Los brunchs más reconocidos para darse un buen capricho
  1. Gastronomía y cocina
nacionales e internacionales

Los brunchs más reconocidos para darse un buen capricho

Combinación de desayuno y almuerzo, dulce y salado, para todos los gustos. Estos son algunos de los más prestigiosos, dentro y fuera de nuestras fronteras

Foto: Brunch. (iStock)
Brunch. (iStock)

¿Quién no ha sucumbido a este plan gastronómico dominical? Esta propuesta que fusiona el desayuno con la comida, que combina lo dulce con lo salado y que se puede acompañar de zumos, cafés, cócteles o champán. Opciones hay miles, desde las más sencillas hasta las diseñadas para paladares sibaritas. Pero hoy os descubrimos algunos brunchs imprescindibles (nacionales e internacionales) si lo que estáis buscando es un capricho especial.

Beverly Hills Hotel. Los Ángeles

Comenzamos por la ciudad de las estrellas y uno de sus brunchs más animados desde hace años. Incluso no resulta complicado coincidir con alguna celebrity. Cada domingo en el Polo Lounge de este hotel podrás degustar su brunch, con fama de ser uno de los mejores de Beverly Hills. Y además lo amenizan con música jazz en directo. Varios entrantes, ensaladas, huevos al gusto, frutas, pancakes, hamburguesas, tartas, bollería… Y por supuesto, cócteles y champán para los más atrevidos.

Majestic. Barcelona

Majestic Hotel.
Majestic Hotel.

Durante los fines de semana, el Majestic ofrece su brunch en formato bufé. Cuenta con una completa selección de platos fríos y calientes (que van cambiando a lo largo de la temporada), además de una gran variedad de tentaciones dulces y de repostería artesana. También elaboran bocados especiales para los más pequeños de la casa. ¿Lo mejor? El espacio de showcooking en el que preparan platos al momento. Hacen muy ricos los famosos huevos benedictinos. Además, durante el brunch del Majestic se sirve champán francés Moët&Chandon, perfecto para aquellos amantes de comenzar la tarde con uno de los mejores espumosos del mercado.

Regine Cafe. Montreal

En la ciudad canadiense son unos fanáticos de esta modalidad gastronómica. Existen multitud de establecimientos que ofrecen brunchs muy completos y a precios comedidos. Pero si hay uno que no te puedes perder es el más visitados por los residentes: Regine Cafe. Triunfa por su cocina creativa, por sus raciones más que generosas y porque siempre está muy concurrido por las mañanas (a veces hay un tiempo de espera para entrar de más de media hora). Buenísimos sus cruasanes, los huevos poché, los gofres, los brioches, el café, el chocolate… Un plus adicional: el local es muy bonito, con numerosos detalles vintage. Si estás varios días en la ciudad, también puedes visitar Boulevard Saint Laurent, una calle en la que vas a encontrar numerosos establecimientos especializados en brunch.

Nobu. Marbella

Nobu.
Nobu.

Hablar de Nobu es sinónimo de ambientes cosmopolitas y de buena cocina japonesa en todos sus restaurantes distribuidos por los cinco continentes. El Nobu marbellí nos ofrece a partir de marzo un brunch focalizado en bocados de la gastronomía nipona. Los platos estrellas son: el gofre de té verde con frutos del bosque y tres salsas, el plátano con chocolate blanco, sirope de arce y fruta de la pasión, los huevos toban (con espinaca, aceite de oliva, yuzu, miso seco, chips de ajo y cebolleta, buenísimos), los panqueques de soba con yuzu y arándanos. No te pierdas los huevos benedictinos al estilo Nobu que elaboran con tofu crujiente, espinacas salteada y salsa a base de huevo, ikura (caviar rojo) y shichimi (un condimento de la cocina japonesa a base de especias). Sin duda, una opción de lo más sugerente y original, ideal para los amantes de los sabores japoneses y de los entornos de lujo.

Kong. París

Kong.
Kong.

Uno de los sitios más cool para comenzar las mañanas del domingo en la Ciudad de la Luz. Philippe Starck es el responsable de la decoración ecléctica de este luminoso restaurante rodeado de cristaleras que ocupa las dos últimas plantas de Kenzo, frente al Pont Neuf. El ambiente es elegante y refinado, suele haber ambientazo, gente guapa y las vistas sobre el Sena son fabulosas. La carta de Kong fusiona la francesa con la japonesa, pero el brunch es a la carta e incluye los bocados habituales: baguetes con mantequilla y mermelada, pancakes, huevos al gusto -los benedictinos los hacen buenísimos-, tostadas de aguacate, hamburguesas, frutas…

El Jardín del Intercontinental. Madrid

Más de una década de llenazos dominicales avala a este brunch capitalino. Sirven doscientos platos diferentes de la mejor gastronomía nacional e internacional en formato bufé bajo la cúpula central del lobby de este hotel situado en pleno centro de la Castellana. Amenizado por música de piano, encontrarás productos de temporada, rincones asiáticos con auténtico sushi, tiraditos y ceviches variados (preparados en vivo), pescados, carnes y deliciosa repostería artesanal. El chef Miguel de la Fuente, aconseja comenzar el brunch haciendo el recorrido hacía la derecha; en primer lugar, las miniaturas, mariscos y ensaladas; después hay que parar en el córner con fusión japonesa y peruana. Tampoco pueden faltar los benedictinos y las variedades de arroces. Para finalizar se pueden elegir entre más de cincuenta referencias dulces elaboradas por el maestro pastelero Raúl Gil. Los más pequeños se convierten en grandes chefs por un día horneando sus propias pizzas y preparando postres.

