La caña y la tapa son una de las partes fundamentales de la cultura madrileña. Grupos de postadolescentes, padres con hijos, ancianos… Todos van de cañas y tapas cuando el bolsillo lo permite. Lo mejor es que su precio es tan reducido que casi siempre el bolsillo lo permite. Forma parte de lo que somos y nos encanta. Pero la realidad es que, a pesar de la inmensa oferta de restauración que ofrece la capital (según el censo del Ayuntamiento sobre actividades en locales abiertos, tenemos 14.989 establecimientos dedicados a dar servicios de comidas y bebidas, lo que supone un 'bar' por cada 215,04 habitantes), todos vamos al que está más cerca de casa, o al de toda la vida, o donde se reúnen los amigos. Esto provoca que, aunque exista la oferta, no la aprovechamos ni de lejos. Por suerte eso puede cambiar con la información adecuada. Vivamos donde vivamos, alguno de estos excelentes bares nos quedará más o menos a mano, lo que nos permitirá experimentar de pleno la oferta gastronómica de la ciudad de Madrid. Eso sí, una aclaración es necesaria antes de empezar. De entre esos casi 15.000 locales, una grandísima parte de ellos merece la puntuación máxima posible, pero no podemos incluirlos a todos. Esta es una recopilación de los que nos han enamorado a lo largo de los años a muchos de nosotros y no defraudarán a nadie.

La Latina

Ya sea para empezar una visita al Madrid de los Austrias o para ver qué se cuece en el Rastro o en el Mercado de la Cebada, estaremos rodeados de bares imprescindibles en este castizo barrio. Los más notables son:

De Rondas por la Cava. Situado, como su nombre da a entender, en plena Cava Baja. Cañas (aunque renta más ir a dobles o a jarras, porque si están muy llenos, la caña puede llegar en vaso de tubo), a un precio razonable y tapas de ibéricos. Eso sí, si queremos aprovechar de verdad la visita, lo mejor que podremos hacer será pedir media ración de torreznos. No son fritos (del todo), sino que son tiras de carne -con mucha carne- y piel asados al horno, con escamas de sal gruesa por encima. Nos encontraremos con una carne tierna como ella sola, pero con una piel crujiente a más no poder, una auténtica delicia y, en nuestra humilde opinión, los mejores torreznos de Madrid. Además, si nos quedamos con hambre, sus callos a la madrileña (muy picantes) solucionan el frío del día más gélido de la capital.

Dirección: Cava Baja, 10. Tel 910 646 263.

Horario: de 11:00 a 01:00.

Almería Bar Restaurante. Hablar de tapas y no mencionar ningún local que incluya en su nombre a la provincia con las tapas mas orgullosas de España sería una irresponsabilidad. No hay grandes sorpresas: es lo que tiene que ser. Tostas de conservas e ibéricos harán nuestras delicias si decidimos bajar de la plaza de la Cebada hacia la basílica de San Francisco el Grande.

Dirección: calle de las Aguas, 9. Tel 913 641 571.

Horario: de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:30. Domingos de 13:00 a 17:00. Lunes cerrado

Los mejores bares de tapas de Madrid. (iStock/Álvaro Hermida)
Los mejores bares de tapas de Madrid. (iStock/Álvaro Hermida)

Los Caracoles. Este típico y tradicional local de la calle Toledo es uno de los clásicos del rastro. ¿Su especialidad? Jamás la adivinaríamos con ese nombre… Este gasterópodo se caracteriza por algo muy curioso: no tener sabor, pero sí es capaz de adaptar el sabor de cualquier cosa que se le eche. Es por esto que las salsas de los caracoles son la parte principal del plato. Se suelen hacer picantes, densas y sabrosas. No extraña que se haya convertido en el sitio obligatorio de Madrid para ingerir este molusco. Ah, y la cerveza está también muy rica.

Dirección: calle de Toledo 106. Tel 913 664 246.

