Enfrentarse a los fogones quizá sea uno de los momentos más traumáticos en la vida del emancipado. A pesar de ser un ‘cocinillas’, las comidas de mamá solo se consiguen con años de experiencia y un elemento imprescindible en la cocina: la olla express.

Este aparato, que a simple vista puede parecer un artilugio complicado, es en realidad la reina de los fogones. La olla express, también denominada olla rápida o a presión, permite cocinar de forma rápida y sencilla platos de estrella Michelin. Gracias a su técnica de vapor a presión, los tiempos de cocción se reducen considerablemente, hasta en un 70%. Un trozo de carne mechada o rabo de toro, por ejemplo, estarán listos entre 30 minutos y una hora sin riesgo de que se quemen si olvidas incorporar agua al guiso. Además, puedes cocinar cualquier tipo de receta, desde verduras al dente hasta una fabada, sin perder por el camino las vitaminas, nutrientes y minerales de los alimentos. El número de comensales tampoco será un problema. Ya sean dos o diez, el funcionamiento es el mismo, simplemente es necesario ajustar las cantidades.

(WMF).
(WMF).

Así pues el funcionamiento es tan sencillo como las agujas de un reloj: abrir la tapa, verter los productos, cerrar la tapa hasta que haga ‘clac’ y programar el tiempo indicado. Una vez consumido, esperar a que enfríe y el seguro de la tapa permita la apertura. Puedes poner la olla cerrada bajo el agua del grifo. Las ollas modernas son más seguras. Además, al usar un único recipiente y una cantidad mínima de grasa, la limpieza es una tarea fácil. Se acabó restregar con la nana de aluminio para sacar brillo a la olla y emplear más minutos de los necesarios fregando cacharros. Finalmente, con la olla express también ahorrarás energía, hasta un 50%.

Calidad alemana desde 1853

Y entre todo el mercado, ¿qué olla elegir? La marca alemana WMF lleva 160 años cuidando la alimentación en los hogares, con una amplia variedad de productos culinarios. Cubertería, cuchillos, sartenes, baterías de cocina, ralladores, sacacorchos, exprimidores, maquinarias de café, ollas rápidas y un largo etcétera de utensilios de cocina que permiten realizar todas las acciones que giran en torno a la mesa: preparar, cocinar, comer, beber, servir, hornear... Y precisamente estas últimas, las ollas rápidas, son uno de sus productos estrella.

Olla express Perfect Premium (WMF).
Olla express Perfect Premium (WMF).

Su calidad, diseño y funcionalidad, cuyo denominador común es la artesanía alemana, hacen que las ollas express de WMF sean las preferidas por el mercado, debido a su relación calidad-precio. Hechas de acero inoxidable 18/10 Cromargan®, característica que implica una mayor durabilidad y resistencia, pueden ser usadas en cualquier tipo de cocina (vitro, gas o inducción). Además, tienen cinco sistemas de seguridad: cierre seguro del mango tipo bayoneta, indicador de presión residual, dos válvulas (la principal y la de seguridad), además de una ranura de seguridad.

Tienes tres ollas para elegir: WMF Perfect (clásica), WMF Perfect Plus (diseño más ergonómico) y WMF Perfect Premium/Excellence (olla premium), que comparten el carácter innovador de la empresa. Con estas ollas rápidas las posibilidades en los fogones son muy amplias. Nosotros te proponemos una receta de carrillera de ternera a la sidra para comenzar a entrenar la destreza culinaria y convertir este elemento en un 'must' de tu cocina.

Carrillera de ternera a la sidra

Tiempo de preparación: 70 minutos (20 + 50 de cocción)

Dificultad: Fácil Comensales: 4

Ingredientes

  • 2 kg de carrillera de ternera
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 manzana
  • 3⁄4 litro de sidra
  • 100 gr de azúcar moreno
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite

Carrillera (Foto de archivo).
Carrillera (Foto de archivo).

Paso a Paso:

1. Picar el diente de ajo y la cebolla.

2. Cortar las carrilleras en trozos grandes.

3. Pelar la manzana, quitar el tronco y limpiarla bien. Cortar en trozos medianos.

4. Echar en la olla dos o tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Rehogar el ajo y la cebolla.

5. Añadir los trozos de carrillera. Salpimentar y dorar en la olla.

6. Incorporar los trozos de manzana y el azúcar.

7. Remover unos minutos y verter la sidra. Tiene que cubrir los trozos de ternera. Se puede completar con agua si fuera necesario.

8. Cerrar la olla y ponerla el fuego al máximo durante 10 minutos, hasta que comience a salir el vapor. En ese momento, bajar a temperatura media y dejar unos 40 minutos hasta que las carrilleras estén tiernas y la salsa quede con cuerpo, sin llegar a espesar en exceso.

Trucos

En caso de que la salsa haya quedado muy líquida, te recomendamos extraer los trozos de carrillera y reservar. Debes añadir a la salsa una cucharada sopera de harina desleída en agua fría, calentar en la misma olla y remover hasta que espese. Finalmente, cubre la carrillera con la salsa y solucionado el problema.

En caso de que la carrillera tenga poca salsa, debes añadir un vaso pequeño de agua con alguna especia (orégano o romero, por ejemplo) y calentar con la carrillera. Deja que ligue con la salsa y retíralo para emplatar tu guiso.

Finalmente, una vez elaborado, te aconsejamos acompañar tu plato con puré de patata y/o manzana, maridado con vino tinto o sidra para completar la receta y sorpender a tus invitados.