Only You. Madrid

Only You.
Only You.

Poco a poco este brunch se está haciendo un hueco entre los mejores de la capital. Se comienza con buenos quesos: parmesano, stilton o algunos de los mejores de nuestro país -como el payoyo y el de Mahón- y un estupendo surtido de ibéricos. No faltan la bollería, todo tipo de panes, cruasanes y sándwiches. También elaboran huevos al gusto de cada cual, aunque la estrella son los benedictinos con salmón ahumado. El rincón Best of Both Worlds incluye algunas especialidades internacionales que despuntan actualmente, como el poke. También cuenta con opciones sin gluten y un rincón vegano: no te pierdas el hummus de calabaza y la berenjena al miso. Su tartar de tomate se ha convertido en un plato estrella incluso en la carta del restaurante. En el apartado de dulces tienen una gran variedad de tartas (también para celíacos) y la original macedonia de pitaya. Además, tienen música de DJ en directo.

Emirates Palace. Abu Dabi

Uno de los hoteles míticos de Emiratos, protagonista de la película 'Sexo en Nueva York II', ofrece un brunch impresionante, a la altura del lujo imperante en el entorno. ¿Lo más curioso? Está inspirado en mercados europeos como nuestra Boquería barcelonesa. Podrás elegir entre una gran variedad de delicias mediterráneas, desde las que proceden de una huerta orgánica hasta las tapas españolas o el mezze árabe. También hay barra especializada en zumos y frutas, un rincón dedicado a los arroces y un showcooking en el que elaboran unas estupendas hamburguesas de wagyu y costillas de la parrilla. El colofón es una estación de pastelería, panadería y bollería casera diseñada por el chef Francois Leo. Se sirve los viernes en la terraza Las Brisas amenizado con música en directo.

Opera&Brunch. Madrid

Un clásico en las mañanas dominicales madrileñas. Su extensa selección de delicias culinarias ofrece todo tipo de marisco fresco (incluyendo langosta), ensaladas variadas, platos calientes, ibéricos, tabla de quesos, foie, solomillo, pescado, arroces, exquisitos canapés… Los amantes del dulce disfrutarán de la inmensa fondue de chocolate con frutas, chuches, nata, nubes y lenguas de gato y de otros exquisitos postres que se sirven en el corazón del hotel, bajo la magnífica cúpula de vidrieras. Pero la principal atracción de esta experiencia es la actuación de ópera en directo, interpretada en el centro de los comensales. Durante todo 2019 su calendario musical está dedicado a las grandes divas de la ópera.

Elige tu estilo en Nueva York

En la Gran Manzana son muy fans del brunch, así que la ciudad cuenta con una enorme cantidad de opciones para elegir. Comenzamos por uno de los clásicos: el Blue Stone Lane (hay varios, pero elige el del Upper ubicado en una antigua iglesia). Otro establecimiento muy acogedor y con una buena relación calidad-precio es Sarabeth’s: te sentirás como en el salón de tu propia casa. No dejes de probar las tortitas y su bloody mary. En el Waldorf Astoria sirven una de las propuestas más refinadas y exquisitas, pero habrá que esperar a su reapertura para volver a disfrutarlo. Uno más económico e informal, pero que no defrauda -además, hacen los huevos buenísimos- es el del Cafe Mogador.

Santo Mauro. Madrid

Santo Mauro.
Santo Mauro.

Es una de las opciones con más 'charme' y su carta presenta algunos platos realmente originales. Se sirve en la biblioteca del hotel, que es un lugar repleto de encanto. Se comienza con un ponche centenario y los bocados habituales (zumos, bollería francesa, pan casero, fruta…) para luego elegir un primero: no te pierdas la ensalada de cangrejo real y huevas de tobiko. Entre los segundos puedes elegir entre cocido madrileño, patatas a lo pobre con jamón ibérico de bellota, asado de ternera roja, huevos benedictinos o hamburguesa de carne de Guadarrama. Entre las opciones dulces encuentras chocolate con churros, tortitas caseras, pastel de castaño, tarta Sacher, tocinillo de cielo con crujiente de galleta… Algunas semanas organizan brunchs temáticos.

La Más Bonita. Valencia

A orillas del Mediterráneo y en primera línea de la playa, recomendamos escaparse a este rincón coloreado de azul turquesa que merece una visita. Utilizan productos ecológicos, de comercio justo. Allí encontrarás unos desayunos especiales que ofrecen distintas posibilidades de brunch y a muy buen precio. Tortitas, huevos revueltos, tortillas variadas, tostadas, caprichos dulces, cereales, frutas, zumos naturales… Elige sus huevos revueltos o fritos con beicon acompañados de tortitas caseras con nata y sirope. Si prefieres una opción más saludable pide el sándwich de salmón, aguacate, espinacas y pepino en pan de semillas con mayonesa.

Brunch Desayuno Repostería Zumos
El redactor recomienda