Horario: de 10:00 a 15:30 y de 19:00 a 23:00. Viernes de 09:00 a 15:30 y de 19:00 a 22:30. Cerrado lunes y domingo por la tarde.

Casa Revuelta. Escondido en la calle Latoneros, haciendo esquina con la plaza de Puerta Cerrada se encuentra un pequeño local. La descripción que sigue, en ningún momento será despectiva, sino todo lo contrario: es un bar de viejos. Esto es señal de calidad. Encontrar un sitio en la barra entre decenas de ancianos reclamando la atención del camarero para pedir otra caña con un soldadito de Pavía (bacalao rebozado frito) es señal de absoluta calidad. Si conseguimos hacernos notar entre la marabunta y pedimos (lo mismo que el resto, claro está), nos daremos cuenta de que los más mayores saben y saben más que bien.

Dirección: calle de Latoneros 3. Tel 913 663 332.

Horario: de 10:30 a 16:00 y de 19:00 a 23:00. Cerrado lunes y domingos por la tarde.

Lavapiés

No todo son restaurantes indios. En el barrio con mayor diversidad cultural de Madrid se esconden determinados locales que hacen de la visita una obligación:

Casa Zoilo. Un clásico en las profundidades del barrio. No es un sitio típico por estar en una calle transitada (lo opuesto, de hecho), sino por llevar ofreciendo sus tapas de empanada de zorza y embutidos de extrema calidad (además de sus cañas, claro) con un ambiente típico de la Movida madrileña. Esto se debe a que fue en esa época cuando cobró popularidad, convirtiéndose en uno de los puntos de reunión típicos de la capital.

Dirección: calle de la Huerta del Bayo 4.

Horario: de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:30. Lunes cerrado.

Tasca Barea. En Alimente somos de la teoría de que todos los establecimientos que se autodenominen tasca, no como estrategia de marketing, sino por pura y dura honestidad, merecen la pena. Es fácil llegar a conclusiones como estas gracias a este 'cuco' establecimiento que une lo más moderno, con su decoración natural y abierta, con un tratamiento de las tapas que envidiaría hasta un chef con estrella. Su éxito se basa en cinco tapas diferentes, que todos deberemos probar sí o sí: pimientos del Barea, tortilla de patatas, marinera murciana, ensaladilla rusa y anchoas o su charneguito. Lo mejor de todo es que sus precios son de lo más asequible a pesar de tener ambiente todo el día.

Dirección: calle Rodas 2.

Horario: viernes de 19:00 a 02:00, sábado de 12:30 a 02:00, domingo 12.30 a 18:00, lunes y miércoles de 19:00 a 24:00 y jueves de 19:00 a 01:00. Martes cerrado

La Fantástica. Hace honor a su nombre. Tapas de albóndigas, boquerones en vinagre con patatas fritas, canapés, croquetas, tortilla, ropavieja… Todas y cada una de ellas merecen la pena. Se encuentra en la propia calle Embajadores, en pleno corazón del Rastro. Su localización, su cerveza y sus tapas (repetimos que, aparte de ser de todo tipo, están deliciosas) harán de nuestra visita dominguera una experiencia inmejorable.

Dirección: calle de Embajadores 42. Tel 667 948 791.

Horario: de 13:00 a 15:30 y de 20:00 a 24:00. Lunes cerrado.

Melo's. Hablar de los bares de tapas de Lavapiés es absurdo si no se menciona este establecimiento de la calle del Ave María. Aunque tienen una extensa oferta gastronómica, es inútil engañarse, solo existen tres cosas que vamos a pedir. La primera, y por calmar la sed, es una buena caña fría, de esas que 'sudan' el vaso. La segunda y la tercera van a ser un par de croquetas y media zapatilla. Las primeras son crujientes, bien desgrasadas, de lacón, con un rebozado grueso y bechamel cremosa. Pero la zapatilla… eso es de otro mundo. Un sandwich de lomo, lacón y queso, bien dorado y crujiente, en el que el producto lácteo se funde de tal manera que parece querer escaparse por los laterales. Faltan las palabras para describir la maravilla que supone este emparedado.

