Cada 17 de marzo se celebra San Patricio, patrón de Irlanda. Cuenta la tradición cristiana que este monje, que vivió en el siglo V, enseñaba a sus feligreses el misterio de la Santísima Trinidad utilizando un trébol, uno de los símbolos del país que perdura en la actualidad. Pero esta isla tiene más tradiciones que no solo se han afianzado con el tiempo, sino que se han internacionalizado. Una de ellas es celebrar St. Patrick´s Day bebiendo cerveza, fundamentalmente de la marca Guinness, creada por el cervecero Arthur Guinness en Dublín a mediados del siglo XVIII.

Si queremos apuntarnos a esta festividad e incluso darle una vuelta de tuerca a la misma, nada mejor que saborear una tarta Guinness. ¿Una tarta de cerveza negra? Sí. El panadero artesano Moncho López tiene la receta y la prepara cada año sin falta en Levadura Madre. Hemos hablado con él y nos cuenta los secretos de la misma: "Esta tarta tiene la particularidad de que va elaborada, lógicamente, con Guinness. Por eso tiene ese color oscuro, porque se trata de una cerveza negra. También lleva chocolate puro, lo que hace que el color negro tenga mucha intensidad. Si te fijas en el diseño de la tarta, verás que tiene el color de la cerveza y por encima la 'espuma', por lo que viene a simular el aspecto de una pinta".

El toque final lo pone una crema suave de mascarpone, que corona el bizcocho a modo de espuma


¿Cómo se utiliza la cerveza en esta preparación? Moncho nos da las claves de la elaboración de la tarta: "Por un lado blanqueamos los huevos con el azúcar y por otro calentamos la cerveza con la mantequilla y lo subimos de temperatura para perder la parte alcohólica. Lleva un puntito de sal también. A continuación mezclamos los huevos y el azúcar. Y por último incorporamos los sólidos, que son el chocolate, un poquito de harina (muy poquito) y el bicarbonato, responsable de la impulsión de la tarta, de que suba. Para enfriar toda esa mezcla incorporamos nata, que le va a aportar cremosidad y ternura". El toque final lo pone una suave crema de mascarpone, que corona el bizcocho como si fuera la espuma de la cerveza.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Qué hay de su sabor? ¿Impera la cerveza o el chocolate? Según indica el artesano, "tiene un justo equilibrio en las proporciones, por lo que de primeras es una tarta dulce, fácil de comer, y si nadie te dice que lleva Guinness, a lo mejor no llegas a apreciarlo... al principio. En el paladeo final sí aparece su sabor. Lo mismo sucede con el cacao, que tampoco es apreciable en las primeras fases de la degustación, pero sí en el gusto final. Hablar de una tarta Guinness puede asustar un poco de entrada, por parecer que hablamos de sabores muy intensos, pero no es así. Al eliminar su parte alcohólica e ir mezclada la cerveza con el resto de ingredientes su textura y su sabor son suaves".

¿Cerveza en repostería? No es tan raro...

Este postre tiene una característica más y es que su interior es más cremoso que el resto. Moncho explica que "el batido, cuando sale del horno, lo dejamos hundir un poquito en el centro. Hay elaboraciones que se dejan más secas y otras más crudas. Por ejemplo, toda la repostería típica americana, las cookies o los muffins, por ejemplo, tienen una textura más sólida en el exterior y más crudita en el interior. Este caso también es así, porque la tradición norteamericana está bastante ligada a la irlandesa, por lo que en la textura de la Guinness buscamos también eso, la tarta que sube y que cae en la parte central".

A quien después de leer hasta aquí le siga pareciendo raro incorporar la cerveza a una elaboración de repostería solo tiene que recordar, como indica el experto, que "aunque históricamente la cerveza ha estado más ligada a la restauración, no hay que olvidar que proviene de un cereal, igual que la base de todas nuestras elaboraciones en panadería y pastelería. Trabajamos con cebada, con centeno, con trigo, con avena. Por tanto, utilizar un ingrediente que proviene de un cereal no tendría por qué parecer algo descabellado".

La tarta Guinnes de Moncho López se comercializa por porciones en sus tiendas y su precio varía entre 3,45 y 3,95 €.