Caía la tarde en Madrid. El reciente cambio de hora, que tanto revuelve las rutinas, no parecía haber afectado al Palacio de Cibeles. Un continuo ir y venir de urbanitas trajeados y turistas despreocupados cruzaban las arterias principales de la capital. Mientras, el antiguo Palacio de Comunicaciones se preparaba para vivir una experiencia gastronómica: la nueva edición de 'Una noche entre amigos', organizada por American Express.

Nada más acceder al interior, una vez validada la entrada, cada invitado recibía un pasaporte 'gourmet'. El pase que permitía degustar los más de 30 productos que se presentaban en los distintos 'stands'. Desde Cantabria a Andalucía, este viaje de dos horas suponía la mejor manera de recorrer la geografía española a través de sus distintos sabores, sin abandonar la ciudad de Madrid.

Tapas, vermú y chocolate

Así, la visita comenzaba con una explosión de sabores. Por un lado, el frescor dulce y afrutado del Champagne Mumm Cordon Rouge y, por otro, la delicadeza del caviar de Riofrío, primero ecológico del mundo y pura mantequilla para el paladar. En el escenario, Juan Orti, presidente de American Express, daba la bienvenida a las 700 personas allí congregadas.

Tras abrir boca, los cerveceros podían elegir entre tres variedades de la cerveza artesana extremeña Cerex, galardonada cinco veces en los Superior Taste Awards de Bruselas. La Pilsen rubia para los más puristas, la singular Ibérica de Bellota, elaborada a partir de este fruto, junto a la dulzona Cereza, con aromas florales a azahar y claveles blancos, para los más atrevidos.

Interior del Palacio de Cibeles durante el evento.
Interior del Palacio de Cibeles durante el evento.

Por su parte, los amantes del vino tenían a su disposición la bodega Vega Sicilia, el Ribera del Duero más reconocido a nivel internacional. Su blanco Mandolás 2017, de la región húngara de Tokaj, y el Valbuena 5º 2007, un tempranillo con gusto suave, notas de cerezas negras y vainilla, casaban a la perfección con la tabla de cinco quesos de El Bucarito y el jamón ibérico 100% de bellota Domingo Palacios, cortado —como no podía ser de otro modo— a mano. Ambos, premiados dentro y fuera de nuestras fronteras, y un gusto para los sentidos.

En el escenario, el cocinero José Carlos Fuentes, chef ejecutivo del restaurante madrileño una estrella Michelin El Club Allard, empezaba el ‘showcooking’ de las tapas que se ofrecían en los 'stands' 26 y 29. Mientras el chef desvelaba sus secretos culinarios, los asistentes disfrutaban de cuatro exquisitas tapas: coca de atún, bao ibérico, bacalao desalado sobre un crujiente de fresas con huevas de trucha y toque picante de chipotle y un pequeño bocado del país nipón, una base de nabo daikon, marinado con miso con rábano negro asado y aliñado con productos tradicionales japoneses como furikake, nori y tobiko de wasabi (huevas de pez volador). Una fusión de texturas y sabores que no dejaba a nadie indiferente. Y si los comensales estaban sedientos, aún estaban a tiempo de probar el vermú Siderit, envejecido en barrica de roble de Jerez.

Juan José Masa, mejor cortador de España 2018.
Juan José Masa, mejor cortador de España 2018.

Durante el evento experiencial, organizado por American Express con el propósito de premiar a todos aquellos clientes que recomendaron su tarjeta a un amigo, también tuvieron su protagonismo los arroces Socarrat. Directos desde Valencia, ofrecían un arroz abanda con todo el sabor del mar o la paella de montaña y huerta para los carnívoros. El viaje gastronómico no podía prescindir del plato más internacional de nuestra dieta mediterránea.

A medida que avanzaba el tiempo, el escenario iba acogiendo a los distintos expertos. El chef una estrella Michelin Diego Gallegos descubría los matices del caviar de Riofrío; el campeón nacional de Sumilleres 2018, Jon Andoni Rementería, los aromas de los vinos de Vega Sicilia, y Juan José Masa, mejor cortador de España 2018, daba las claves para cortar el jamón.

A pesar de que los estómagos estuviesen llenos, el postre siempre merece un lugar especial. Así pues, ¿qué mejor manera de terminar la velada que catando una caja de cuatro chocolates, explicados por Helen López, directora técnica del Salón del Chocolate de Madrid? Sin olvidar, por supuesto, el clásico gintónic, ofrecido por la destilería cántabra Siderit. La guinda del pastel y punto final a este genuino recorrido gastronómico 'made in Spain'.

'Una noche entre amigos'

Esta experiencia, celebrada en el Palacio de Cibeles de Madrid las noches del 3 y 4 de abril, forma parte del programa ‘Una noche entre amigos’. Desde 2015, American Express premia a todos aquellos miembros que recomiendan su tarjeta con un evento experiencial. Desde espectáculos de música y danza hasta gastroclubes con los mejores productos nacionales, titulares y amigos han disfrutado de las celebraciones que la marca ha organizado especialmente para ellos. 

Además de la asistencia a los eventos, recomendar amigos en American Express concede puntos Membership Rewards, con los que se pueden conseguir viajes y tarjetas regalo canjeables en Ikea, iTunes, Amazon o Carrefour o pagar cualquier compra realizada con la tarjeta American Express.

De este modo, por cada amigo recomendado cuya solicitud haya sido aceptada, se conceden 5.000 puntos, hasta un total de 140.000 anuales. Toda la información y detalles sobre el programa se encuentran en la web de American Express