Dirección: calle del Ave María 44. Tel 915 275 054.

Horario: de 20:00 a 01:00. Lunes y martes cerrado.

Zona Centro

Casa Parrondo. Nicolás Parrondo, o mejor dicho, su bigote, lleva más de cuarenta años alimentando al personal que tiene la suerte de encontrarse con su restaurante camino de la plaza de Callao. Impresionante desde el momento que ponemos un pie dentro del establecimiento, en cuyas paredes comparten sitio cabezas disecadas de toros, cabras, ajos secos, bufandas del Real Sporting de Gijón, yugos y fotos del susodicho Nicolás posando junto a políticos, celebridades y, sobre todo, jugadores históricos del Real Madrid y del Atlético. Estar en la barra es una maravilla, dado que en esta se encuentran docenas de platos ya preparados que parecen estar ahí solo por decoración, como si pretendiesen decir: “No te vamos a ganar por la carta, sino por los ojos”, codillos, bollos preñaos, botellas de sidra, ensaladas camperas, navajas… Solo por la experiencia visual ya merece la pena.

Horarios: calle de Trujillos 9. Tel 915 226 234.

Horario: de martes a domingo de 13:00 a 16:30 y de 20:30 a 00:30.

Mareas Vivas. A escasos metros de Parrondo, en la misma calle, aunque esta cambie de nombre en este corto espacio, se encuentra este establecimiento al que podríamos definir como 'un bar, un auténtico y puro bar'. Pides una caña, te traen una tapa. Así de fácil. Y madre mía, esas tapas… Probablemente sirvan la mejor paella de bar de todo Madrid, de esas en las que el grano de arroz sigue ligerísimamente duro pero con todo el sabor. Visita obligatoria.

Dirección: calle de las Veneras 3. Tel 915 484 035.

Horario: de 12:00 a 23:45. Viernes de 08:00 a 01:30, sábados de 09:00 a 01:30. Lunes cerrado.

Casa Labra. Historia es lo que rebosa este local a tiro de piedra (literal) de la plaza del Sol. El 2 de mayo de 1879, en el septimoprimer aniversario del levantamiento frente a los franceses que marca la Guerra de la Independencia Española, Pablo Iglesias (el original) y 24 compañeros fundaron el Partido Socialista Obrero Español. Seguramente escogerían esta localización debido a las cañas, los soldaditos de Pavía más reputados de la capital y sus magníficas croquetas. Es un local sincero, eso es lo que hay, y no hace falta pedir más. Eso sí, sus puertas suelen estar repletas, por lo que lo más probable es que nos toque hacer cola.

Dirección: calle de Tetuán 12. Tel 915 310 081.

Horario: de 11:00 a 15:30 y de 18:00 a 23:00.

El Rincón Abulense. Como es de esperar de cualquier bar que haga referencia a la ciudad castellana, tapas, calidad y un aire obrero y honesto es lo que nos encontraremos al entrar. A escasos metros de la esquina que une la calle Montera con Caballero de Gracia podremos disfrutar de fotos de la magnífica muralla de Ávila y de sus cañas con tapa incorporada. Y estas no defraudan: paella, calamares, croquetas, canapés, carne en salsa, huevos rotos, tortilla. Nada de cocina de diseño y decoración historiada, es un local castellano.

Dirección: calle del Caballero de Gracia 18. Tel 910 443 116.

Horario: de 06:00 a 20:00. Sábados de 09:00 a 17:00. Domingos cerrado.

Malasaña

El barrio de moda y que ha marcado a más de una generación, pues por sus calles han desfilado 'millenials', miembros de la Movida y hasta tropas revolucionarias a principios del siglo XIX. También nos ha marcado al resto con su inmensa oferta gastronómica, que si bien intenta adaptarse al público más joven que empieza a poder gastarse los cuartos, conserva joyas de otra época.

