Jerez es esta semana una ciudad más festiva que nunca. Se trata de una celebración gastronómica, ya que se presenta Copa Jerez, un concurso internacional de maridaje con vinos de Jerez. Este certamen se celebra cada dos años y es el único concurso que une a sala y cocina; aquí se premia al conjunto del trabajo, al resultado de una combinación mágica entre comida y bebida que deleite al paladar de forma sorprendente.

Tras una final de vértigo, el restaurante Clou de Dinamarca se ha proclamado vencedor de esta edición, la octava. Su equipo, formado por el sumiller Jonathan K. Bernsten y el chef Martin G. Sørensen, se ha llevado el premio grande con un menú de tres pases:

* Primero: Vieira, pan de centeno danés y aromas verdes. Maridaje: Fino Classic - Bodegas Rey Fernando Castilla.

* Segundo: Pichón madurado confit de cítricos, nueces e hígado. Maridaje: Soluqua oloroso - Bodegas Barón.

* Postre: Plátano, mantequilla dorada, regaliz y aceite de oliva. Maridaje: Pedro Ximénez Tradición VOS - Bodegas Tradición.

Postre y su maridaje del equipo danés.
Postre y su maridaje del equipo danés.

La Copa tiene lugar en la ciudad gaditana bianualmente, ya que un año se dedica a seleccionar a los siete restaurantes finalistas. A esta gran final, que se ha desarrollado durante todo el día de hoy en el teatro Villamarta, han llegado siete restaurantes: Wild X Berg (de Alemania), Cheval Blanc (Países Bajos, con una estrella Michelin), Le Pilori (Bélgica, con una estrella Michelin), Bonamb (España, con dos estrellas Michelin), Texture (Reino Unido, con una estrella Michelin), Clou (Dinamarca, con una estrella Michelin) y The Nomad L.A. (Estados Unidos).

Todos ellos han preparado en directo en siete cocinas sobre el escenario un entrante, un principal y un postre (con un tiempo de elaboración para cada uno de 55 minutos) y los han maridado con su correspondiente vino de Jerez. Manzanilla, palo cortado, olorosos, finos... de las distintas bodegas del marco de Jerez han impregnado el teatro mezclando sus aromas con los de la fideuá de erizo de los norteamericanos, el bisonte (sí, bisonte) con zanahoria de los alemanes... Toda una gozada olfativa.

Las distintas cocinas, en ebullición.
Las distintas cocinas, en ebullición.


Josep (Pitu) Roca, sumiller, jefe de sala y propietario junto a sus hermanos de El Celler de Can Roca, es el encargado de dirigir el jurado de esta edición y a primera hora, al comenzar la competición, ya anunciaba que era "una gran responsabilidad y no será fácil, porque vamos a tomar nada menos que 21 platos y 21 vinos, pero lo haremos con la máxima atención y complicidad". Tras el anuncio del ganador, Roca ha comentado que "lo han hecho muy bien, han utilizado una estructura de menú con pocos ingredientes pero con gran complejidad".

"En cuestión de maridaje, 1+1 no son 2, son 3", François Chartier


Junto a él, Sarah Jane Evans (Master of Wine), François Chartier (experto en armonías gastronómicas) y el reconocido enólogo Beltrán Domeq, entre otros, han sido los encargados de valorar la presentación de cada equipo (formado por el chef y el sumiller de los restaurantes), la calidad global de los menús y la exquisitez de la combinación entre vino y plato. Y es que, como apunta Chartier, "en cuestión de maridajes, 1+1=3".

Chef y sumiller del equipo español.
Chef y sumiller del equipo español.


El equipo español, formado por el sumiller Enrique García Almeida y el chef Pau García, del restaurante Bonamb, han jugado un buen papel, ya que el primero ha sido premiado como el mejor sumiller del certamen; y también han recibido el premio al mejor maridaje con plato principal, con su hermanamiento de amontillado y condición, matizado con Amontillado 54 VORS de Bodegas Osborne.

En cuanto al resto de galardones, el de mejor chef es para Martin G. Sørensen; el mejor maridaje con entrante ha recaído en Reino Unido, con su tartar de vieira y sabores de mar con Fino Tío Pepe. El mejor maridaje con postre es para Dinamarca; y el más creativo para el equipo estadounidense del restaurante angelino The Nomad. Kim Reisig, del equipo holandés, ha sido reconocida como Sumiller del Futuro.