¿Qué aficionado a la cocina no ha soñado alguna vez con convertirse en un gran chef profesional? Los concursos de televisión tipo 'MasterChef' o 'Top Chef' han favorecido que en los últimos años aparezca una nueva cantera de cocineros profesionales y que las escuelas de cocina tengan cada vez más demanda.

Eso sí, para trabajar entre fogones y llegar a convertirse en un chef profesional necesitaremos cumplir varios requisitos: constancia, ganas de aprender, buenas dotes culinarias y formación.

Hoy en día ya existen estudios específicos para esta disciplina que tanto nos hace disfrutar, en la cocina y en la mesa. Debemos tener en cuenta que la formación para chef profesional no solamente nos enseñará a cocinar, sino que adquiriremos también conocimientos en nutrición y seguridad alimentaria. Por ello es tan importante que existan estudios reglados en esta especialidad.

Estudiar para ser chef profesional en España

Antes de lanzarnos a coger la carpeta y los bolígrafos para volver a clase, lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tipo de estudios que vamos a cursar. Como en la mayoría de las especialidades, en el mundo de la cocina nos encontramos con dos opciones: formación pública o privada.

En el lado de la formación pública podemos optar por estudios de dos o cuatro años:

  • Ciclos formativos: para estudiar algo relacionado con cocina, tenemos actualmente ciclos formativos de grado medio de Cocina y Gastronomía y de Pastelería y Panadería. Según la rama de especialización que queramos, podemos elegir mejor uno u otro. Si nos gusta la cocina en general, la primera opción será la mejor, pero si preferimos la repostería, el segundo ciclo es el idóneo.
  • Grado universitario: también podemos formarnos en la universidad. No hay una carrera universitaria que se llame 'chef' como tal, pero en caso de que este sea nuestro objetivo, tenemos el grado en Ciencias Gastronómicas. Esta formación cuenta con asignaturas como Biología Vegetal, Dietética, Seguridad Alimentaria o Restauración Colectiva.

El ciclo formativo de grado medio dura dos años y el grado universitario se extiende a cuatro años

La ventaja de la formación pública es que el coste es menor que en la privada y que, una vez que terminemos, tendremos un título oficial bajo el brazo. Sin embargo, los requisitos de acceso pueden ser más complicados (especialmente en la formación universitaria) y tienen una duración bastante prolongada.

Si prefieres optar por la formación privada, existen en prácticamente todas las ciudades diferentes opciones en escuelas de hostelería. En ellas puedes asistir a cursos de diferente duración y especialización. Entre los más conocidos se encuentran los siguientes:

  • Escuela Internacional de Cocina de Valladolid
  • Le Cordon Bleu de Madrid
  • Basque Culinary Center de San Sebastián

La ventaja de la formación privada es que si tenemos la ocasión de estudiar en algunas de las más reputadas, saldremos de allí con un punto muy llamativo en nuestro currículum. Además, la flexibilidad de poder elegir un plan que se adapte más a nosotros, tanto en duración como en temática, nos ayudará a especializarnos mejor en lo que realmente nos gusta. Sin embargo, la gran desventaja de estas escuelas es que estos cursos suelen tener un precio bastante elevado.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tanto en un tipo de formación como en otra aprenderemos cuestiones de higiene, seguridad, composición de los alimentos, nutrición, técnicas de cocinado, etc. La formación universitaria suele incluir más teoría, aunque en ambos casos se trata de un tipo de estudios de gran carácter práctico. Además, en todos los casos terminan con un periodo de prácticas formativas presenciales.

Este punto puede ser una buena opción para decidirnos entre una escuela u otra, ya que en algunos casos tendremos incluso la opción de trabajar en prácticas en restaurantes con estrella Michelin, algo increíblemente bueno tanto para nuestro currículum como para nuestra experiencia profesional entre fogones.

Estudiar para ser chef en el extranjero

Si decidimos salir a probar suerte fuera, para practicar un idioma o favorecer nuestro desarrollo personal a la vez que nos formamos, los destinos más populares para quienes buscan ser chef profesionales son Francia e Italia. Ambas cocinas son mundialmente conocidas y estudiar aquí nos puede ayudar a ser grandes chefs en el futuro.

En este sentido, algunas de las mejores escuelas privadas en el extranjero son:

  • Le Cordon Bleu (Francia)
  • La Ecole de Cuisine Alain Ducasse (Francia)
  • La Scuola di Cucina de Casa Artusi (Italia)
  • La Scuola Internazionale di Cucina Italiana (Italia)

¿Podemos ser chef si no tenemos estudios?

Esta es otra de las preguntas más habituales cuando queremos dedicar nuestra vida al mundo de la cocina y soñamos con llegar a ser un chef profesional.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Probablemente muchas personas piensen que para saber cocinar no hace falta estudiar y que es una profesión que se aprende con mucha práctica y experiencia. Y, en cierto modo, así es. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la formación en este campo es muy importante para poder progresar y conocer en profundidad las características de los alimentos, su composición, las posibles intolerancias, así como su impacto en nuestra salud.

Además, en estas escuelas también suele haber formación teórica relacionada con la gestión y dirección de establecimientos de hostelería, algo que nos va a ayudar si nuestra intención es montar nuestro propio negocio.

Si queremos pasar directamente a la experiencia profesional, podemos empezar por buscar trabajo en restaurantes, hoteles, comedores… Hay algunos portales de búsqueda de empleo centrados en esta temática, como Hosteleo o Turijobs. Debemos tener en cuenta que lo normal en estos casos es empezar como ayudantes de cocina y que ascender es complicado, pero no imposible.