Los restaurantes griegos más populares de España
  1. Gastronomía y cocina
grecia en la mesa

Los restaurantes griegos más populares de España

Hummus, gyros, musaka... y un sinfín de platos llenos de sabor son los que preparan en estos establecimientos, que lograrán transportarte hasta el país mediterráneo

Foto: Gyros y tzatziki, típicos manjares helenos.
Gyros y tzatziki, típicos manjares helenos.

Grecia es un país repleto de encantos y su cocina potencia la saludable dieta mediterránea elaborada con aceite de oliva, pescados azules, hierbas aromáticas (albahaca, hierbabuena, menta, orégano, eneldo, canela, nuez moscada, menta…) y verduras. La cocina griega es también un recetario de huerta: berenjenas, tomates, calabacines, pepino, cebolletas, pimientos, limones, ajos, legumbres… Otros de sus productos estrella son las aceitunas kalamata y el queso feta. Sin olvidarnos de una de sus señas de identidad gastronómica, el cremoso yogur. ¿Dónde podemos probar estas exquisiteces en España? Hemos seleccionado algunos de los restaurantes griegos más populares de nuestro país.

Milos, Madrid

Ubicado en la calle Francisco Silvela, este restaurante es uno de los mejores representantes de la gastronomía griega de la capital. Y uno de los clásicos. Lo mejor es decantarse por su variedad de aperitivos para comenzar (hummus, tzatziki, hojaldre de espinacas, queso feta…); entre los principales no te puedes perder su pulpo al carbón, el cordero lechal a la miel o las berenjenas al horno. Aquí resulta obligatorio finalizar con el auténtico yogur griego auténtico servido con nueces y miel.

El Magraner Boig, Barcelona

En pleno barrio del Raval, con mesas de madera y rodeado de fotografías de escritores griegos, El Magraner Boig te envuelve en el verdadero ambiente de las tabernas helenas. Una completa selección de mezzes dan la bienvenida al comensal (buenísimos los pimientos verdes rellenos de queso feta al horno). Entre los principales sorprende el arnaki frikasé (cocido de cordero a la salsa blanca de limón y huevos, con lechuga, cebolleta tierna y hierbas aromáticas) o las albóndigas fritas con hierbabuena. Además de que los platos están ricos, los precios están ajustadísimos. También tienen carta de cócteles.

placeholder El Magraner Boig.
El Magraner Boig.

Kucina, Valencia

En el corazón del centro histórico de Valencia, la pareja griega-inglesa Alkis y Lydia Strimenos regenta un restaurante que rinde homenaje a los auténticos sabores tradicionales helenos. Con decoración minimalista, fondo azulado y unos precios moderados, en Kucina no dejes de probar su rica ensalada griega, el pulpo braseado con fava, la musaka, la degustación de carnes para dos o la almibarada baklava (láminas de pasta filo con frutos secos bañado en un almíbar de miel) para finalizar.

Helas, Málaga

En pleno centro histórico de Málaga, traspasar las puertas de este restaurante implica acercarse a un rincón de la Grecia genuina. Los productos son traídos desde allí y los platos son elaborados por un chef nativo. En este establecimiento luminoso, moderno y con imágenes de monumentos e iconos griegos decorando sus paredes, elige los langostinos Helas en salsa de tomate, verduras y hierbas al oyzo, el pastel de pasta griega con carne, quesos y bechamel al horno o el lomo extra de bacalao a la crema de scordalia (puré de patatas y ajo).

Taberna Griega, Madrid

placeholder Taberna Griega.
Taberna Griega.

En la zona de Malasaña se ubica esta taberna, un establecimiento de lo más concurrido los fines de semana. ¿El motivo? Aquí la gente viene a pasárselo bien. Los camareros bailan el sirtaki, la danza popular del país, y también se practica la tradición griega de romper platos. Esta acogedora taberna ofrece un menú degustación de 23 euros muy demandado, además de las opciones de la carta. Y aunque aquí se viene a disfrutar de un espíritu festivo, podrás degustar el típico hummus, las berenjenas rebozadas, la musaka, el kebab o el café elaborado al estilo griego. También ofrecen vinos y cervezas el país.

La Taberna Griega, Barcelona

Presume de ser uno de los primeros restaurantes griegos que se estableció en la capital catalana, allá por el año 1997. Se ubica en el céntrico barrio de Gracia y algunas de sus especialidades son la variedad de cremas griegas, el halumi (queso chipriota a la plancha con mermelada de tomate), la musaka, el estofado de ternera, el calamar relleno de feta o el tartufo de pistacho como postre. En La Taberna Griega también tienen menús al mediodía y ofrecen la posibilidad de llevarte a casa sus platos mediante take away.

Pikilia, Torre del Mar

Uno de los mejores restaurantes griegos de la Costa del Sol se encuentra ubicado en esta localidad malagueña. Un local agradable que atienden los propietarios personalmente y que ofrece recetas tradicionales y auténtica cocina griega a precios asequibles. Su especialidad, haciendo honor a su nombre, es la pikilia, una selección de entrantes típicos. Hacen muy rico el gyros (el kebab del país) y el hummus. Sus postres caseros y el café al estilo griego son imprescindibles para finalizar. Debido a la demanda y a las peticiones de los clientes, ahora también ofrecen todo tipo de productos griegos a través de su página web.

placeholder Hummus.
Hummus.

Hellas, La Coruña

En un pequeño callejón algo escondido de la Marina coruñesa se sitúa este sencillo restaurante decorado al estilo de una taberna que destaca por su buena cocina casera y por los auténticos platos griegos que sirve. Aquí podrás probar la retsina, un vino blanco típico del país heleno elaborado a base de uva y resina de pino. Suelen tener propuestas fuera de carta que merece la pena probar. Hacen riquísima la musaka, tienen varias recetas vegetarianas y su tarta de pistachos es toda una celebridad en la ciudad.

Dionisios, varios establecimientos

En este repaso por los griegos más populares de España hay que mencionar a la cadena por excelencia, Dionisios, que cuenta con varios restaurantes en buenas localizaciones de Madrid, Barcelona y Valencia. En los años 90, Ioannis Golias llegó a la ciudad condal con la idea de abrir un restaurante griego y así nació Dionisios. Veinticinco años después sigue siendo un referente. Aquí los platos los tienes que acompañar de la auténtica cerveza Mythos y tienes que finalizar con su baklava. También está estupendo el yogur con miel, nueces y pistachos picados. No te pierdas sus tagliatelle al estilo griego (con tomate, olivada, orégano y queso feta), el pastichio o las costillitas de cordero a la parrilla.

Restaurantes Ruta gastronómica
El redactor recomienda