La Blanca Paloma. Olvidémonos de pedir cañas aquí. No porque estén malas o mal echadas, sino porque este establecimiento tiene una política clara y maravillosa: por cada jarra, un huevo frito y una patata asada. Así de fácil, así de maravilloso. Está situado en la pendiente que acaba desembocando en San Bernardo y que delimita el inicio (más o menos) del barrio de Argüelles. Eso lo convierte en la opción ideal antes de salir a tomar algo por la noche en los bajos de mismo nombre.

Dirección: calle del Espíritu Santo 21. Tel 915 220 096.

Horario: de 18:00 a 02:30. Domingos de 10:00 a 24:00. Lunes cerrado.

La Ardosa. Cálido, cerrado y tradicional. Es un local centrado en las pequeñas cosas, que le añaden un 'extra'. La más notable es que si decidimos entrar al comedor, deberemos hacerlo pasando por debajo de la barra, una tontería que le añade un poco más de magia. Eso añadido a paredes llenas de botellas, cuadros y anuncios antiguos, y sobre todo su vermú… increíble. Pero el encanto no se queda ahí. Ellos mismos recomiendan combinar el vino especiado con sus anchoas traídas de Castro Urdiales, aunque si no nos convence, siempre podremos optar por sus maravillosos encurtidos o su cecina.

Dirección: calle de Colón 13. Tel 915 214 979.

Horario: de 08:00 a 02:30. Sábados y domingos abre a las 10:00.

Bar Sidi. Es curioso que en una zona tan de moda como Malasaña sigan en pie y funcionando a toda máquina locales que no se han adaptado a los tiempos, sino que han seguido ofreciendo lo mismo. Estos son los conocidos como bares de barrio y este es su máximo ejemplo. Ellos mismos se definen: “Tapas en un cervecería de toda la vida”. Y ahí está el secreto, es de toda la vida. Botellines baratos con una tapa de patatas pimientos y salchichas, o tal vez con unos calamares a la romana o un plato de jamón. Vamos, lo necesario para hacer feliz a cualquier madrileño de bien.

Dirección: calle de Colón 15. Tel 915 218 403.

Horario: de 08:00 a 01:00. Sábados y domingos de 09:00 a 01:30

Barrio de Salamanca

Nunca deja de sorprender. Entre sus edificios supuestamente cuadriculados, se encuentran locales capaz de deleitarnos con sus raciones y sus tapas, cada uno distinto, todos maravillosos.

Los Montes de Galicia. Aunque se ha hecho más que famoso gracias a su arroz con bogavante, perfectamente caldoso y que rebosa sabor, tomarnos una simple caña en la barra de este restaurante recién remodelado es una experiencia para el recuerdo. Sea lo que sea lo que atraviesa las puertas de esa cocina cambia cómo interpretamos la gastronomía. Dicen que Madrid es, a fin de cuentas, una mezcla de culturas de todos los rincones de España y esto es lo que Galicia le aporta: excelencia culinaria.

Dirección: calle de Azcona 46. Tel 913 552 786.

Horario: de 13:30 a 16:00 y de 20:10 a 24:00.

Hasta los Andares. Con vistas a la parte alta del Retiro, gracias a su localización en la mismísima calle Menéndez Pelayo, el tratamiento de los ibéricos y el vino es inmejorable. Eso es lo que hay. Y es difícil que alguien se queje de que lo que le ofrezcan sea eso: ibéricos y vino.

Dirección: avenida de Menéndez Pelayo 35. Tel 915 994 238.

Horario: de 12:00 a 16:00 y de 19:30 a 24:00. Sábados y domingos de 12:00 a 24:00 ininterrumpidamente.

Jurucha. Clasicazo, esa es la palabra que define al bar que lleva siendo la referencia de la tapa en el barrio de Salamanca desde los años 40. En 1962 la familia Viesca Gómez-Martinho lo compró para dotar al establecimiento de una mayor carga gastronómica. Es así como surgieron las tapas que todavía hoy forman parte de los habituales del local: huevo con mayonesa y langostino, taco de bonito del norte, jamón y chorizo ibéricos… Es imposible recomendar lo suficiente su pajarito, un emparedado de bonito con mahonesa.

