frondoso lleno de naturaleza. Cuentan con una amplia carta llena de platos internacionales. Además, se puede ver en directo la elaboración de los mismos. Y tampoco faltan las bebidas y los cócteles preparados al momento, que nos acompañan durante las tardes de música que pinchan los DJ en sus sesiones en directo.

Dirección: Carrer de Bergara, 8

Mirablau

En la ladera del monte Tibidabo se encuentra Mirablau, un establecimiento barcelonés que funciona como bar, restaurante y discoteca, y que se puede disfrutar durante el día y la noche gracias a la terraza acristalada que ofrece unas hermosas vistas a la ciudad. Así no hay riesgo alguno de pasar frío mientras se disfruta de sus tapas de autor y su coctelería creativa. El carpaccio, el steak tartar o la hamburguesa Mirablau de ciervo son algunas de las especialidades que sirven en el restaurante. Y por la noche se convierte en una discoteca de diseño donde relajarse y vibrar con su música chill-out.

Dirección: Plaça del Doctor Andreu, s/n