Dirección: calle de Ayala 19. Tel 915 750 098.

Horario: de 08:00 a 23:00. Domingos cerrado.

Repartidos por Madrid

Está claro que hay zonas llenas de locales, con una oferta 'tapera' impresionante y frente a la que es difícil competir. Pero si hablamos con cualquier persona de un barrio menos 'de moda', nos describirán con pasión los bares que solo los de allí conocen. Citar todos los que son requeriría una enciclopedia, así que esto es una pequeña selección con los que más nos han llegado al corazón.

Cervecería Molson. Un extraño híbrido entre bar de toda la vida y pub irlandés. ¿En qué destaca? Es acogedor, tiene un servicio excelente (Dragos, el camarero, es la persona más atenta y maja que se recuerda), sirven botellines (lo que siempre es un plus) y además tienen dos tapas que quitan el hipo: tortilla de patatas y queso manchego. La primera es del grosor de la enciclopedia Espasa (vale, es una exageración, pero el mensaje ha calado), relativamente poco echa por dentro y bien cocinada por fuera, de un intenso color amarillo y servida con cada cerveza como si de unos cacahuetes se tratase. El queso es curadísimo, de esos que tienes que comer poco a poco. Pero sus tapas no se limitan a esto. De vez en cuando, y sin necesidad de pedir otra ronda, de la cocina saldrán unos canapés de solomillo recién hechos o un poquito de paella igualmente recién hecha. El atento Dragos, si ve que ya hemos comido todas las tapas y ve que todavía comeríamos una mas, no duda en saltar tras los fogones para preparar algo rápido y muy rico. Más que recomendable

Dirección: paseo de las Yeserías 45. Tel 914 741 318.

Horario: de 06:00 a 24:00. Martes cerrado.

Los Amigos (y Los Enemigos). Una competencia empresarial llevada al terreno de la comedia. La fórmula es clara, aunque tal vez no para todos los públicos: “Pide de beber y te servimos una tapa. Cuando te la acabes, o te quede poco, te ponemos otra aunque no pidas nada. Así hasta que decidas irte”. Cierto es que son tapas sencillas, baratas y rápidas de preparar como unas patatas alioli o unos calamares rebozados congelados, pero la experiencia merece la pena, al menos una vez en la vida.

Los Amigos.

Dirección: calle de José María de Pereda 10.

Los enemigos.

Dirección: calle de Ezequiel Solana 116. Tel 910 837 408.

Horario: de 11:00 a 24:00. Sábados y domingos de 11:00 a 01:00. Lunes cerrado.

La Pequeña Graná. En la calle de Embajadores, camino de Legazpi, se encuentra un pequeño reducto granaíno que sigue la filosofía de los bares de tapas de la ciudad andaluza: Tú pides una caña y no solo te pongo tapa, sino que la eliges también. Y menudas son: brocheta de gamba rebozada y sepia, mini hamburguesa de ternera con queso, huevos rotos con jamón, berenjena frita con miel, bienmesabe… Una auténtica joya.

Dirección: calle de Embajadores 124. Tel 914 742 630.

Horario: de 12:00 a 24:00. Viernes y sábados de 12:00 a 02:00. Lunes de 19:00 a 24:00.

Los Mellizos. En la frontera que divide Canillejas y San Blas se encuentra un pequeño bar que ha sobrevivido a casi todo gracias a sus caracoles. Antes hablábamos de los de Los Caracoles, que son sabrosos y sobre todo grandes. Estos están hechos para ser comidos como pipas, durante horas. Los cuecen simplemente con caldo y hojas de menta y te los sirven en un vasito. Su terraza situada en un pequeño parquecito hace las delicias de las noches de verano.

Dirección: calle de la Esfinge 66. Tel 917 412 113.

Horario: de 07:00 a 24:00. Sábados y domingos de 08:00 a 24:00. Lunes cerrado.